SALUD  
Un premio que alimenta
La Universidad de Lanús se llevó el primer puesto en el Congreso Argentino de Nutrición celebrado en Córdoba por un proyecto de investigación sobre los hábitos de alimentación de la población.

El departamento de nutrición de la Universidad Nacional de Lanús ganó el primer puesto en el décimo “Congreso Argentino de estudiantes de Nutrición” celebrado en Córdoba por un estudio sobre los hábitos alimenticios en su comunidad.

El proyecto fue dirigido por el docente investigador Emiliano Kakisu y, al ser un relevamiento multidisciplinario, contó con la participación de distintas áreas de la universidad más el apoyo del CONICET.

El trabajo fue premiado principalmente por el proceder metodológico que logró aplicarse sobre la comunidad de la universidad, sobre la que extrajo una muestra poblacional.

De hecho, fue la diversidad de asistentes a esta casa de estudios la que hizo que la muestra abarcara todas las capas etarias y socioeconómicas del primer cordón del conurbano bonaerense.

Pero no solamente el relevamiento tuvo como finalidad saber el estado de nutrición, sino que se trabajó sobre los aspectos culturales de la alimentación, las costumbres, además del contexto económico que imposibilita a la mayoría a adquirir alimentos de calidad. Otros de los factores que se tomaron en cuenta fueron el sedentarismo, el tabaquismo y enfermedades crónicas.

Emiliano Kakisu afirmó que “la idea de conocer los patrones de consumo es para analizar cuál es el perfil nutricional de la población, ver qué comen y, en base a eso, asociarlo a otros indicadores”.

Según Kakisu, la finalidad de este relevamiento tiene un objetivo claro, y es “conocer para poder tomar mejores decisiones, y así tener herramientas para poder tomar iniciativas que se puedan impulsar desde la universidad”.

La directora del Departamento de Nutrición, María Elena Bosch, subrayó que la alimentación, “además de ser un acto cultural, se ve modificado por varias cosas. Por ejemplo, ahora estamos, lamentablemente, en un contexto de barreras de acceso económico a los alimentos”.

Con respecto a la relación precio-calidad de la comida, hizo hincapié en que “el precio de los alimentos es altísimo, y los nutrientes tomados en cuenta para este proyecto son nutrientes que vienen de alimentos que tienen un alto costo. Como por ejemplo la proteína de alta calidad biológica que hay en la leche o la carne”.

Las estudiantes Cecilia Mamani y María Ángeles Ríos comentaron que ganar el premio “fue muy emocionante, porque es la UNLA es chica al lado de la de Córdoba, de Buenos Aires, y la carrera en sí misma no tiene muchos años, por eso que se nos reconozca fue muy lindo”.

El director del Departamento de Salud Comunitaria, Ramón Álvarez, agregó que una de las cuestiones que los motivó a llevar adelante este proyecto es que “particularmente la demanda al área de salud es mucha”, por lo que el tema “tiene que ver con necesidades concretas de la sociedad”.

El relevamiento aún no finalizó. El trabajo de relacionar los datos conseguidos con distintas áreas de investigación, tanto de salud como sociales, es un proceso largo que todavía se realiza. Los resultados van a ser compartidos con la comunidad científica y sobre todo con las autoridades políticas, ya que desde la institución piensan que el principal motor de cambio son las políticas públicas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ