cine
Haciendo foco
Por primera vez en su larga historia, el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata es dirigido por una mujer, la programadora cordobesa Cecilia Barrionuevo. Aquí, un recorrido por algunos destacados del festival, en palabras de su flamante responsable.
Imagen: Jose Nico

A Cecilia Barrionuevo se la ve atareadísima. Literalmente, no para un segundo. Es que está viviendo hace meses la cada vez más acelerada cuenta regresiva que culminará este sábado 10, en la ciudad de Mar del Plata, cuando se dé por inaugurada la edición 33° del Festival Internacional de Cine con la película Sueño Florianópolis de Ana Katz. Barrionuevo tiene mucho Festival encima, porque trabaja en este gran evento anual como programadora hace ocho largos años. Pero esta vez es especial para ella y para todo su equipo, porque lo dirigirá por primera vez. Y la noticia, que se conoció hace varios meses, tuvo bastante impacto por tratarse de la primera mujer en cumplir esta función en la historia del Incaa en general y del Festival en particular. Si bien el Presidente sigue siendo José Martínez Suárez –que ya tiene 93 años cumplidos–, lo cierto es que Cecilia es ahora la cara visible, la responsable de su cuidada y exigente programación, y quien le da una mirada integral y ejecutiva a todo lo que un acontecimiento de tal magnitud implica. “Siempre hubo presidentes o directores artísticos hombres. Sí había programadoras mujeres, pero no subían de ese cargo, aunque en la estructura del Incaa sí hubo mujeres en cargos jerárquicos. Para mí fue muy vertiginoso llegar a este puesto. No era algo que tuviera en mente ni estuviera buscando. Mi vida está tomada por el Festival. No cuentan las horas del día, ni los fines de semana, ni la noche ni el día. Son cargos que demandan eso. Y como es la primera vez que lo hago, también estoy aprendiendo cosas nuevas cada día”, cuenta Barrionuevo. 

Todo empezó hace más de veinte años en la ciudad de Córdoba, cuando Cecilia se sumó como programadora al cineclub El ángel azul. Con ese mismo equipo entusiasta crearon de cero el Cineclub Municipal Hugo del Carril, que sigue funcionando al día de hoy. En 2007 viajó a formarse en España, donde completó un Master en Cine Documental, y a su regreso fue convocada para el Festival de Mar del Plata. El oficio de programar películas es bastante invisible, sensible e intuitivo al mismo tiempo, pero así y todo la impronta de Barrionuevo se hace notar entre las más de 180 películas que se proyectarán:”Todo este año trabajamos con la idea de sacar de la profundidad y poner en la superficie una serie de miradas sobre el cine, para atender a películas que de otra manera pasarían desapercibidas. Tenemos que seleccionar entre más de 3000 films. Y acá nadie elige solo desde el gusto. La programación está llena de líneas internas que nadie ve pero que existen, que generan tensiones y cruces entre películas y entre quienes las hacen. El espíritu de Mar del Plata se mantiene, pero buscamos un equilibrio entre el cine más tradicional, el cine contemporáneo y la atención a los nuevos realizadores”, agrega. 

Una de esas tensiones es la que generaba que históricamente se proyectaran más películas dirigidas por hombres que por mujeres, cosa que por fin está revirtiéndose en esta 33° edición. Tanto en las Competencias como entre lxs Jurados y en cada una de las secciones de Panorama, hay un número casi similar. Y dos de las tres retrospectivas del Festival están dedicadas a mujeres: una a la gran Maya Deren –esa hermosa pionera del cine experimental, con una obra breve pero de una potencia poética difícil de ignorar– y otra a Laura Huertas Millán, realizadora colombiana que hace pie en el cine etnográfico, que estará presente en Mar del Plata para presentar sus obras y también como Jurado. Además, entre los destacados de la agenda extracinematográfica habrá una Masterclass con Lucrecia Martel sobre el abordaje del sonido en el cine, y una “Charla con Maestras” con las directoras Valeria Sarmiento y Patricia Mazuy, que estrenan nuevas películas en esta edición.“No nos planteamos que tuviera que haber un cupo femenino determinado a la hora de elegir las películas, pero sí tuvimos en claro que queríamos mujeres en todos los ámbitos: Jurados, Competencias, Panorama, Masterclasses. Es cuestión de proponerlas y de hilar un poco más fino para llegar a los nombres. A su vez, no se trataba solamente de que una película fuera dirigida por una mujer. La mirada de género está también muy presente en el abordaje de los personajes, como la protagonista trans de Lembromais dos corvos, la película de Gustavo Vinagre, o la de What You Gonna o When the World’ son Fire?, la película de Roberto Minervini. Nos interesaba que fueran películas con contenidos, atravesadas por diversos discursos, que rompan algunos preconceptos y construcciones que se dan a priori para ir un poco más allá. Siento que las antenas están prendidas y hay discursos y modos de representación que ya no soportamos más. Se evidencian muy rápidamente y no podemos dejarlos pasar”.

En sintonía con estas declaraciones, una de las novedades más estimulantes promovidas por Barrionuevo es el Foro de Cine y Perspectiva de Género: un espacio colaborativo de dos jornadas que por primera vez se propone salir de la típica mesa redonda sobre “La mujer en el cine” para cuestionar las desigualdades sexo-genéricas en la industria audiovisual y pensar estrategias de acción para desarticularlas, que contará con la presencia de Martel, Marina Glezer, Noemí Frenkel, Esther Díaz, Mercedes Morán, María Alché, y de una serie de oradoras de los colectivos de técnicas, guionistas y realizadoras audiovisuales. “No podemos ignorar lo que ocurre a nivel nacional con #NiUnaMenos ni lo que pasó a nivel internacional con el #MeToo en un espacio público como el Festival, y quisimos ser ambiciosas al respecto. Gracias a la lucha del feminismo de todos estos años se pudieron crear nuevos espacios de visibilidad, construcción y deconstrucción. Con este Foro buscamos que aparezca el análisis, las estrategias para la acción. También nos interesa que estén representados todos los sectores del cine: realizadoras, productoras, técnicas, actrices, incluso filósofas. Será un puntapié inicial y ojalá funcione para intercambiar ideas. No vamos a cambiar el mundo, pero me interesa que mi paso por el Festival ayude a generar algún tipo de visibilidad y de igualdad”, agrega Barrionuevo.

¿Se puede organizar un Festival Internacional con la demanda mental y física que eso implica y seguir disfrutando de ver películas? ¿O indefectiblemente algo de esa magia se pierde? “Me vuelve loca el cine. Me genera mucha adrenalina. Es mega primitivo y esencial para mí disfrutarlo. Y es algo que me pasa desde que tengo memoria. Me decían qué querés ser cuando seas grande y yo quería decía que quería que me pagaran para ver películas. Ese era mi sueño máximo. Esa construcción de mundos. Ojalá que lo mantenga para siempre”.

33°Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

Programación completa en mardelplatafilmfest.com

Foro de Cine y Perspectiva de Género, sábado 11 y domingo 12 desde las 10:30 en Tronador Concert, Mar del Plata.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ