“Te dije que no”, el reggaeton espanta machirulos de la súper pegadiza banda Chocolate Remix
Bombón (de Chocolate Remix) asesino
Celebración de autodefensa feminista, perreo del no es no, el nuevo tema de Chocolate Remix es otra forma de activismo musical que viene imponiendo el reggaeton lésbico y militante. El pulso para trasladar algunas consignas activistas al baile se puede sentir en el single que hace unos días apareció en YouTube y Spotify: “Te dije que no”.

La imagen potente de Chocolate como heroína de historieta en un boliche posando y pisando la cabeza de un chongo, ya hizo menear a muchas pibas. La letra de “Te dije que no” definitivamente está inspirada en premisas feministas como lo es el “No es no”, cuenta Chocolate “Por un lado está dedicada a los machirulos que impunemente cargosean a cualquier piba en un boliche o bar porque creen que tienen el derecho a hacerlo especialmente cuando una no está acompañada por un varón, porque entre ellos sí se respetan”  Será por eso que el tema arranca con un Ey! que le habla directamente al machirulaje y les pregunta si todavía no entendieron dónde está el límite. “Este tema está dedicado e inspirado no sólo en estos machos pesados, sino también en quien se defiende, en quien tiene el coraje de hacerlo y también en todas esas personas que no se animan quizás porque se encuentran en condiciones desiguales, pero que les encantaría poder hacerlo y no dejarse agobiar o amedrentar por cualquier insolente”. Es también la música el lugar donde todo puede pasar y donde los cuerpos gozan y pueden experimentar sus posibilidades.

Con este reggaetonazo, Chocolate Remix trae al centro de la pista y del debate la posibilidad de la autodefensa feminista. Sabemos que perrear  es parte de un derecho conquistado, una parte de algo más grande que supimos conseguir a fuerza de nombrarnos, de poner el cuerpo y encontrarnos. “El tema tuvo muy buena recepción, especialmente en los espacios feministas, que es la escena donde más me muevo. Creo que muchxs se sienten representadxs, es una expresión en clave musical de algo que está pasando, de este momento cuando hemos dicho basta a años de violencia de todo tipo y hemos empezado a responder, muchas veces de la misma manera, dejando de lado los años de patriarcado que nos inculcó siempre mirar para abajo y que nos hizo creer que no tenemos la posibilidad de enfrentar a quienes nos agreden. Por supuesto siempre hay alguien a quien le cae mal, supongo a quien siente miedo de perder sus privilegios, también está quien cree que todo se soluciona con amor y paz y le choca ver una imagen o escuchar una canción que celebre la violencia aunque se trate de autodefensa.  La mayoría de los comentarios cuestionadores vienen de varones… al menos da para pensarlo, es fácil decir que no respondas o que pongas la otra mejilla (o el otro cachete del culo) cuando no sos vos el acosado”.  

El single se arroja poderoso al escenario musical, como parte de una tendencia creciente en la que los temas ganan protagonismo por sobre los discos y se defienden por sí solos en las plataformas. Te dije que no aguanta la pelea con una letra rimada y juntita en la que Chocolate expresa una demanda que hace rato recorre las calles (como lo hizo ya con la letra de Ni Una Menos) esta vez canta y avisa: ya te he pedido papi por las buenas que no me persigas. La letra contradice lo que se espera de nosotras, abre la posibilidad de una respuesta que no respeta al macho porque está cansada, porque a veces estamos hartas y solo queremos tomar un trago con amigas. Pero también orgullosa Cholocate subvierte los estigmas que nos cargan. Me grita marimacha, torta y camión, y a mucha honra bombón. De alguna manera, hay baile, violencia, orgullo y movimiento, todo junto y mezclado, como nuestra revolución. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ