soy

Viernes, 18 de diciembre de 2015

Dibujo libre

 Por Magdalena De Santo

Y como para muestra falta un botón, existen variadas representaciones del noviazgo de Juan con Jesús. La última cena, uno de los momentos bíblicos más pintados se hace cargo del joven amado al menos desde el siglo XII, y siempre con los roles bien marcados. El mancebo yace en esa posición que hasta hoy nuestros cuerpos piden a gritos cuando falta: apoyar la cabeza en el pecho en ese huequito perfecto del encastre, escuchar el corazón palpitar al amante.  “La vocación de San Juan”, una miniatura anónima del siglo XII, arenga a las maricas dudosas o closeteras que sospechan que ese pecho del remanso tiene cara de mujer. En latín se escribe literalmente: “Levántate, deja el pecho de tu novia, y descansa en el pecho del Señor Jesús”, mientras el hijo de Dios se divierte haciéndole cosquillas en la barba a su acompañante. Alberto Durero, Valentín de Boulogne, Ary Scheffer por citar algunos, pintan el extasiado descanso. Incluso en el siglo XX aparece todo el multiculturalismo a color “Jesús y el discípulo amado” del artista John Giuliani en una mezcla Inca-cristiana y marica.

Artistas de la comunidad LGBT también han versionado The Last Supper. La artista lesbiana Becki Jayne Harrelson imaginó la madonna tortillera enamorada, la Resurrección Lesbiana hasta, obviamente, la comida final. Distinta de Leonardo, los varones están explícitamente papando moscas mientras los amantes en el centro se miran a los ojos embobados. Douglas Blanchard tiene más de 24 lienzos, en una serie llamada “La pasión de Cristo: una versión gay” –el libro está a la venta– Jesús parece un escapado de San Francisco, con jeans y en cuero, acompañado por manifestante o azotado por los guardias de un comic bdsm. Ahí el acento en el rojo pasión del vino se mezcla con más de un amante, porque el nuevo milenio cristiano parece habernos preparados más que para la tregua afectiva, para la incertidumbre descontrolada del bullicio capital.

Compartir: 

Twitter
 

Madona, su amante y su hijo
Becki Jayne Harrelson
1996

SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.