Una experiencia

Entre el 11 y el 16 de septiembre tendrá lugar la segunda edición de Experiencia Piazzolla en el Konex. El festival tiene la curaduría artística de Daniel “Pipi” Piazzolla y es un muestrario amplio –por momentos caótico estilísticamente– del influjo de la obra de Piazzolla en artistas de diferentes generaciones y géneros. 

El martes 11 abre el Quinteto Astor Piazzolla con un único concierto junto a Hugo Fattoruso y Juan Carlos Baglietto como invitados. En la segunda jornada, una orquesta dirigida por Gustavo Fontana interpretará el repertorio sinfónico de Piazzolla con el bandoneonista Lautaro Greco como solista invitado. El miércoles 13 tocará el gran saxofonista portorriqueño, Miguel Zenón. El viernes 14 será de canciones y voces femeninas, con Fabiana Cantilo, Julieta Venegas, Hilda Lizarazu, Ligia Piro y Julia Zenko. Luego será el turno de Elena Roger y Escalandrum, quienes presentarán 3001 Proyecto Piazzolla. Por último se presentará la Camerata Argentina dirigida por Pablo Agri junto a una formación de tres bandoneonistas de distintas generaciones: Néstor Marconi, Carlos Corrales y Lautaro Greco.

Simultáneamente, entre el miércoles y el domingo se realizarán en la sala Auditorio cinco conciertos íntimos: Los Greco, Diego Schissi Quinteto, Juan Cruz de Urquiza Septeto, Lito Vitale Trío y Franco Luciani Trío serán los encargados de versionar a Piazzolla. 

El prestigioso saxofonista Miguel Zenón es una de las visitas más destacadas. Consultado por Radar, el boricua adelantó que su concierto se va a basar en dos piezas: “Libertango” y “Adiós Nonino”. “Mi idea fue identificar elementos esenciales de cada composición y escribir variaciones basadas en estos elementos. Estas variaciones vienen desde una perspectiva con mucho más jazz que tango, pero su esencia es totalmente piazzollística. Abordo el repertorio  desde plataformas para la improvisación, aunque hay mucha estructura también. No recuerdo exactamente cuándo conocí la obra de Piazzolla pero fue clave en mi formación. Fue un músico literalmente revolucionario. Al igual que otras figuras legendarias como Igor Stravinsky, Charlie Parker, Bob Marley, Camarón de la Isla o Ismael Rivera, Astor encendió una mecha que todavía arde. Después de él la música nunca volvió a ser lo que era”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ