Monteverde critica a Javkin, Sukerman y Roy Molina
"Ellos tres son los candidatos del poder"
El candidato a intendente de Ciudad Futura asegura que "la sociedad está dispuesta a escuchar otra cosa". Anticipa una "elección muy pareja".
En las Paso, Monteverde cosechó más de 54 mil votos.En las Paso, Monteverde cosechó más de 54 mil votos.En las Paso, Monteverde cosechó más de 54 mil votos.En las Paso, Monteverde cosechó más de 54 mil votos.En las Paso, Monteverde cosechó más de 54 mil votos.
En las Paso, Monteverde cosechó más de 54 mil votos. 
Imagen: Andres Macera

"El próximo intendente no puede gobernar solo, deberá realmente convocar a las ideas de los adversarios. En el caso de ganar, nos comprometemos a convocar al resto de las fuerzas y plantear cuáles son las tres ideas centrales que vos querías para tu gobierno, y si son buenas las llevamos adelante independientemente de quién sea", señaló el candidato a intendente de Ciudad Futura, Juan Monteverde. En una entrevista con Rosario/12, el concejal marcó diferencias con el resto de los candidatos que el próximo domingo competirán para suceder a Mónica Fein. "Los tres son candidatos del poder, ninguno se quiere pelear y la sociedad está dispuesta a escuchar otra cosa", subrayó Monteverde, quien en las Paso cosechó 54.184 votos. "Lo bueno de Ciudad Futura, que se va consolidando elección tras elección, es demostrar que hay otro camino diferente, cuando la gente lo conoce se anima a votar algo diferente. Lo que hoy está en discusión es si ese tiempo se acelera, y el 10 de diciembre asumimos la Municipalidad de Rosario, o si eso demora cuatro años más", agregó.

A pocos días de la elección general, Monteverde plantea que el trabajo que viene realizando Ciudad Futura desde que sorprendió en el 2015 al ingresar tres concejales al Palacio Vassallo, los consolidó como una alternativa: "Siempre decimos que Ciudad Futura nace no para representar sectores, si no para expresar determinados momentos de la sociedad y de la historia. Estamos convencidos de que una sociedad tan diversa y dinámica como la del siglo XXI son irrepresentables. Que en Rosario haya cuatro fuerzas políticas con chances de disputar la intendencia es bueno, habla de que esa diversidad es expresada, no existe más el bipartidismo, que es lo que quisieron instalar en toda la campaña, que la discusión es entre Sukerman y Javkin. Esto no es así, los partidos hay que jugarlos hasta el final y creo que realmente la elección va a ser muy pareja".

Para Monteverde, la instancia del debate televisivo entre los candidatos a suceder a Mónica Fein fue "el momento más democrático de la campaña, hay cuatro candidatos y los cuatro están en televisión con el mismo tiempo disponible. Para nosotros, que desde que ingresamos en el 2015 hubo una estrategia por parte del poder de la ciudad para invisibilizarnos totalmente. Salimos terceros, hicimos una elección histórica y el poder de esta ciudad nos invisibilizó durante cuatro años. Ese momento fue justamente para recordar que en Rosario hay cuatro fuerzas, pero fuimos los que mejor pudimos aprovechar ese momento, la gente notó que los otros no se salían del guión, fue evidente la diferencia. Esto habla de una limitación de la clase política bastante compleja".

"Lo que hoy está en discusión es si ese tiempo se acelera, y el 10 de diciembre asumimos la Municipalidad de Rosario, o si eso demora cuatro años más".

El precandidato a intendente consideró que la sociedad está preparada y dispuesta a escuchar las propuestas de Ciudad Futura. "La gente elige con las opciones que conoce, cuando ven que hay una alternativa diferente, es lo que está esperando. El reclamo mayoritario es querer gente nueva, proyectos nuevos pero después hay un poder que intenta invisibilizar esto, no es casual. Buscá alguna nota de los últimos cuatro años que el poder de esta ciudad le haya criticado, ni siquiera pegado y operado como lo hicieron con nosotros, a Javkin, Sukerman o a Roy, no la vas a encontrar, los tres son candidatos del poder", afirmó.

Monteverde dice convencido que "cuando la gente conoce que hay un camino diferente, vota diferente. La gran mayoría del pueblo rosarino, de la gente común como decimos nosotros, está en otra discusión, no se está fijando en el resultado de las Paso, va a votar a nuestro espacio porque nos creen, porque hacemos cosas más allá del resultado de las elecciones. Hay un poder que se va construyendo de otra manera y estoy convencido de que más temprano que tarde esta forma de entender la política, el estado y el gobierno, va a gobernar y no solamente la ciudad. De otra manera, la distancia que hay entre la gente y la clase política será cada vez más grande".

Para el candidato a intendente de Ciudad Futura, lo que hoy está en discusión es "si la gente aprieta el acelerador de la historia y el 10 de diciembre asumimos la Municipalidad de Rosario o si eso demora cuatro años más. Lo importante es que eso continúe porque si no en los parámetros exitistas, hubiéramos agarrado cualquier atajo, cualquiera de las ofertas que nos hicieron en este tiempo, porque la de Sukerman fue la más pedorra y la pública (risas). Que aparezca una alternativa diferente, que esté cuestionando permanentemente determinadas formas de discusión política, los vínculos del poder real de la ciudad y la política, si los que toman las decisiones son los que la gente elige o de aquellos que no elige nadie. Esa discusión la estamos metiendo nosotros, que nos vamos consolidando como una alternativa para la ciudad. La historia también se hace por excepcionalidades, con una norma en la que siempre ganan y pierden los mismos, el domingo puede ser un momento excepcional".

Al momento de defender sus propuestas políticas, el concejal dijo que en cada una de ellas hay una experiencia real que hoy está funcionando: "No es solamente pedir que nos crean porque tenemos buenas ideas, está probado cómo funcionan. La política tiene que aprender que hay que poner el cuerpo para dar algunas batallas. Cuando estamos proponiendo hacer la urbanización más grande que haya tenido nunca la ciudad, las últimas 500 hectáreas, hoy lo podemos plantear, y los rosarinos podemos tener una vivienda en ese lugar, porque hace diez años que estamos defendiendo esas tierras, si no sería un barrio privado más donde vivirían 500 familias ricas. La política tradicional está muy atrás y el mercado los viene llevando puestos". 

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ