Gustavo Pulti, candidato a intendente de Mar del Plata
"Antes el Estado radicaba industrias, ahora se van"
El ex intendente Pulti busca un nuevo mandato. “Mar del Plata requiere un proyecto de ciudad para, por y con los marplatenses, pero dentro de un contexto nacional que defienda el mercado interno, los derechos sociales y el salario”, define.
Gustavo Pulti, ex intendente de General Pueyrredón y precandidato de Acción Marplatense.Gustavo Pulti, ex intendente de General Pueyrredón y precandidato de Acción Marplatense.Gustavo Pulti, ex intendente de General Pueyrredón y precandidato de Acción Marplatense.Gustavo Pulti, ex intendente de General Pueyrredón y precandidato de Acción Marplatense.Gustavo Pulti, ex intendente de General Pueyrredón y precandidato de Acción Marplatense.
Gustavo Pulti, ex intendente de General Pueyrredón y precandidato de Acción Marplatense. 

Poco a poco, Mar del Plata se volvió un coto de caza clave en el tablero electoral. Y no solo porque en los últimos años se convirtió en el tercer distrito bonaerense con mayor cantidad de electores sino también por el abandono en que cayó producto de la administración macrista del intendente Carlos Arroyo: cierre de comercios, derrumbe de industrias, una desocupación de 10,1 por ciento y una pobreza que pisa el 25 por ciento. En este contexto, una reciente encuesta reveló que el candidato a intendente de General Pueyrredón con mayor intención de voto es el mismo que dejó el cargo en 2015, el vecinalista Gustavo Pulti. “Creo que eso es resultado de haber tenido una conducta sostenida hace tiempo, tener la cabeza y el corazón puestos en Mar del Plata”, definió en diálogo con PáginaI12.

Pulti fue concejal durante 18 años e intendente en dos mandatos consecutivos, entre 2007 y 2015. Su discurso tiene una impronta localista, llama a cortar boleta y su partido, Acción Marplatense, que en ocasiones anteriores fue en alianza con el kirchnerismo, no juega una interna en estas primarias. No obstante, deja en claro que “Mar del Plata requiere un proyecto de ciudad para, por y con los marplatenses, pero dentro de un contexto nacional que defienda el mercado interno, los derechos sociales y el salario”.

-¿Por qué busca un nuevo mandato?

-Porque me duele ver cómo está la ciudad, porque tenemos la vocación de ponernos al servicio de los marplatenses y porque creo que, con aciertos y errores, antes estábamos mejor.

-¿Qué diferencia hay entre la Mar del Plata de ahora y la que usted dejó?

-Dejaron de desarrollarse inversiones con financiamiento municipal, del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de los gobiernos nacional y provincial. Antes el Estado radicaba industrias, ahora se van.

La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) local reveló que, desde el año pasado, el 20 por ciento de los comercios locales bajó sus persianas. Según el Indec, durante los últimos meses 32 mil marplatenses quedaron sin trabajo y otros 55 mil demandan puestos que si no faltan, rotan. “Lo notable es que el gobierno local no dice nada ni propone nada”, cuestionó el ex intendente.

-Bueno, hace poco el intendente Carlos Arroyo hizo una propuesta: servicio militar para jóvenes y discapacitados...

-Esas propuestas no causan gracia sino preocupación. No podemos improvisar cuatro años más. Hay que ponerse en marcha desde el 10 de diciembre, y Acción Marplatense garantiza un cambio de actitud.

-¿Cómo afronta este contexto de campaña en la que el macrismo endureció el costado más derechista de su discurso?

-Efectivamente, hay una toma de posturas muy severas. Pero soy un poco renuente a hablar de algunas expresiones porque no quiero ser funcional a posturas ideológicas que no comparto... Debo ser claro y decir cuál es el camino en que hemos quedado por algunos errores. Y entre los errores señalo que hubo fuerzas políticas que no aceptaron hacer un frente y que, por lo tanto, son funcionales a lo que dicen combatir. Propusimos un programa común de toda la oposición y fuimos rechazados.

Una encuesta de Gustavo Córdoba y Asociados indicó en los últimos días que el 28,5 por ciento de los marplatenese votaría a Pulti, mientras que el 20,6 apoyaría a la precandidata de Juntos por el Cambio, Vilma Baragiola, y el 18,6 a Fernanda Raverta, del Frente de Todos. El actual intendente Arroyo obtendría un magro 4,7. La candidatura del macrismo se definirá entre Baragiola y el ex ministro de Justicia porteño Guillermo Montenegro, a quien apoyaría el 12,1 por ciento del electorado.

-Si el porcentaje de Baragiola y Montenegro se suma, usted quedaría cuatro puntos por debajo de ellos. ¿Cómo conseguiría los votos que faltan?

-En lugar de hacer alquimias, primero hay que dejar que el pueblo elija.

-Su partido llama a “votar por la ciudad”. ¿Cree que el electorado se puede abstraer de lo nacional?

-No hay por qué abstraerlo. Somos un partido que no se declara ajeno a la discusión nacional. Votar Acción Marplatense significa votar por la ciudad y tomar la decisión nacional que cada vecino crea conveniente para Mar del Plata.

-También se llama a cortar boleta. ¿Por dónde habría que cortarla?

-Por el plano municipal.

-Y frente a un eventual ballottage presidencial, ¿a quién apoyaría?

-Nunca fuimos neutrales, así que en el ballottage tomaremos una posición. Veremos. El 11 de agosto es una semifinal y el 27 de octubre es otro partido.

-Y si bien para ese partido usted tiene puesta su propia camiseta, hay alguna otra que lleve debajo de la de Acción Marplatense?

-Vamos a darle tiempo al tiempo, dejar que las cosas se ordenen y que el pueblo tenga la palabra.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ