16:46 › LOS ANIMOS CALDEADOS

La Unión Europea bloqueó la ayuda de 8000 millones de euros a Grecia

A su llegada a Cannes, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, advirtió al país mediterráneo que un eventual -y probable- rechazo de Grecia al paquete de ayuda financiera acordado por la UE y el FMI, que impone duras restriciones a la economía helena, tendrá consecuencias "dolorosas" para su población.

"Sin el acuerdo de Grecia con la UE y el FMI, las condiciones para los ciudadanos griegos serán mucho más dolorosas, y sobre todo para los más vulnerables. Las consecuencias son imposibles de predecir", aseguró Barroso a través de un comunicado distribuido en la ciudad francesa. "Quiero hacer un llamamiento urgente y sincero a la unidad nacional y política de Grecia", continúa el texto antes de recordar que la estabilidad del país mediterráneo es crucial para el resto de Europa.

El anuncio realizado por el presidente Giorgios Papandreu el lunes pasado, quien comunicó la decisión de su gobierno de someter al Parlamento una moción para convocar a un plebiscito acerca del plan de ajuste impuesto por los acreedores internacionales, ya había dejado en suspenso, de hecho, el sexto tramo de la ayuda correspondiente al primer plan de asistencia al país mediterráneo, que había sufrido varias postergaciones pero que finalmente se aprobó la semana pasada en Bruselas. Tal y como planteó la propia Grecia en su momento, la falta del dinero dejaría al Ejecutivo sin recursos para pagar a sus funcionarios y jubilados a partir del 1 de enero de 2012.

Según confirmaron fuentes oficiales del FMI y de la UE a la agencia Reuters, ese tramo de la ayuda no se entregará hasta que se celebre el referéndum, que podría concretarse en la primera quincena de diciembre. De acuerdo con las mismas fuentes, desde el FMI advirtieron que "queremos tener la certeza de que Grecia cumplirá con sus compromisos y ahora Papandreu no está en condiciones de cumplir estas garantías".

En la primera ronda de consultas multilaterales previas a la reunión de los jefes de Estado de los países miembros del G20, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibió a la canciller alemana, Angela Merkel; la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, con el propósito de iniciar la cumbre con una posición común. Europa aparece dividida y, por primera vez en el banco de los acusados.

Compartir: 

Twitter
 

"Las consecuencias son imposibles de predecir", pronosticó Barroso.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared