UNIVERSIDAD

Batacazo del ARI en las elecciones estudiantiles de Ciencias Sociales

Con el 23,9 por ciento de los votos, La Vertiente (ARI) logró la conducción del centro y relegó a las listas de izquierda.

 Por Javier Lorca

Sorpresa en la Facultad de Ciencias Sociales (UBA). Cuando la mayoría de los militantes estudiantiles auguraba un triunfo del frente de izquierda que integran el MST, el PO y la Venceremos, el ARI se quedó con la conducción del centro de estudiantes. Sobre los más de 20 mil alumnos que cursan en Sociales, casi 6 mil participaron de la elección realizada durante la semana pasada. La agrupación La Vertiente (ARI) ganó con el 23,9 por ciento de los votos.
“Nuestro referente es el PT de Brasil. Construimos un frente amplio con estudiantes independientes, con la idea de organizar un frente de fuerzas progresistas que se opongan al neoliberalismo”, dijo a Página/12 Federico Montero, nuevo presidente del centro de Sociales. Montero tiene 23 años, es estudiante de Ciencia Política y milita en La Vertiente, la agrupación que encabeza a la coalición del ARI en la facultad. Como principal propósito, anuncia el objetivo de “democratizar el centro de estudiantes después de años de haber sufrido la burocratización de Franja Morada y del vaciamiento de contenido que terminó realizando el MRS... El centro tiene que asumir un compromiso social real, pero desde la especificidad de una facultad de Ciencias Sociales, elaborando herramientas teóricas y prácticas para transformar la realidad”.
“Se nacionalizó la elección de la facultad y el ARI pudo aprovechar la referencia nacional de Elisa Carrió.” A ese argumento apelaron ayer varios dirigentes estudiantiles para explicar el inesperado resultado de los comicios donde votaron 5985 alumnos. La Vertiente (ARI) obtuvo 1394 sufragios. Ahí nomás se ubicó ESA! (MST, PO y Venceremos), con 1322 votos (el 22,7 por ciento). La agrupación peronista La Vallese también sorprendió con su tercer puesto, gracias a 731 votos (el 12,55 por ciento). “Ahora apuntamos a seguir creciendo desde las bases y el trabajo horizontal”, dijo Cristian Bay, candidato por La Vallese.
Además de las agrupaciones mencionadas, también tendrán representación en la mesa directiva del centro El Mate (que tuvo 727 sufragios, el 12,48 por ciento), El Andamio (441 votos, el 7,6) y el PTS (404 votos, el 7).
Las estimaciones previas vaticinaban una victoria del ESA! con un cálculo quizá demasiado simple: el frente de izquierda había nacido de un acuerdo entre el PO y el MST que en las elecciones anteriores (2001) cosechó el segundo lugar, tras el MRS. Ahora, cuando las diferencias entre El Mate, El Andamio, la CEPA y la Venceremos habían terminado provocando la disolución del MRS, y cuando los guevaristas de la Vence se habían volcado al ESA!, era tentador suponer que el centro de Sociales iba a remedar una conducción similar a la que hoy gobierna la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA). Pero no sucedió.
“Es un golpe muy duro. Es un castigo a la izquierda y también a los que formaban el MRS, que no supimos leer lo que estaba pasando –se lamentó un dirigente de ESA!–. Lo peor es que nos ganó un sello que viene de afuera y no tiene nada que ver con lo que pasa en la facultad todos los días.” Para los ganadores de la elección, en cambio, el triunfo se explica por la existencia de un espacio de centroizquierda “disponible”, afín a las ideas de Carrió y “al proyecto progresista del ARI en Sociales”. “Nuestra principal oposición (el ESA!) reproduce en la facultad una lógica sectaria y basada en los aparatos políticos que no tiene representación real entre la gente”, apuntó Montero.
Las elecciones estudiantiles de Sociales deberían haberse realizado a fines del año pasado, pero la toma del Rectorado de la UBA, prolongada por los estudiantes durante más de 40 días, derivó en la postergación del cronograma electoral. Justamente, la agrupación que ahora logró la conducción fue una de las que más se opuso a la dilación denunciando una maniobra política. Por aquel cambio de fechas, la flamante gestión del centro tendrá mandato solamente hasta noviembre, cuando se realizarán comicios estudiantiles obligatorios para renovar consejeros directivos yautoridades del centro. “Todo este proceso fue irregular. Nos han robado cuatro meses de gestión –acusó Montero–. Hoy mismo nos ponemos a trabajar en tres ejes: en la extensión, lo académico y lo gremial.” En el primer caso, la conducción del ARI impulsará un proyecto de educación popular. En el segundo, una mayor vinculación con los equipos de investigación de la facultad y su instituto, el Gino Germani. En el área gremial una de las ideas centrales es desarrollar un presupuesto participativo, en especial para la administración de los apuntes y fotocopias.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared