Los acusados en el caso de Lucía Pérez fueron absueltos del abuso sexual y condenados por comerciar drogas
Un fallo que no considera la violencia de género
Los tres adultos que estuvieron en contacto con la adolescente Lucía Pérez antes de morir no fueron responsabilizados por su muerte tras ser drogada. Uno de ellos fue absuelto de todos los cargos.
Dos de los acusados fueron condenados a 8 años por drogas.Dos de los acusados fueron condenados a 8 años por drogas.Dos de los acusados fueron condenados a 8 años por drogas.Dos de los acusados fueron condenados a 8 años por drogas.Dos de los acusados fueron condenados a 8 años por drogas.
Dos de los acusados fueron condenados a 8 años por drogas. 

En un fallo polémico, la justicia marplatense absolvió a los tres hombres que llegaron a juicio oral acusados del abuso sexual y femicidio de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años que murió en esa ciudad balnearia el 8 de octubre de 2016 tras ser drogada, aunque dos de ellos fueron condenados a ocho años de prisión por “tenencia de estupefaciente con fines de comercialización” y a pagar una multa de 135.000 pesos. El tercer implicado, fue absuelto y excarcelado. La sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1, de la que aún se desconocen los fundamentos, desoyó el reclamo de los familiares y del movimiento de mujeres que acompañó el pedido de Justicia por el caso de la joven que conmocionó a todo el país y derivó en el primer Paro Nacional de Mujeres. Marta Montero, mamá de Lucía, dijo tras escuchar la lectura del veredicto que era un momento “horrible”, y “doloroso”. “Los condenaron por la droga que tenían y no por la muerte de Lucía, Es una vergüenza”, afirmó, y remarcó que “vamos a ir a Casación, no bajaremos los brazos”.

Mientras cientos de personas aguardaban la sentencia fuera de los tribunales, los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas, condenaron por unanimidad a Matías Farías (25), Pablo Offidani (43), por tenencia de drogas con fines de comercialización agravado “por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo”. Y los absolvió por el “abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar la muerte de la persona ofendida y favorecido por el suministro de estupefacientes en concurso ideal con femicidio” porque, según los magistrados, no hubo elementos suficientes durante el debate oral, al que los dos hombres llegaron detenidos en el penal de Batán con prisión preventiva, que probaran que la joven fue violada y asesinada. En tanto Alejandro Maciel (61), que había llegado al juicio con arresto domiciliario, acusado de encubrimiento agravado, fue absuelto y excarcelado bajo caución juratoria.

Los integrantes del Tribunal pidieron a la Procuración que investigue la actuación de la primera fiscal que intervino en la causa, María Isabel Sánchez –que luego se apartó del caso– quien en los inicios de la investigación sostuvo que la joven había sido violada y empalada, y que habría muerto producto de un reflejo vasovagal por el empalamiento.

En el juicio, por la muerte de la joven que fue abandonada sin vida en el hospital de Playa Serena por los acusados, esa hipótesis fue descartada. El  debate estuvo marcado por las diferencias entre los peritos acerca de la causa de la muerte, algunos sostuvieron que la adolescente falleció por “asfixia tóxica”.

Llantos en el exterior de los tribunales marplatenses.

Habrá que esperar los fundamentos del Tribunal para desentrañar un fallo que parece no hablar de la muerte de la menor, y ver cómo valoraron el hecho de que estuviera en manos de adultos que la drogaron hasta que perdió la vida.

El abogado de la familia Pérez, Gustavo Marceillac, aseguró que apelarán el fallo “cuestionando la visión que evidentemente ha tenido el tribunal en relación a la existencia del hecho que afectó a Lucía”. “En principio, el tribunal no ha tenido por acreditado un hecho que para nosotros estaba acreditado, y sobre esto va a girar el recurso que interpongamos”, explicó el letrado, quien había pedido en la audiencia de alegatos la pena de prisión perpetua para Farías y Offidani, y cuatro años y medio de prisión para Maciel.

Para el abogado querellante, Offidani fue cómplice de Farías en la venta de droga y partícipe necesario en lo referido al abuso sexual y la muerte de Lucía. Respecto a Maciel, Marcelliac aseguró que ayudó a “a borrar rastros del delito”.

En el mismo sentido apuntó el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, quien consideró que el fallo “naturaliza la violencia contra las mujeres”. “La impunidad frente a la muerte o el asesinato de una mujer no sólo alienta nuevos abusos, sino que también transmite el mensaje de que la violencia contra la mujer es aceptable o normal”. Para Lorenzino, “pareciera que el asesinato es sólo un daño colateral de la compra y venta de drogas. La Justicia dejó pasar una oportunidad de reprochar conductas graves contra el cuerpo, la integridad sexual y la vida de una joven que sufrió una muerte terrible”. Y remarcó que “la impunidad, además de negarle justicia a la víctima y a sus familiares, refuerza las relaciones de género reinantes y la reproducción de desigualdades estructurales de dominación”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ