Alumnos de escuelas porteñas hacen un programa de televisión con contenidos de impacto para los jóvenes
De las aulas al estudio de grabación
Participan chicos de primaria y de secundaria. Eligen los temas, que van del barrio donde viven hasta la ESI, hacen la producción y conducen Hora Libre TV, un programa único en su tipo. Se lo puede ver por la TDA y en la web de Barricada TV.
Alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano, durante la grabación de Hora Libre TV.Alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano, durante la grabación de Hora Libre TV.Alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano, durante la grabación de Hora Libre TV.Alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano, durante la grabación de Hora Libre TV.Alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano, durante la grabación de Hora Libre TV.
Alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano, durante la grabación de Hora Libre TV. 

“¡Dale, estrella! ¡Vení!”, le dice una adolescente a su compañero de clase sin poder disimular la risa nerviosa. “Vamos a empezar hablando sobre el barrio”, le recuerda mientras el joven se sienta a su lado, frente a cámaras de televisión. Son alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano que, junto a otros chicos de la misma escuela, protagonizaron el último episodio de Hora Libre TV, un programa realizado por chicos de primarias y secundarias de la Ciudad de Buenos Aires.

El proyecto surgió de un trabajo conjunto entre la Defensoría del Público, el programa Red Escuela Comunicación (REC) del Ministerio de Educación porteño y el canal comunitario Barricada TV. “La idea es garantizar el derecho a la palabra y el acceso a los medios de comunicación de niños y adolescentes. Pero lo que nos interesa, también, es que los chicos puedan mostrar el barrio a partir de lo que ellos mismos registran, que puedan visibilizar que en las aulas pasan cosas, que puedan romper con el estigma que dice que la escuela aburre”, explicó Mariano Molina, coordinador de REC. Luego de la primera temporada grabada en 2017, Hora Libre TV estrenó un segundo ciclo de seis episodios que puede verse los miércoles a las 14 y los sábados a las 17 por el canal 32.1 de la TDA y por la web de Barricada.

El último programa de este año fue realizado por alumnos de la secundaria N°2 DE 20 de Villa Lugano. Comentando el ruido y el aroma atrapante de la fábrica recuperada IMPA, los jóvenes llegaron al cuarto piso del edificio industrial, donde funciona Barricada, y se desparramaron en los sillones que hacen de antesala del estudio de TV, acompañados por tres profesores. 

En cada episodio, que se estructura en cinco bloques, los chicos muestran su barrio a través de fotos y videos propios, presentan su escuela, recomiendan libros, debaten sobre Educación Sexual Integral y realizan un número artístico. El video que se proyecta en el bloque de ESI, a diferencia de los anteriores, es elegido por REC y la Defensoría. “Son fragmentos de programas o publicidades que permiten problematizar cuestiones de género. El bloque se llama ‘¿Qué hay de ESI en eso?’, jugando con la idea de que la ESI no es solamente enseñanza sobre genitales y anticonceptivos. Es mucho más abarcativo”, explicó Molina a PáginaI12.

“La idea es que todos pasen por las distintas instancias”, los guiaron desde Barricada al ingresar al estudio. Algunos se apuraron a sentarse frente a las cámaras, otros fueron para la sala de control y unos pocos se animaron a manejar los equipos de filmación. Luego de la prueba de micrófonos, empezó el conteo regresivo y los adolescentes, sentados sobre una plataforma de madera, se miraron nerviosos y se acomodaron para comenzar la grabación del último programa de Hora Libre TV.

“El objetivo, por un lado, es que los chicos de las escuelas conozcan la experiencia de estar en un canal y puedan realizar producciones propias. Por otro lado, la idea es poder mostrar que en las escuelas pasan cosas muy interesantes. Que hay reflexión, arte, que los chicos leen bastante, que discuten sobre ESI”, explicó el coordinador de REC. “Nacimos laburando en las escuelas del Sur, con la idea de darle la palabra a los estudiantes. En 2006 empezamos con la radio y ahora decidimos probar con el formato televisivo, que nos cuesta más pero creo que viene muy bien”, agregó Molina.

“El programa está producido íntegramente por los chicos, que es un poco lo novedoso del proyecto: que son los pibes y las pibas intentando ponerse en el rol de realizadores y desde sus intereses proponer un contenido para un programa de televisión”, explicó Lucía Maccagno, de Barricada TV. “Lo que hacemos nosotros –continuó Maccagno– es acercar ese espacio de realización televisiva que muchas veces se piensa que es inalcanzable,  ajeno a sus realidades”.

Luego de la proyección de las fotos y filmaciones de Lugano capturadas por los alumnos, el conductor les preguntó por la historia de Ciudad Oculta: “En la última dictadura, para el Mundial 78 que se hizo en Argentina, se construyeron murales para que la gente que venía de afuera no viera la pobreza que había”, lamentó un adolescente. 

En el control, mientras tanto, otro grupo siguió la conversación con auriculares. “¿Alguno se anima a dirigir?”, preguntó Natalia Vinelli, de Barricada TV, antes de iniciar el segundo bloque . “Mirá que te da poder, decidís quién sale y quien no”, bromeó otro trabajador del canal, ante la negativa de los alumnos.

Después del tercer bloque, conocido como el los “BookTubers”, los alumnos que pidieron participar de la sección “¿Qué hay de ESI en eso?” se apuraron a conseguir pañuelos verdes para los que no tenían. Junto a una docente especializada en ESI, vieron un fragmento de “100 días para enamorarse” en el que la protagonista le dice a su madre que ya no puede ser su hija porque se siente un varón y una adolescente explicó que “identidad no es con la que nacés sino con la que crecés”. En medio del debate, un chico se animó a contar: “Yo soy gay y sufrí bullying en la primaria y en la secundaria. Pero ahora aprendí que no me importa lo que me digan, yo sé cómo soy”. 

Luego del último bloque, en el que un grupo bailó reggaetón, la profesora de antropología saludó con una sonrisa al alumno que denunció el bullying recibido durante años. “Es la primera vez que reconoce en público que es gay”, dijo a PáginaI12, emocionada. “Ellos sufren mucho la mirada del otro sobre las personas que viven en barrios pobres. Y estas experiencias permiten visibilizar lo que en realidad son los pibes: chicos que construyen, que discuten y que pueden, en un espacio de TV, reconocer que son gays. El acercamiento de la palabra les posibilita mostrar quiénes y cómo son”, concluyó.

Informe: Azul Tejada.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ