Alto oficial quedó preso por asesinato en Capitán Bermúdez
El gatillo fácil del comisario
Di Franco -estará 60 días detenido- fue imputado por homicidio agravado por abuso de autoridad y por uso de arma de fuego.
Hubo una concentración en apoyo a la familia de Vitali.Hubo una concentración en apoyo a la familia de Vitali.Hubo una concentración en apoyo a la familia de Vitali.Hubo una concentración en apoyo a la familia de Vitali.Hubo una concentración en apoyo a la familia de Vitali.
Hubo una concentración en apoyo a la familia de Vitali. 
Imagen: Santiago Ríos / Síntesis

El comisario de San Lorenzo, Sergio Di Franco, acusado de asesinar a Juan Cruz Vitali tras una persecución el fin de semana, quedó preso por 60 días mientras continúa la investigación por el homicidio. Así lo decidió el juez Juan José Tutau tras escuchar el pedido de imputación de la fiscal Melisa Serena en los tribunales sanlorencinos. La calificación con la que fue preso es homicidio agravado por abuso de autoridad y por uso de arma de fuego. "El Tribunal apoyó la calificación y la postura nuestra de que no fue una situación fortuita o accidental", dijo la fiscal.

Fuera del edificio de Tribunales, una marcha y concentración en apoyo a la familia de Vitali puso de manifiesto el pedido de justicia y el repudio al accionar policial con pancartas contra el gatillo fácil. "Mi hijo era un chico normal. Le gustaba tener una familia, estar con amigos y trabajaba en montaje, estuvo en muchas empresas. Nunca tuvo una entrada a la policía porque mi hijo está limpio. Quiero justicia por él. Su muerte no va a quedar impune", prometió Jorgelina, la mamá de Juan Cruz. Alberto Perassi, ya sin chaleco antibalas, estuvo presente, a una semana de que el juicio por la desaparición y muerte de su hija Paula Perassi acabara en absoluciones para los imputados (entre ellos, cinco policías).

La fiscal Serena, en colaboración con Miguel Moreno, de la Unidad de Homicidios, y Paola Aguirre, de la Unidad de Violencia Institucional, atribuyó al policía De Franco el hecho ocurrido el domingo 12 de mayo de 2019 a las 6 aproximadamente."Vitali iba en su Volkswagen Fox negro por calle San Lorenzo entre Maipú y Chacabuco, de Capitán Bermúdez. En esas circunstancias embistió los conos que se encontraban donde se realizaba un control de alcoholemia. Di Franco se encontraba en el lugar junto a otros oficiales policiales; se originó una persecución que terminó en Montevideo al 400 de dicha localidad. Vitali dejó su vehículo en la vereda de su domicilio, bajó y entró a la vivienda; el imputado lo siguió a pié y sin dar la voz de alto le efectúa dos disparos de arma de fuego. Uno de ellos impactó en la nuca de la víctima y causó su fallecimiento", resumieron desde el área de prensa de Fiscalía los hechos atribuídos al policía.l

Tras indicar que el policía quedará detenido fuera del ámbito de la UR XVII, la fiscal dijo que los policías involucrados están en disponibilidad y que se les secuestraron las armas reglamentarias.

Por otra parte, no arriesgó una calificación al ser consultada sobre si este podría considerarse un caso de "gatillo fácil": "No podemos manifestar algo así hasta que no tengamos todas las pericias. Se le hizo la prueba de dermotest a los tres policías como a la víctima. Se van a peritar celulares y handys, se solicitó la autopsia bajo el protocolo de Minessota para resguardar la mayor objetividad posible en la investigación. Se ordenó la extracción de sangre y orina a los policías y el examen toxicológico del fallecido".

El fiscal Moreno señaló que "el accionar del imputado está injustificado por todos lados. Para la Fiscalía no se encontraba en peligro la vida de ninguna persona como para que la victima fuera abordada físicamente por un policía que portaba un arma montada como dijo Di Franco". "Esa hipótesis -continuó el funcionario del MPA- no es la que recoge la Fiscalía y por eso vamos por la imputación de homicidio calificado con abuso de funcionario y no por la pretendida negligencia o imprudencia como dijo la defensa".

Por su parte, el abogado defensor Paul Krupnik apuntó a la conducta imprudente de la víctima y encuadró el hecho en una situación de "resistencia" en la cual su defendido disparó de manera accidental. "Estamos conformes en cuanto a que el juez dispuso solamente 60 días de preventiva, pese a que esperábamos que disponga la libertad por la orfandad probatoria. Todavía la Fiscalía no ha acreditado que el hecho haya ocurrido de manera dolosa, es decir intencional. La postura de la defensa es absolutamente contraria, lo que ha existido debe ser encuadrado dentro del homicidio culposo, porque fue un hecho desgraciado. Un desenlace que no era querido por el comisario Di Franco. Él no solo declaró sino que se ofreció a responder preguntas de la fiscalía", dijo el letrado.

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ