Ramos Padilla criticó la actitud del fiscal Juan Pablo Curi
“No pasa un test de racionalidad”
El juez cuestionó los obstáculos puestos por la fiscalía para evitar que el ex espía Barreiro declare como arrepentido.
Alejo Ramos Padilla investiga una red de espionaje ilegal.Alejo Ramos Padilla investiga una red de espionaje ilegal.Alejo Ramos Padilla investiga una red de espionaje ilegal.Alejo Ramos Padilla investiga una red de espionaje ilegal.Alejo Ramos Padilla investiga una red de espionaje ilegal.
Alejo Ramos Padilla investiga una red de espionaje ilegal. 
Imagen: Joaquín Salguero

A pesar de que el espía Rolando Barreiro quiere colaborar y declarar como arrepentido, el fiscal federal de Dolores, Juan Pablo Curi estableció en los últimos días una serie de trabas. El juez de la causa, Alejo Ramos Padilla, emitió una resolución en la que le responde en duros términos, aunque aclara que el mecanismo dispuesto por la ley establece que primero es el fiscal quien celebra un acuerdo con el imputado y luego debe ser homologado por el juez. 

Para que Barreiro pueda declarar como imputado colaborador el fiscal Curi interpuso tres argumentos: que primero el Poder Ejecutivo debe levantar el “secreto” que le corresponde como agente de inteligencia; que aún no está resuelta de manera definitiva la competencia de territorialidad –el juez ya se declaró competente pero aún falta la definición de la Cámara de Mar del Plata– y la supuesta falta de acceso a toda la prueba procesada en el expediente. 

En la resolución, Ramos Padilla asegura que quien está en mejores condiciones de decidir si una declaración como arrepentido puede violar o no el principio de confidencialidad es el propio Barreiro y no el fiscal. De hecho, el ex espía asegura que no violaría el secreto ya que los hechos investigados sucedieron después de haber trabajado en la AFI. “Si se soslayara tal razonamiento, no se le podría nunca recibir declaración testimonial a un médico o un abogado sin relevarlos del secreto profesional que deben guardar respecto de todos sus pacientes o asistidos, análisis que no soporta el más mínimo test de racionalidad”, afirma el juez. Y agrega que “el deber de confidencialidad no podría menoscabar el derecho a la defensa, ni obturar la denuncia de eventuales delitos”.

Respecto del argumento de la fiscalía de no avanzar en el pedido de Barreiro para convertirse en arrepentido porque aún no está toda la prueba procesada, Ramos Padilla afirmó que todas las pruebas están disponibles para las partes: “Ya se ha informado –en reiteradas ocasiones– al Sr. Fiscal que la totalidad del material probatorio puede ser consultado en todo momento en la sede de este Tribunal, por lo que no es motivo válido para impedir que el ex espía ingrese al régimen de Imputado colaborador”. En este sentido el juez de Dolores resalta en su resolución que “si aplicáramos el razonamiento propuesto por el Dr. Curi, nunca podría constituirse un imputado en arrepentido mientras resten medidas de prueba por producir, lo que, notoriamente, atenta contra la letra y los fines con los que fue sancionada la Ley 27.304, y vulnera el acceso de los imputados a los derechos que dicha norma otorga”.

El tercer planteo del fiscal es que todavía no está resuelta de manera definitiva la competencia territorial. El fiscal Juan Pablo Curi coincidió desde el primer día con las posturas del fiscal Carlos Stornelli y del procesado y detenido Marcelo D’Alessio para que el expediente pase a Comodoro Py. Es decir, para quitarle la investigación a Ramos Padilla. El juez, en su resolución le recuerda a Curi que él ya definió y se declaró competente. Aún está pendiente la decisión de la Cámara sobre este punto, pero el magistrado afirma que los planteos de incompetencia no afectan lo actuado hasta el momento en el expediente y no es una “razón invocable” para impedir que se realice ningún acto jurídico, en este caso aceptar a un imputado como arrepentido para conseguir que avance la investigación. 

Curiosamente el fiscal Curi también coincide en sus argumentos con su colega Carlos Stornelli, quien permanece en rebeldía alegando que el hecho de no estar resuelta la competencia es un motivo válido para evadir una indagatoria. Para el fiscal, también es una razón para obstaculizar un acuerdo de imputado colaborador.  

En las conclusiones del escrito, el magistrado afirma que “no se verifica ningún impedimento real para la celebración del mencionado acuerdo, más allá de los que el Dr. Curi se esfuerza en encontrar”. Y aclara el juez de manera tajante que no es él quien está poniendo obstáculos para que Barreiro se convierta en arrepentido “y que los impedimentos que se atribuyen al Tribunal carecen de sustancia”.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ