soy

Viernes, 18 de diciembre de 2015

Cinefilia fiestera

Cuatro películas, clásicas y modernas, para calmar la ansiedad de la espera y llegar al brindis con un firme espíritu queer, camp y antinavideño.

 Por Alejandro Dramis

I AM SANTA CLAUS documental de 2014 que sigue, durante un año, la vida cotidiana de varios hombres que trabajan profesionalmente de Papá Noel en los Estados Unidos: Papá Noel Rob, gerente de un club sexual para swingers, Papá Russell, malhumorado y consumidor empedernido de comida chatarra que con su poca paciencia hace llorar a lxs niñxs, o Jim Stevenson, un Papá Noel Oso, ganador del concurso Mr. Polar Bear en Texas en 2001, que posa para las cámaras mostrando sus peludos atributos en una bañera. I am Santa Claus es cómica, conmovedora, freaky, y pone de manifiesto la sensibilidad de sus protagonistas muy por encima de una artificial y tradicionalista felicidad navideña, exceptuando la de los amantes de las panzas y las barbas, para quienes este film es un documento de porno soft core sin precedentes.

SANTA CLAUS CONQUERS THE MARTIANS Este psicotrópico film de ciencia ficción navideña de los 60, que parece un homenaje al cosplay casero plagado de chongos en trajes de látex, transcurre en Marte. Allí los niñxs están obsesionados con la televisión terrícola que transmite los preparativos navideños y por eso –todo sea por el bienestar infantil– los extraterrestres deciden invadir la Tierra y secuestrar a Papá Noel. El plan es un éxito y, una vez trasladado a Marte, el Gordo de Navidad inunda sus tierras de diversión y felicidad. Hasta acá todas buenas noticias: los marcianos por fin nos sacaron de encima la Navidad, aunque al final no queda claro si Papá Noel logrará volver o no a tiempo para el 25. Lo que sí definitivamente sabemos es que nuestras fiestas jamás serán tan queer y alucinógenas como la que se armaron los marcianos.

CHRISTMAS EVIL Película de terror de 1980 en la que un niño descubre que el padre de las navidades no es real y por eso intentará, ya en su vida adulta, recomponer el auténtico espíritu navideño de las maneras más violentas y obsesivas. Vistiendo traje de Papá Noel, ataca adultos con estrellas de Belén afiladas y asfixia víctimas con el saco de regalos navideños en Ligas de familia o en la puerta de la iglesia. Acorde a John Waters –un confeso amante de estas fiestas– Christmas Evil es la “mejor película que existe sobre la Navidad”. El final frankensteiniano y la vuelta de tuerca surrealista de sus últimos segundos no sólo confirman las declaraciones de Waters, sino que ameritan presenciar cada bizarro minuto de este clásico de culto.

FEMALE TROUBLE Y hablando del rey del mal gusto, se hace impensable pasar estas fiestas sin darle play a esta película dirigida por Waters en 1974 y protagonizada por Divine en el rol de Dawn Davenport, criminal y “pateamierdas”, quien un 25 de diciembre de su adolescencia se peleó a gritos con sus padres, y entre insultos y golpes escapó de su casa porque no obtuvo los zapatos que había pedido para Navidad. Luego de tener sexo con un desagradable desconocido (interpretado por la misma Divine), Dawn queda embarazada de una niña que luego se convierte en su peor pesadilla. Punk, corrosiva y camp, Female Trouble probablemente sea la película más realista sobre la Navidad que haya visto en mi vida. Y estos fueron solo sus primeros 15 minutos. Jo Jo Jo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.