Dijo que no habrá "operadores judiciales ni mediáticos" en su gobierno
Alberto Fernández: "No quiero una Justicia que persiga al opositor ocasional"
El presidente electo anticipó que prepara “una gran reforma” en la Justicia y en el sistema de inteligencia. "Los jueces deben saber que nunca van a recibir un llamado mío", aseguró. Cuestionó el regalo de Gendarmería a Bullrich y le respondió a Macri: "Lo escuché decir que hubiera preferido que yo hable menos. Yo hubiera preferido que él no mienta tanto".
Imagen: NA

El presidente electo, Alberto Fernández, anticipó que está “preparando una gran reforma” en la Justicia y en el sistema de inteligencia, y reiteró que “en la Argentina que voy a gobernar no va a haber más operadores judiciales ni mediáticos ni jueces que cedan ante esos operadores”.

“Estoy buscando una Justicia que haga justicia. Esa reforma la tenemos absolutamente desarrollada como también estamos analizando las reformas que necesita el sistema de inteligencia”, dijo y anticipó que los detalles de esos cambios “los vamos a ir anunciando a partir del 10 de diciembre”.


Durante una entrevista con C5N, Fernández anticipó que esa reforma apuntará “a que la Justicia no persiga a un inocente” y volvió a cuestionar a un sector de la Justicia federal acusada de “operar” políticamente.

“La Justicia que Macri usó para perseguir a Cristina seguramente lo va a perseguir a Macri ahora. Y yo no quiero una Justicia que persiga al opositor ocasional de un gobierno de turno. Simplemente quiero una Justicia”, insistió y aseguró que “los jueces deben saber que nunca van a recibir un llamado mío ni un operador” de su futuro gobierno.

De la misma manera, reiteró: “Me voy a ocupar" de que no hayan más operadores de ningún tipo "pero no voy a perseguir jueces ni andar enjuiciando porque para eso está el Consejo de la Magistratura. Voy a hacer todas las reformas que hagan falta para que esto termine”.

El ragalo de Gendarmería a Patricia Bullrich

El mandatario electo también se refirió al polémico regalo de despedida que la cúpula de Gendarmería le obsequió a la ministra de Seguridad saliente, Patricia Bullrich , con la inscripción de una frase que ella misma había dicho para defender a los miembros de esa fuerza involucrados en la muerte de Santiago Maldonado.

Para Fernández, “la verdad, nadie quiere tirar un gendarme por la ventana ni hacerse cómplice de un gendarme que actuó mal”, pero “hubiera sido mejor que le regalen ese sable sin esa inscripción”.

En este sentido, le envió un mensaje a la fuerza: “Cuando tengan que pagar la consecuencias de la mano dura, Bullrich va a estar presidiendo el PRO y no va a hacerse cargo de esos hechos”. “Cuando uno le dice a un gendarme 'dispará igual aunque esté de espaldas', eso al oído del gendarme suena espléndido pero después los problemas son para él y no para el que dio la orden”.

“Se resisten a la idea de que ya no gobierne Macri” 

En la conversación volvió a cuestionar a quienes fomentan “el negocio de la “grieta” y dijo que ese concepto es utilizado por “quienes les importa poco la Argentina”. También sostuvo que “hay sectores que se resisten mucho a los cambios que los argentinos votaron”.

“El círculo rojo que gobernó todo este tiempo hoy en día se da cuenta de que ha perdido espacio”, dijo e identificó entre ellos al “sectores de poder y algunos medios” de comunicación “se resisten a la idea de que ya no gobierne Macri” y le tienen “fobia al peronismo”.

Además, los cuestionó por difundir “mensajes y operaciones que tienden a que la gente crea cosas que no son ciertas”. “Hace semanas que vengo leyendo que Cristina pone y saca ministros, y que yo resisto. Y que Massa y Moyano me presionan. Y la verdad es que nadie presiona a nadie” porque “tenemos un diálogo formidable entre todos”.

Una respuesta a Mauricio Macri

Por otra parte, le respondió a Mauricio Macri, quien ayer lo criticó por "decir demasiadas cosas" . "Lo escuché decir que hubiera preferido que yo hable menos. La verdad que yo hubiera preferido que él no mienta tanto", respondió Fernández y agregó que "la diferencia entre él y yo no es cuánto hablamos sino que hay uno que dice la verdad y otro que miente. Y yo no miento".

"Yo no puedo decirle a la gente que la Argentina tiene bases sólidas, como dice Macri, que dejó al país en un pantano. Macri dice que la economía va a crecer, y no va a crecer. Dice que va a bajar la inflación, pero deja este año con una inflación del 57 por ciento", planteó.

Asimismo le restó importancia al futuro rol que tendrá Macri como opositor. “No sé qué quiere hacer ni qué le queda por hacer. No es mi problema. Que enfrente se pare el que quiera, yo sé lo que tengo que hacer para seguir avanzando con el país”. “Lo único que me preocupa ahora es sacar a la gente de la situación de desastre en la que Macri la ha dejado”, concluyó.

El almuerzo con Moyano y el nombramiento de Ginés

Por otra parte se refirió al almuerzo de este martes con Hugo Moyano y varios dirigentes gremiales. Dijo que al líder camionero “siempre le voy a estar agradecido” porque en 2003, cuando asumió Néstor Kirchner, “fue una pieza central para que la Argentina se recupere en orden”. “Siempre le voy a estar agradecido por cómo actuó en ese momento”, remarcó.

En otro tramo de la charla admitió que el futuro nombramiento de Ginés González García como ministro de Salud “se me escapó” durante el discurso que ayer dio en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde el sanitarista recibió el Honoris Causa. “Ginés va a ser ministro de Salud”, ratificó. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ