CULTURA DIGITAL › CRONICA SOBRE LA NO-CONFERENCIA NEWS FOO

Googleate a ti mismo

Durante tres días, 150 innovadores tecnológicos de todo el mundo se encontraron en Phoenix para conversar sobre cómo construir el futuro de los medios. De cómo lidiar con grandes volúmenes de datos y reinventar el periodismo. El problema de la burbuja de Google.

 Por Mariano Blejman

Desde Phoenix

“Cuando se escribe para los medios sociales, tu primera audiencia no son tus lectores, sino los contactos de tus lectores”, dice Sara Critchfield, de Upworthy, en una de las charlas de News Foo, que ocurre en Phoenix. Tim O’Reilly tuitea la frase y en un rato tiene más de 150 retweets: un pequeño y poderoso concepto acaba de dar la vuelta al mundo de manera exponencial. Con esa velocidad ocurren las cosas en News Foo, un formato de no-conferencia que sucede sólo por invitación y reúne a cerca de 150 participantes y pensadores del mundo de la tecnología, el periodismo y las políticas públicas, que están reimaginando el futuro de los medios. El evento está organizado por Tim O’Reilly, de O’Reilly Media; Richard Gringras, de Google, y John Bracken, de la Fundación Knight. Tres mundos diferentes, que apuestan a las creaciones de redes globales de innovación. La lista de asistentes no puede ser más jugosa: la avanzada del periodismo de datos con Brian Boyer, del proyecto Panda; Ted Han, de Document Cloud; Alastair Dant (que acaba de pasar de The Guardian a The New York Times), Joe Germuska (a cargo del Knight Media Lab en el MIT), junto con Brian Fitzpatrick, del Data Liberation Front e ingeniero de Transparencia de Google; Olivia Ma, gerente de YouTube, o el mismísimo Tim O’Reilly, dueño de un emergente grupo mediático y de venta de libros por Internet, junto a un puñado de emprendedores financiados por la Knight Foundation, como Zeega. “Ya nadie más se está preguntando aquí por el futuro de los medios. Todos están más preocupados en la generación de valor”, dijo O’Reilly, al cierre del evento.

El formato es bastante disruptivo en esta época de hiperactividad. Sin laptops ni computadoras, con un lápiz y un papel, sin presentaciones en power point, ni slides, las charlas de una hora se concentran sobre los temas del futuro, en el lujoso edificio del Walter Conkrit School of Journalism, del estado de Arizona. ¿El programa? No hay programa. Los participantes proponen temas sobre una pizarra y se discuten como si fuera en un bar, las charlas duran una hora y luego se vuelve a ver la cartelera. Curiosos algunos conceptos raros para el mundo del periodismo, uno de ellos es el de tuitear de manera amigable y respetar el off the record cuando éste es explícitamente pedido. Ya no se habla sólo de periodismo, en News Foo, aunque nunca fue la idea. Richard Gingras, jefe de noticias y productos sociales de Google, y Krishna Bharat, fundador de Google News, redoblan la apuesta sobre uno de los temas más discutidos del último tiempo por el periodismo digital: la famosa burbuja de Google, la idea de que nuestras necesidades, los resultados de lo que la gente va a conocer está directamente relacionado con lo que ya buscamos anteriormente, con nuestros deseos y necesidades previas, creando un mundo que queremos ver y no lo que “deberíamos” ver. Gringas y Bahrat piden no ser citados, y proponen como contraargumento que los filtros culturales, políticos y sociales siempre existieron y que gracias a Google la gente tiene muchos más accesos. La conversación es larga y tal vez la más tensa del encuentro, y algunos participantes se preguntan hasta qué punto Google vive en su propia burbuja. Los ingenieros trabajan en dos niveles, el filtro explícito –elegido por el usuario– y el implícito, que va tomando decisiones sobre la base de información previa.

Mientras el mundo se debate por la caída de la industria editorial, en News Foo se discute sobre la generación de valor de un modo pragmático: la web semántica, capaz de interpretar textos, el análisis de datos a gran escala, conceptos de manejo de grandes volúmenes de datos (big data), visualizaciones, privacidad en zonas de conflicto, cómo resolver problemas inéditos, verificación de fuentes on line. Tal vez la diferencia más grande es que los que participan y dan las charlas están a cargo de las grandes redacciones, corporaciones, fondos y –en algunos casos– gobiernos del mundo. Joe Germushka, por ejemplo, flamante nuevo director del laboratorio de medios del Mit, el Knight Media Lab, propone una agenda abierta para discutir los grandes temas a resolver en la intersección entre periodismo y tecnología. Germushka propone inspiración desde la platea y asegura que trabajará en estos temas durante el año.

Una muestra de lo que anda dando vuelta por los pasillos del Conkrit es Joshua Schachter, creador de Delicious, GeoURL y cocreador de Memepol, que pasó de trabajar en JP Morgan a vender Delcious a Yahoo! por una suma estimada en 30 millones de dólares. Schachter fue nombrado por el MIT Technology Review como uno de los 35 mejores innovadores menores de 35 años y viene a contar sobre su nuevo emprendimiento llamado Human.io, una plataforma para distribuir rápidamente información entre los seguidores de Twitter, una forma de hacer crowdsourcing. Entre los asientos, todos escuchan atentamente lo que está pasando, ante la inminencia de que algo nuevo está por ocurrir. “El problema es captar la atención de los usuarios, después todo es más fácil”, dice.

Otro eje de debate ronda en torno de los nuevos riesgos del periodismo digital, al mando de Danny O’Brien, del CPJ, Comité para proteger periodistas, por sus siglas en inglés. Se trata de tomar en cuenta que lo importante no es solamente que los periodistas aprendan a usar programas de seguridad, sino también a entender de manera inversa cómo funcionan los sistemas digitales. “Lo importante es entender quiénes te atacan o te pueden atacar, qué puedo hacer para defenderme y qué quieren de mí”, cuenta O’Brien, en una charla que incluye como oferente a Dan Gillmor, quien además de blogger y periodista es inversor en medios y fundador de varios diarios en línea. Gillmor cuenta su experiencia en China, donde asegura que entraba a bañarse con la computadora, y O’Brien recuerda que en la frontera israelí chequean los amigos de las redes sociales a la hora de ingresar al país. “Googléate a ti mismo”, parece ser la máxima.

Y por último, Harper Reed da una clase magistral también en off the record sobre su trabajo como jefe tecnológico de la campaña de Barack Obama “Obama por América”. Harper cuenta con lujo de detalle a una audiencia ansiosa de preguntas cómo se filtró, analizó y estructuró la información y el acceso a los votantes que le permitió a Obama ganar una nueva elección. Al cierre de la charla, cuando le preguntaron qué recomendación les daría a los periodistas, contestó: “¡Estudien matemática!”. Eso mismo les preguntaron a todos los participantes, cuando se registraban. La respuesta fue casi unánime: “Aprendan a programar software”.

@blejman

Compartir: 

Twitter
  

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.