En 2020, las multitudes feministas se reunirán en San Luis
El cierre de un Encuentro histórico, a estadio lleno
Desde el año próximo, se llamará Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No binaries, tal como se decidió por aclamación desde el escenario en el acto de cierre.
Imagen: Télam

Fue histórico. El Encuentro de La Plata será recordado por sus desbordantes más de 200 mil participantes tiñéndolo todo de energía feminista, pero más aún por haber logrado reescribir su nombre y empezar otra historia. San Luis será la sede del próximo Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No binaries, como se definió por aclamación desde el escenario del acto de cierre en el Estadio Único de La Plata, donde se desarrolló el último día del tradicional Encuentro que reúne hace 34 años a los movimientos de mujeres y feminismos de Argentina y América Latina.

Hoy fue el tercer y último día del Encuentro que comenzó con bautismo de lluvia el sábado, que a pesar de que impidió el acto de apertura tradicional, más que amedrentar a las encuentreras pareció bañarlas de más fuerza, entusiasmo y vida para cambiarlo todo. Los talleres desbordaron y las calles también. La marcha del domingo a la noche fue el momento más esperado y potente, con más de 200 mil mujeres y disidencias recorriendo la ciudad para visibilizar los reclamos de los feminismos cada vez más latinoamericanos, plurinacionales y disidentes.

El estadio abrió sus puertas minutos antes de las diez de la mañana y una hora más tarde ya se había elegido la nueva sede. Las otras propuestas fueron la ciudad de Buenos Aires y Santiago del Estero, pero finalmente ganó San Luis -iniciativa de sindicatos y organizaciones feministas-, que por primera vez en la historia alojará a un Encuentro.


Originarias y disidencias

Zulema Enriquez, representante de las originarias, y Claudia Vazquez Haro, de las disidencias, subieron al escenario para argumentar la necesidad del cambio de nombre, un debate político profundo que venía postergado desde la apertura. “La historia nos demanda que este encuentro ya es plurinacional y de las disidencias. Este encuentro ya viene trabajando desde hace tres años, desde Chaco, Trelew, La Plata, territorio querandí. El 34 encuentro de La Plata cambió la historia de los encuentros por ser el más masivo y por romper el paradigma del feminismo. Los feminismos somos indígenas, villeros, comunitarios, populares, de los territorios, urbanos. El feminismo no es uno solo, no es hegemónico, no es de las mujeres flacas, de clase media, el feminismo somos nosotras las que siempre estuvimos marginadas y este encuentro durante tres años no nos nombró. El Encuentro Nacional de La Plata ya es plurinacional y de las disidencias”, planteó Enríquez, con la voz emocionada, y la ovación fue unánime. 

Luego Vázquez Haro proclamó que “Nuestro 34 Encuentro es Pluniracional Mujeres Lesbianas Travestis Trans Bisexuales y no binaries”. “Gracias al feminismo tuvimos la segunda marcha plurinacional para decir basta de travesticidios y transfemicidios”, continuó. “Acá en esta ciudad donde murieron cuatro compañeras travestis privadas de su libertad nos sentimos abrazadas en esta segunda marcha. Nos reconocemos en este feminismo amplio, popular y venimos a sentar el compromiso para seguir luchando contra todo tipo de violencias contra las violencias, contra las disidencias sexuales, en contra de la xenofobia, del racismo. Compañeras, tenemos que aprender a escucharnos, a respetarnos en la disidencia. El enemigo no está acá, el enemigo es el patriarcado”, agregó.

En otro momento Lolita Chávez, líder indígena guatemalteca, sumó palabras al cambio: “Y con la memoria y con la sangre hoy abrimos camino con la historia y declaramos este 34 Encuentro plurinacional y con las disidencias. Estamos entonces marcando la historia. Somos feministas originarias, negras, afro, migrantes, piqueteras, laburantes, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, no binaries y todas aquellas no nombradas estamos aquí”.

Un sector minoritario, dentro del que encuentran las organizadoras, sigue negando el cambio y planteando que es un debate que se tiene que dar en los talleres el año próximo. Sin embargo, la discusión por la inclusión de lo plurinacional y las disidencias ya había atravesado no solo los talleres sino los distintos espacios y actividades que se dieron el fin de semana en la ciudad.

Al momento de la lectura de las conclusiones de los talleres, quedó claro que además de las temáticas puntuales que abordaron se pronunciaron a favor de ampliar el nombre. Entre lecturas, los cantos “Somos lesbianas travestis trans y que el encuentro sea plurinacional” y “Plurinacional y con las disidencias” se repitieron durante toda la mañana.


"El Encuentro es un evento de la sociedad"

“El Encuentro crece de manera enorme y es un evento de esta sociedad más allá de lo que las orgánicas planteen. Esto muestra una dinámica y una potencia que trasciende las fronteras. Así como lo hicieron el #Niunamenos y la marea verde, esto revitaliza el movimiento de mujeres”, comentó Estela Díaz, encuentrera y dirigente de la CTA, en diálogo con Pagina/12.

“Este cambio es una reivindicación historia y la posibilidad de que los movimientos y feminismos abracen a todas las identidades que somos oprimidas por el capitalismo patriarcal. El encuentro empieza a ser una punta de lanza para poder pensar la noción del racismo en nuestra sociedad, hay racismo, somos racistas, tenemos que revisarlo. Tenemos que pensar lo anticolonial”, opinó Paula Bonomi, de la Campaña #Somos Plurinacional y de la Colectiva de trabajadoras de la comunicación La Plata, Berisso y Ensenada, afónica ya después de estos tres días intensos de poner el cuerpo.

Para Yanina Waldhorn, integrante de Feministas del Abya Yala y de la Campaña por el Aborto, Legal, Seguro y Gratuito, “el Encuentro fue masivo, intenso, agotador, formador, emocionante y profundamente feminista. Cada minuto desde el viernes con la previa en el Olga Vásquez se respiró la voluntad que venimos transitando la marea feminista para que se declare y visibilice que somos plurinacionales y disidentes, que somos del Abya Yala, que no hay frontera ni límites ni imposibles en nuestras construcciones. Que queremos transformarlo todo, que seguimos en la lucha y que el aborto será legal, seguro y gratuito”.

Cerca del mediodía, concluido el debate que había sido eje político del Encuentro, el estadio se fue vaciando. Siguió la lectura de las conclusiones de los talleres, que incluyeron además también el reclamo transversal por el aborto legal y la Educación Sexual Integral.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ