La CNV pide más información
Peinando el default
La Comisión Nacional de Valores pidió más datos a los Fondos Comunes de Inversión sobre las personas físicas que tengan letras "reperfiladas"
La CNV busca liberar a cuotapartistas de la postergación de pagos.La CNV busca liberar a cuotapartistas de la postergación de pagos.La CNV busca liberar a cuotapartistas de la postergación de pagos.La CNV busca liberar a cuotapartistas de la postergación de pagos.La CNV busca liberar a cuotapartistas de la postergación de pagos.
La CNV busca liberar a cuotapartistas de la postergación de pagos. 

La Comisión Nacional de Valores (CNV) exigirá información adicional a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) sobre las personas físicas que tengan títulos públicos de corto plazo en sus portfolios. Se trata de las letes y demás instrumentos incluidos en el "reperfilamiento" de la deuda dispuesto por el Gobierno. El objetivo de la medida es que los cuotapartistas tengan los mismos derechos que las personas humanas que invirtieron directamente en estos activos. De lo contrario, entrarían en la restructuración de los pasivos.

A través de una resolución, la CNV estableció nuevas reglamentaciones para la administración de las carteras de los FCI. Especifica que los órganos activos y los agentes de colocación y distribución integral de FCI con títulos de deuda pública nacional de corto plazo, con vencimientos posteriores el 30 de agosto, deberán presentarle a la Comisión una declaración jurada con la siguiente información:

-Nómina de inversores personas humanas con carácter de cuotapartista el 31 de julio de 2019, y cuyo carácter se conserve a la fecha de pago de los títulos, con el detalle de la cantidad de cuotapartes en tenencia de cada uno por cada fondo común de inversión.

-Nómina de inversores personas humanas con carácter de cuotapartista al 31 de julio de 2019 y que rescataron algunos de los títulos representativos de deuda pública, con la indicación de la fecha de rescate, la especie y la cantidad de valores nominales rescatados.

Además, deberán presentar una declaración jurada a la Caja de Valores que deberá contar con la denominación del fondo común de inversión, el número de cuenta depositante, el número de subcuenta comitente del fondo común de inversión, el código de la especie a liquidar, la denominación de la especie a liquidar y el valor nominal de la especie a liquidar.

Tanto las sociedades depositarias como los agentes de colocación y distribución integral de fondos comunes de inversión deberán entregarle a los cuotapartistas que hayan rescatado alguno de los títulos de deuda pública una constancia que acredite que el inversor tenía el carácter de cuotapartista al 31 de julio de este año, con el detalle de la tenencia indirecta y la cantidad de valores nominales rescatados.

La fecha del 31 de julio hace referencia al reperfilamiento que anunció el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, a fines de agosto. Las personas humanas estarán exentas de la reestructuración de la deuda que afecta a inversores institucionales. Pero es para las personas humanas que hubieran adquirido títulos antes del 31 de julio de este año. Aquellas personas que compraron títulos en agosto también verán pospuesto el repago de la deuda. Cobrarán, junto a inversores institucionales, en tres pagos posteriores al vencimiento: 15 por ciento ese día, 25 por ciento a los tres meses y 60 por ciento a los seis meses.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ