Denunciaron abusos sexuales en las inferiores de River Plate

Sospechas del secreto a voces

La titular de la ONG Avivi denunció que tres chicos de la pensión de River habrían sufrido abusos y que la institución despidió a la médica que alertó al respecto. La Justicia volvió a allanar la casa del RR.PP. detenido por los abusos en Independiente.
La médica que denunció los casos de River declarará hoy ante la Justicia.La médica que denunció los casos de River declarará hoy ante la Justicia.La médica que denunció los casos de River declarará hoy ante la Justicia.La médica que denunció los casos de River declarará hoy ante la Justicia.La médica que denunció los casos de River declarará hoy ante la Justicia.
La médica que denunció los casos de River declarará hoy ante la Justicia. 
Imagen: Télam

Las denuncias por abusos sexuales en las inferiores de los clubes de futbol local se extienden como reguero de pólvora: después de Independiente y Temperley, ayer se sumó el club Atlético River Plate. La asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi) denunció que tres chicos que vivían en la pensión del club habrían sufrido episodios de abusos entre los años 2004 y 2011. La titular de la ONG, María Elena Leuzzi, contó a este diario que se enteraron de los hechos “por una ex cirujana del club, quien alertó al área de salud de la institución y le dijeron que mirara para otro lado. Después, tras una licencia por maternidad, la despidieron y tuvo miedo”. Por ese motivo, la mujer, que declarará hoy en la justicia, tiene “custodia y un botón antipánico”. Por otra parte, la Policía Metropolitana realizó un nuevo allanamiento en la casa del relacionista público Leonardo Cohen Arazi, uno de los seis detenidos en la causa que investiga una red de explotación sexual infantil relacionada con la pensión de Independiente.

La denuncia que presentó Avivi, en la Fiscalía de Saavedra a cargo de José María Campagnoli, se basa en el testimonio de una médica cirujana que trabajó seis años en el club y que tuvo conocimiento de tres casos de abusos: dos varones de las inferiores de fútbol, y una nena que jugaba al voley.

Según explicó Leuzzi, una semana atrás, el abogado de Avivi, Andrés Bonicalzi, estaba hablando sobre abusos sexuales en un programa de televisión. Al finalizar la emisión, lo contactó una mujer que dijo tener mucha información sobre hechos ocurridos en el club River hace varios años.

“El miércoles pasado se encontró con ella, una ex médica del club, quien le dijo que cuando escuchó las denuncias sobre la pensión en Independiente revivió todo lo que ella había vivido en River, y que no podía guardárselo más”, explicó Leuzzi.

“Ella tomó conocimiento de los abusos cuando el psicólogo de la institución le pidió que le realizara análisis clínicos a los chicos, quienes tenían signos de depresión y angustia, para ver que no se hubieran contagiado nada”, agregó.

Bonicalzi detalló que la médica “tuvo conocimiento de abusos a dos menores masculinos que vivían en la pensión del club, cometidos por una persona que se acercaba tres veces por semana, y así lo relataron al psicólogo”, y sostuvo que la ex médica del club “entiende que esa persona no sólo se dedicaba a abusar, sino que también hacía las veces de nexo entre los chicos y terceros” para concertar encuentros fuera de la pensión.

Del relato de la cirujana también surgiría el caso de abuso de una niña que jugaba al voley por parte de un médico, al que habrían despedido de la institución “después de que los padres intervinieran”, explicaron desde Avivi.

Además, según contó a PáginaI12 Leuzzi, la médica recurrió en su momento a las autoridades del área de salud del club, quienes le dijeron “que mirara para otro lado”. “Ella pidió licencia por maternidad y cuando regresa al club para ocupar su puesto, la despiden. Tenía una beba chiquita y decidió dar un paso al costado. Pero cuando se destapó lo de Independiente, no aguantó más. Dio nombres, lugares y fechas”, explicó la titular de la ONG, y remarcó que la médica que va a declarar hoy “tiene custodia y un botón antipánico, porque hubo amenazas telefónicas”. “Nos dijeron que dejáramos de meternos, que esto no era regalado”, agregó la mujer, a quién también proveyeron de un botón para alertar a la policía.

Para Leuzzi, “detrás de esto va a haber muchas más denuncias, porque estas redes trabajan todos los días del año, aprovechan la vulnerabilidad de chicos que vienen del interior y están alejados de sus familias”.

Bonicalzi consideró que “tal como pasó con la investigación en Independiente, que comenzó con un cuerpo de prueba muy básico y ahora parece funcionar como una red de prostitución, entendemos que puede estar sucediendo lo mismo con River”.

Por su parte, el club informó a través de un comunicado que se presentará hoy “por iniciativa propia” ante la fiscalía y que aportará “todos los elementos necesarios para que la situación se esclarezca”, y que “ofrecerá total colaboración para la reconstrucción de los hechos”.

Con relación a la causa que investiga los abusos en la pensión de Independiente, donde hasta ahora hay siete víctimas identificadas, la División Delitos contra la Salud de la Policía Metopolitana realizó un segundo allanamiento en la casa de Cohen Arazi, mientras su abogado anunció que impugnará el procedimiento. 

El operativo, encabezado por la fiscal a cargo de la instrucción María Soledad Garibaldi, comenzó en la noche del domingo y concluyó en las primeras horas de ayer, en el departamento que tiene el relacionista público en Guemes 4225, en la ciudad de Buenos Aires. 

Durante el procedimiento se secuestraron chips de teléfono, anotaciones, vistas fotográficas, discos rígidos, pendrives y constancias de atención médica, entre otros elementos de interés para la causa.

El abogado de Cohen Arazi, Juan Manuel Ordaz, sostuvo que solicitará “la nulidad del allanamiento”, ya que era necesaria su presencia en el lugar “para chequear que sostengan las pruebas de forma legítima”, y señaló que  no le avisaron sobre el procedimiento que no puede hacerse “sin la presencia de las partes”. 

El primer allanamiento al departamento de Cohen Arazi se había hecho el 24 de marzo pasado, también por orden de la fiscal Garibaldi, ocasión en la que se secuestraron documentos, una notebook y una tablet.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ