TERCERA EDAD 
Aprender sin límite de edad
Con 10 años de trayectoria y establecido en una veintena de universidades, el programa UPAMI le ofrece a los jubilados una oportunidad para vincularse con sus pares, adquirir conocimientos y conectarse con el mundo académico.
Imagen: UNLa

Más de 20 universidades nacionales ofrecen a los adultos mayores un abanico de cursos y talleres a través de UPAMI, un programa impulsado por la obra social de los jubilados y pensionados que comenzó hace 10 años con el objetivo de “favorecer una mejor integración personal y desempeño de los afiliados en el ámbito comunitario a través de la adquisición de destrezas y habilidades junto a la recuperación y legitimación de saberes personales y sociales”.

El método utilizado por UPAMI para alcanzar este objetivo es “articular acciones interinstitucionales con la formación de redes prestacionales socio-sanitarias enmarcadas en políticas de gerontología educativa, orientadas a mejorar la calidad de vida de los beneficiarios institucionales”, según detalla el organismo en un comunicado. Cada universidad funciona como nexo entre esas políticas y el afiliado a través de diversos cursos: Ajedrez; Memoria, Testimonio y Escritura; Comunicación; Bellas Artes; Teatro y Estimulación Cognitiva, entre otros.

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) es una de las casas de estudios superiores que tiene convenio con UPAMI. Para Nilda Perovic, coordinadora del programa para adultos mayores, la particularidad es que “ofrece oportunidades para que los mayores exploren y exploten aquellas potencialidades de las que no se sabían portadores, que no se atrevían a explorar o que habían contado con escasas oportunidades de hacerlo en el transcurso de su vida”, explicó al Suplemento Universidad.

“A juzgar por la evaluación que los propios adultos mayores hacen tras participar en los talleres, estos espacios mejoran su bienestar y calidad de vida, les permiten superar problemas de soledad y aislamiento. Hay a quienes les posibilita comenzar a desarrollar proyectos propios nuevamente, en una etapa en la que muchos ya no pensaban que esto fuera posible, por ejemplo, mediante la incorporación y uso de lenguajes y técnicas para escribir, pintar, cantar o manejar herramientas tecnológicas que resultaban antes extrañas”, profundizó.

Para Marisol Gutiérrez, docente del Taller de Estimulación Cognitiva en la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), otro aspecto que hace que el programa sobresalga es que “es un sueño cumplido para quienes no se formaron en la universidad”, además de que UPAMI es “fundamental para la consolidación de la identidad y la autoestima del mayor”.

“UPAMI es un espacio que les permite formar nuevos vínculos, compartir experiencias, conocimiento, disfrutar, distenderse y fortalecer el bienestar en cada uno de ellos. Es un lugar de desconexión con lo que comúnmente se suele identificar en la sociedad como un adulto mayor”, detalló Gutiérrez.

Por eso, una veintena de universidades nacionales optó por incorporar los talleres y cursos del programa. En el conurbano, además de Lanús, se sumaron la Arturo Jauretche, La Matanza, Avellaneda, Quilmes, José C. Paz y Tres de Febrero. En la lista también están la UBA, la UTN, La Plata, de las Artes y del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

 

El programa está extendido en todas la regiones del país, en las universidades de Córdoba, Rosario, Río Cuarto, Comahue, Río Negro, del Sur, de la Patagonia San Juan Bosco, San Juan, La Rioja, Cuyo y Nordeste.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ