Falla de presurización y descenso abrupto
Otro Flybondi en problemas

En otro de los incontables inconvenientes que sufrieron los vuelos de la compañía low cost Flybondi, uno de sus aviones sufrió ayer una “falla de presurlzación” durante el vuelo FO 5101 que realizaba la ruta Iguazú-El Palomar. El problema técnico, confirmado por la empresa, se registró a la altura de la provincia de Corrientes y obligó a la aeronave a realizar un descenso abrupto. 

De acuerdo con el colectivo Stopflybondi, el avión con matrícula LV-HFR cayó más de 25 mil pies de altura en menos de 5 minutos, por lo que los pilotos debieron activar los protocolos de seguridad de emergencia. “Realizó un descenso de inmediato a 10.000 pies y luego se estabilizó en una condición normal de vuelo para el resto del trayecto”, ratificaron desde la compañía que opera desde El Palomar, recientemente habilitado para hacer viajes al exterior.

La aeronave aterrizó finalmente a las 15:40 horas. “Es importante destacar la actuación profesional realizada por la tripulación, que procuró en todo momento la seguridad y bienestar de los pasajeros y la confiabilidad en la operación del vuelo”, resaltaron desde la empresa a través de un comunicado.

El día anterior, otra falla en la presurización en Bariloche obligó a demorar varias horas un vuelo. En ese caso, se tardó en solucionar el problema porque el técnico que trabajaba en el lugar había sido despedido y tuvieron que trasladar a uno desde otra ciudad.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ