soy

Viernes, 27 de noviembre de 2009

¡Más fiestas!

 Por Analía Couceyro

Me parece ridículo que se haya tardado tanto en la Argentina para que entre en discusión el tema del matrimonio de parejas del mismo sexo. Sobre todo porque en el fondo me resulta sumamente lógico que los derechos más importantes (¡todos los derechos!) sean para todas las personas sin distinciones de ningún tipo.

Yo me casé una vez y estoy divorciada, y si bien vivo en pareja y tengo un hijo, no me volvería a casar porque para mí el matrimonio perdió el aura romántica que alguna vez tuvo. Pero no por eso diría que en el matrimonio haya algo aconsejable o algo desaconsejable. Eso depende de cada uno. A mí lo que al principio me parecía muy romántico, después se terminó convirtiendo en algo burocrático. Pero sé que hay personas que, incluso viviendo el matrimonio como un vínculo burocrático-legal, les trae satisfacciones lo mismo. No me parece mal que la gente se case por la ciudadanía o por la obra social, que son cosas que están en juego también cuando uno toma la decisión de casarse. Y que se llame matrimonio me parece que está bueno, más allá de que amigos gays me hayan dicho que hubiera estado mejor buscar otra palabra, inventar algo nuevo. Si bien el matrimonio es algo burgués y sigue, probablemente, un modelo de pareja heterosexual, también está en el imaginario y en el sueño de muchas personas que no son heterosexuales. ¿Por qué habría que inventar un nombre nuevo, si muchas personas sueñan con que sea ése el nombre? Tampoco es obligatorio que ahora las lesbianas y los gays en su conjunto se casen, y nadie se va a casar porque ahora esté permitido. Lo bueno es que va a haber muchos más festejos. ¡Más fiestas! Que es lo que todos queremos.

Actriz

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.