El informático dijo que en el juzgado de la causa no hay nuevos elementos

Lagomarsino desacreditó las "nuevas pistas" del caso Nisman

Imagen: NA

El técnico informático Diego Lagomarsino lamentó haber quedado "involucrado en una cuestión político-policial-judicial muy compleja por todas las operaciones que se hacen atrás" a cinco años de la muerte del fiscal Alberto Nisman e incluyó en "ese ruido que se genera alrededor de la causa" la nota publicada por el diario Clarín en la que se destaca que un agente de la SIDE realizó 27 llamadas telefónicas desde un punto cercano a la casa de Lagomarsino el día en el que Nisman fue hallado muerto. 

La nota del diario Clarín detalla las 27 llamadas realizadas por el agente de inteligencia, que según el periodista Héctor Gambini continúa en funciones, los horarios en las que las realiza, los movimientos que tienen ese día y traza un paralelo con los movimientos de Lagomarsino, varias horas después de entregarle su arma personal a Nisman.  

"¿El espía controlaba a Lagomarsino o se encontró con él? ¿Hablaron personalmente entre ellos? ¿Por qué la SIDE estaría detrás de Lagomarsino si nadie sabía que Nisman estaba muerto?", se pregunta Gambini y funda sus sospechas en la cercanía de la antena que captó las llamadas con la casa de Lagomarsino en la localidad bonaerense de Martínez.  

El técnico acusado de participe necesario del supuesto crimen del fiscal, en diálogo con Radio Con Vos, desacreditó la supuesta "nueva pista del espía detrás de Lagomarsino" y precisó: "Las celdas del celular tienen una cobertura de, más o menos, un kilómetro y medio, más si es 2G, llamada telefónico o de radio. Esa persona pudo haber estado al lado de la celda o a un kilómetro y pico. No tiene por qué haber estado al lado mío."  

"Que una persona se acerque a una celda (de telefonía) no hace que esté al lado de otra, ¿no?", insistió el antiguo asistente de Nisman, quien dijo que "lo importante es que si identificaron al teléfono, pueden identificar a la persona, y si identifican con quién habló, pueden llamarlos a declarar para preguntarles de qué hablaron".

De todas formas, el único sospechoso en la causa desconfió de la información ofrecida por Clarín al apuntar que "no hay nada de lo que dice la nota en el expediente". "En el Juzgado me dijeron que no hay nada de eso. No sé de dónde lo sacaron", precisó. 

El técnico informático, que lleva hace 26 meses con una tobillera electrónica, denunció "los ruidos y las operaciones" alrededor de la causa y advirtió que "la SIDE también se dedica a otros temas".    

 "Lo que no existe se inventa", lamentó Lagomarsino, quien puso como ejemplo el peritaje de Gendarmería, "que encontró golpes que no encontraron ni los peritos de la Corte ni (Osvaldo) Raffo; es bochornoso el peritaje de Gendarmería".  

Las otras "pistas" 

Lagomarsino subrayó que "no pertenecí ni pertenezco a ningún servicio de inteligencia" y repitió que tampoco conocía a Jaime Stiusso. En cuanto al intercambio de llamadas entre el fallecido fiscal y él, el informático recordó que fue Nisman quien lo llamó el día anterior a su muerte. "Alberto me contacta a mí por teléfono. Eso está probado en el teléfono Siemens que él tenía en su casa; en mi celular y en las dos compañías telefónicas. El traqueo es completo", subrayó el técnico.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ