Ganadores y perdedores en el interior provincial
PASO Salta: los resultados en todos los municipios
Sáenz ganó en 30 jurisdicciones municipales, Leavy en 29 y Olmedo en uno solo. Peligran las conducciones de intendentes que llevan muchos períodos.
Intendentes en una reunión reciente del ForoIntendentes en una reunión reciente del ForoIntendentes en una reunión reciente del ForoIntendentes en una reunión reciente del ForoIntendentes en una reunión reciente del Foro
Intendentes en una reunión reciente del Foro 

La de ayer no fue una buena jornada para los oficialismos. De los 60 municipios, apenas la mitad de las gestiones actuales consiguieron triunfos lo suficientemente contundentes como para quedar bien perfilados para las elecciones del 10 de noviembre. Una veintena de los oficialismos municipales, por su parte, fueron derrotados por la oposición, y otra decena cosechó un triunfo tan ajustado, que corre riesgos de perder la intendencia en las elecciones generales.

Tal es el caso de la ciudad de Tartagal, donde su actual intendente, Eduardo “Chanchín” Leavy, superó por sólo 5 puntos al diputado provincial Mario Mimmesi (apenas 1.700 votos de diferencia). 

En Orán, donde su intendente Marcelo Lara Gros no iba por la reelección, el oficialismo sufrió una dura derrota. El candidato de Lara Gros, que es el diputado Gustavo Ruiz, quedó tercero, casi 25 puntos debajo del senador Pablo González y candidato de Sáenz, que se encamina a ser el nuevo jefe comunal de la segunda ciudad más importante de Salta.

En los valles centrales mejor Sáenz

Después de la ciudad de Salta, donde mejor le fue al intendente capitalino fue en los valles que la rodean, donde todo parece indicar que va a haber grandes cambios. En Rosario de Lerma, su intendente Nacho Jarsún fue el más votado para diputado del departamento, pero no le fue tan bien a sus candidatos, que se encaminan a perder la intendencia. Allí el empresario Enrique Martínez se apresta a conducir los destinos del municipio, tras vencer en las primarias del Partido de la Victoria al diputado Mario Vilca. El candidato del oficialismo, que quedó 20 puntos abajo, será el secretario de Gobierno del municipio, Juan Gutiérrez, que superó a la tía de Jarsún y presidenta del Concejo Deliberante, Sara Gerez.

Más estrepitosa aún fue la derrota del intendente de Campo Quijano, Manuel Cornejo, que salió cuarto con apenas el 11% de los votos. Carlos Folloni, el hijo del ex diputado nacional, ganó la interna del frente Sáenz Gobernador, que en su conjunto superó el 50%.

También fue espectacular la derrota de la intendenta de Güemes, Alejandra Fernández, que sacó sólo el 16% de los votos. La pelea por la intendencia va a estar que arde: el presidente del Concejo Deliberante, el joven Sergio Salvatierra, salió primero con el 25% de los votos, seguido por el intendente de Campo Santo, Mario Cuenca, que obtuvo casi el 23%, y el senador Ketty Rosso que sacó el 20%. En Campo Santo, el secretario de Gobierno de Cuenca, Carlos Matrichuk, salió séptimo con apenas el 5% de los votos. La más votada en esa localidad fue la presidenta de la Fundación Valle de Sianca, Josefina Pastrana, con el 31% de los votos. En El Bordo, su intendente Raúl Martínez fue el más votado, pero apenas superó por 5 puntos a su inmediato perseguidor, Sergio Copa, que es director de Bromatología de la Municipalidad de Güemes.

En Cerrillos, en cambio, su intendenta Yolanda Vega superó por 10 puntos al Frente de Todos (47% a 37%), cuyo candidato más votado fue Carlos “Puchito” Jorge, hijo del histórico senador del departamento y de la actual senadora, María Laura De la Zerda. El triunfo del eterno Juan Ángel Pérez, en La Merced, fue bastante más ajustado: apenas 5 puntos frente a su inmediato perseguidor, el concejal Rafael Wayar, que si logra cosechar los votos de otros opositores, podría destronar al actual intendente después de 24 años.

Todavía más ajustado fue el triunfo de Esteban Ivetich, en Chicoana. El ex intendente de esa localidad y su eterno rival, Raúl Romano, quedó a sólo 120 votos. En El Carril, en cambio, su intendente Efraín Orosco consiguió un triunfo más holgado: superó a la diputada “Mary” Martínez, por 42% a 35%.

Tampoco hubo sorpresas en Guachipas, donde su intendente Néstor Parra se encamina a la reelección, luego de obtener casi el 70% de los votos. La que sí sorprendió fue Alba Sánchez, la esposa del ex intendente de La Viña, Omar “Guayacán” Torres, que fuera condenado a 3 años por liderar una banda que robaba rieles. Sánchez fue la precandidata a intendente más votada, superando por 10 puntos al actual intendente, Mario Aramayo. En Coronel Moldes, la intendenta Rita Carreras aventajó por solo 4 puntos al profesor de Educación Física, Antonio Ramírez, y tendrá una dura tarea hasta el 10 de noviembre.

En La Caldera ganó “Lili” Maurín, ex esposa de Héctor Calabró, que fue intendente y diputado del departamento. En Vaqueros, su intendente Daniel Moreno se encamina hacia la relección. En San Lorenzo, que pertenece al departamento capitalino, se impuso Ernesto “Kila” Gonza, aunque por sólo 5 puntos, frente al abogado y constituyente de la Carta Orgánica Municipal, Manuel Saravia.

El Chaco es del Oso

El Chaco salteño fue la región donde mejor le fue al “Oso” Leavy. En el departamento San Martín, sacó el 57% de los votos, frente al 20% de Gustavo Sáenz. Además de ganar en Tartagal, aunque por muy poco, tuvo los candidatos más votados en el resto de los municipios, salvo por Embarcación, cuyo intendente Alfredo Llaya apoyaba a Isa para la gobernación. El eterno jefe comunal de Embarcación superó por menos de 5 puntos al médico Carlos Funes, candidato de Sáenz, que intentará nuevamente arrebatarle la intendencia, como en 2015.

En Salvador Mazza, Rubén Méndez hizo una pésima elección y se encamina a perder el municipio: salió cuarto con apenas el 11% de los votos, superado ampliamente por el “Doctor” Ortega, el médico que preside el Concejo Deliberante local y que cosechó más del 30% de los votos. También perdió en Mosconi su jefe comunal , Isidro Ruarte, que quedó 6 puntos abajo del contador Horacio Carrizo, que en 2015 había quedado a 180 votos de conducir el municipio. En Aguaray, Pablo Arequipa, el candidato del intendente Alfredo Darouiche, no hizo una buena elección y la intendencia se dirimirá entre el empresario “Quique” Prado y el ex intendente Juan Carlos Alcoba. En Ballivián, en cambio, la oposición no le hizo ni cosquillas a su actual intendente, Samuel “Piki” Córdoba, que sacó casi el 60% y se encamina a la reelección.

En Rivadavia, el sector que encabeza el senador Mashur Lapad, ratificó su poder en el territorio, frente al espacio que conduce el diputado kirchnerista Ramón Villa, aunque ambos adherían a la lista de Leavy. Lapad no sólo duplicó a su contrincante, la ex intendente de Morillo Marcela Carabajal, sino que los tres intendentes de su línea ganaron: Moisés Balderrama en Santa Victoria Este, Atta Gerala en Coronel Juan Solá y Leopoldo “Polo” Cuenca en Banda Sur.

Cambios en Orán

El oficialismo en la ciudad cabecera no fue el único derrotado. La mayoría de las gestiones del departamento sufrieron derrotas o consiguieron triunfos ajustados. En Pichanal, por ejemplo, su intendente Julio Jalit ganó su interna y el espacio que conduce obtuvo un triunfo muy ajustado sobre el diputado Sebastián Domínguez: los menos de 50 votos de diferencia lo dejan en la cuerda floja. También perdió Jorge Guerra en Colonia Santa Rosa frente a Facundo Quiroga, presidente del Concejo Deliberante e hijo del ex intendente, Dardo Quiroga. En Urundel, el hermano del intendente, Froilán Pedroza, perdió la interna con el “Chivito” Gutierrez, funcionario municipal. En Irigoyen ganó Alfredo Sosa, concejal y hermano del ex intendente Nicanor Sosa. El único intendente del departamento que tiene asegurada la continuidad es Sergio Oliva, en la localidad fronteriza de Aguas Blancas.

El sur es oficialista

Salvo en Cafayate y en San Carlos, en la mayoría de los municipios de los Valles Calchaquíes triunfaron los oficialismos. En Cachi, por ejemplo, ganó con amplio margen su intendente Américo Liendro, de la misma manera que Lucas Arapa va camino a la reelección en Payogasta. En Animaná se impuso su intendente José Guaimás, y en Angastaco Carlos Ríos, el candidato oficialista. Mauricio Abán sacó una amplia diferencia en Seclantás y Walter Chocobar ganó, aunque menos holgado, en Molinos. En La Poma, el triunfo de su intendente Juan Mamaní fue ajustado.

Al que no le fue bien es al intendente de Cafayate, la ciudad más populosa de los Valles Calchaquíes: “Casita” Almeda fue duplicado por el espacio saenzista, cuya candidata será la concejal Rita Guevara. Tampoco anduvo bien la intendenta de San Carlos, Sonia Magno, que perdió con el comerciante Héctor Raúl Vargas, candidato del senador del departamento Roberto Vázquez.

En el sur productor de granos también ganaron mayoritariamente los oficialismos. Sin embargo, no fue el caso de San José de Metán, donde el secretario de Gobierno de la Municipalidad y candidato oficialista, Javier Reynoso, fue doblegado por el concejal José María Issa en la lucha por la intendencia. Los jefes comunales de los municipios vecinos no parecen tener problemas para ser reelectos: Federico Sacca (El Galpón) y Gustavo Dantur (Río Piedras) se impusieron con holgura.

De la misma manera, el intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solíz, le sacó una buena distancia a su adversario, el diputado olmedista Gustavo Orozco, mientras que el jefe comunal de El potrero, Carlos Mur Reinaga, obtuvo más de la mitad de los votos.

No habría grandes modificaciones en los principales municipios del departamento de Anta. Marcelo Moisés se impuso con creces en Apolinario Saravia, “Juanilo” Aguirre le sacó más de 10 puntos a su adversario en Joaquín V. González y “Nardo” García hizo lo propio en El Quebrachal. Más dificultades tendrá para imponerse Tomás Flores, el secretario de Gobierno de Las Lajitas a quien apoya su intendente, Alberto Fermani, que se impuso por solo 100 votos. En Pizarro, su intendente Miguel Talló quedó 3 puntos debajo del concejal Francisco Pérez.

Es de esperar que en La Candelaria, Julio Romano no tenga inconvenientes para ser reelecto en las generales, y “Omar” López sacó una buena diferencia en El Jardín. El final será abierto en El Tala: el ex intendente “Beto” Paz le ganó 28% a 23% a la candidata oficialista, María Pastrana.

Derrotas andinas

Los oficalismos de las ciudades cabeceras de los departamentos andinos sufrieron derrotas en estas PASO. En San Antonio de los Cobres, Alberto “Moya” Carral, que es el delfín del intendente Leopoldo Salva, fue derrotado por el ex jefe comunal Guzmán Viveros, que podría recuperar el municipio. En Iruya, la mujer del intendente Alfredo Soto, Gloria Herrera, fue superada por su primo Eugenio Herrera. En Santa Victoria Oeste, su intendente Lino Flores perdió frente a Victor Santos Quispe, preceptor del colegio secundario y exsecretario de Gobierno de Castulo Yanque.

En los demás municipios ganaron los oficialistas: Virgilio Mendoza en los Toldos, José Yugra en Nazareno, Angelina Canchi logró un triunfo ajustado en Isla de Cañas, y Sergio Villanueva sacó el 100% de los votos de Tolar Grande. Era el único precandidato. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ