“Un hostigamiento forzado”

La coalición de izquierda Frente Guasú, del ex presidente Fernando Lugo, exigió respetar la soberanía de Venezuela ante el “hostigamiento forzado del Grupo de facto de Lima contra el proceso de cambio en ese país” y repudió que el gobierno de Paraguay se haya sumado a esa postura. El Frente Guasú, en un comunicado divulgado ayer, añadió que la asunción de Nicolás Maduro como presidente responde a unas “elecciones realizadas conforme a los dictados de su soberana legislación” y por tanto consideró que “tiene una carácter de legitimidad incuestionable”. La concertación de Lugo, jefe del Ejecutivo entre 2008 y 2012, agregó que el Estado paraguayo “al tomar posición contra el gobierno y el pueblo venezolano” violó la Constitución y “principios y reglas universales del Derecho Internacional”. En ese sentido, la formación señaló que “no existe razón alguna que justifique la intromisión en los asuntos internos de ningún Estado en el mundo, y en este caso de un Estado Latinoamericano”. “Venezuela, como cualquier Estado del mundo puede tener dificultades, pero entendemos que las tensiones internas consecuentes de esas dificultades deben de ser resueltas a través del diálogo en un clima pacífico”, dice el comunicado. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ