soy

Viernes, 11 de julio de 2014

CONSULTORIO BDSM POR PABLO PÉREZ

Cómo se busca un Leather Master

“Hace un tiempo que quiero iniciarme como esclavo, pero les escribí a un par de leather masters de la página de Recon que no me dieron bolilla. ¿Estaré haciendo algo mal?”, pregunta Marcelo de San Telmo.

Querido Marcelo, el primer paso sería verificar que tu mensaje para contactar a un Master esté bien redactado, según convenciones gráficas propias del BDSM relacionadas con el uso de mayúsculas y minúsculas. Para empezar, veo que en tu consulta escribís “leather masters” con minúscula. Lo más importante es que uno debe dirigirse al Amo, Señor o Leather Master usando la mayúscula correspondiente como señal de respeto. Por ejemplo:

“Amo, me pongo a su disposición y servicio para Su placer... soy pasivo, sumiso y varonil con algo de experiencia, pero dispuesto a aprender y servir a un Amo con actitud y carácter. le suplico vea mi perfil y cualquier duda ruego me consulte. lamiendo sus botas. espero su respuesta”. dany

Lo más importante del mensaje es la actitud sumisa (“le suplico vea mi perfil”). Es un lindo detalle la mayúscula del pronombre “Su” en “Su placer”. Yo habría escrito “Su Placer” y más abajo “lamiendo Sus Botas”, sólo por una cuestión de lucimiento estilístico que, según mi experiencia, regocija al Master más exigente. Hay que observar que aquí todas las convenciones gráficas se alejan de la normativa, como es el caso de la omisión de la mayúscula al inicio de la oración o en el nombre propio del sumiso.

Por otra parte, es importante que al redactar tu mensaje expliques bien cuáles son tus intereses, por ejemplo si te interesa lamer botas, recibir azotes o estar atado. Decir “soy morboso” en el ambiente BDSM es casi equivalente a no decir nada.

Existe también una convención a la que no adhiero y es que el Master escribe siempre con mayúsculas. Si consideramos que en Internet las mayúsculas equivalen al grito, un Master preguntando “¿CÓMO TE LLAMAS, ESCLAVO?” o dando órdenes “a los gritos” todo el tiempo es a mi entender ridículo, no puedo evitar imaginármelo como una caricatura de dictador.

Además de la buena redacción del mensaje, es importante considerar otras variables. El Leather Master es una especie en extinción y los pocos que quedan tendrán una fila de esclavos suplicándoles por lamerles las botas. Con suerte, en Recon, entre unos 1300 perfiles vas a encontrar unos 20 de Leather Masters reales y en actividad. Yo también sigo buscando uno, con la desventaja de que mis opciones se achicaron drásticamente al haber conocido ya a varios en persona... Sumale a este desierto que ya no tenemos bares ni clubes leather donde socializar. Mientras esperás al Leather Master ideal, podés buscar diversión y entrenamiento entre los switchers, gente que se desempeña en los dos roles, algunos con más experiencia que los que se autodenominan Master. Otro sitio para conocer gente es Mazmorra.com, donde los gays leather somos minoría. En este momento la mayor parte de la acción y la promoción de eventos BDSM pasa por ahí.

Consultas a: [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.