Bauza vuelve a dirigir a Central por un año
"Para mí es una gran alegría"
El Patón recordó que "es la primera vez" que le proponen regresar al club. Pidió refuerzos de jerarquía para el próximo torneo.
Bauza junto a los dirigentes de Central en Quito.Bauza junto a los dirigentes de Central en Quito.Bauza junto a los dirigentes de Central en Quito.Bauza junto a los dirigentes de Central en Quito.Bauza junto a los dirigentes de Central en Quito.
Bauza junto a los dirigentes de Central en Quito. 

"Sí, claro que quiero volver a Central. Hablemos del proyecto", expresó Edgardo Bauza cuando recibió a los dirigentes en Ecuador. "Desde que me fui nunca me vinieron a buscar", lamentó el Patón. El entusiasmo por su regreso hizo de la negociación un trámite. Sin mayores dificultades en los económico, Bauza recibió de parte de la Comisión Directiva un análisis de los recursos que cuenta el club para la próxima temporada, de los posibles esfuerzos económicos a realizar, y las partes arreglaron ayer de palabra un contrato por un año. "Vamos a traer un refuerzo por línea", adelantaron los directivos. Bauza vendrá la semana que viene a la ciudad para planificar la pretemporada y volver a Quito, donde reside.

En la segunda reunión con los dirigentes, Bauza aceptó la oferta de Central para asumir como entrenador del primer equipo. "Mostró muchas ganas de venir, incluso a pesar de que su familia se va a quedar viviendo en Quito", rescató un dirigente. Bauza se fue de Central en 2001 y tuvo un regreso fallido en 2009, cuando el ex presidente Horacio Usandizaga se negó a pagar el contrato que solicitó. "Nunca volví porque la verdad es que tampoco nunca me fueron a buscar. Esta es la primera vez que me proponen regresar a Central y no lo dudé, es una gran alegría", le confió el entrenador a los directivos auriazules.

Bauza dejará a su familia en Quito para volver a Arroyito. Por eso  desestimó el ofrecimiento para rubricar contrato por dos años. Firmará vínculo por una temporada y luego se analizará su continuidad de acuerdo a los objetivos alcanzados. El Patón reclamó cuatro refuerzos para cubrir las expectativas, que no son más que poner en Central en pelea por la clasificación a copas internacionales y mantener ilusiones de protagonismo en Superliga. La Copa Argentina también será prioridad.

El cuerpo técnico del Patón estará compuesto por José Di Leo, el preparador físico Bruno Militano y Gustavo Campagnuolo como entrenador de arqueros.

En su primera experiencia como técnico, Bauza dirigió a Central entre 1998 y 2001. Fue subcampeón de la Copa Conmebol de 1998 y del torneo Apertura 1999, y semifinalista de la Copa Libertadores de 2001.

"Bauza conoce el presente del club, sabe del buen momento institucional que atravesamos y de los problemas deportivos que tuvimos. Es el entrenador ideal para este momento, es un técnico de jerarquía y su presencia en el club es muy importante", consideró el vicepresidente Luciano Cefaratti luego de anunciar el acuerdo.

Los refuerzos que pretende el Patón los definirá con el manager Mauro Cetto. La principal preocupación que mostró el flamante entrenador canaya en las primeras reuniones están en la defensa del equipo. Quiere un lateral por derecha (¿vuelve Víctor Salazar, relegado en San Lorenzo?) y un zaguero central, ante la desvinculaciones de Paulo Ferrari y Fernando Tobio. Un volante central y un volante por derecha, los otros puestos a cubrir "con jugadores de experiencia y jerarquía". Pero también reiteró la necesidad de traer un arquero y se harán gestiones por el retorno de Cristian Alvarez.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ