En la Comisaría 43 de Embarcación

Familiares aseguran que un hombre murió por golpes de la Policía

Una mujer sostiene que su padre con diabetes llevaba varios días detenido y fue trasladado golpeado al hospital de Orán, donde murió.

Carla Vargas sostiene que su padre falleció luego de estar detenido en la Comisaría 43 de Embarcación y que varios testigos contaron a la familia que el hombre había sido golpeado y torturado antes. En un video se ven moretones en la cara y en otras partes del cuerpo. La abogada Lorena Merdini también manifestó que está recibiendo varios pedidos de asesoramiento por torturas y vejaciones en esa sede policial. 

Vargas dijo a Salta/12 que su padre, Hermenegildo Vargas, de 53 años, fue detenido el 28 de diciembre y lo volvieron a ver ya sin vida el 4 de enero en el Hospital de Orán San Vicente de Paul, al que fue llevado “grave” desde la Comisaria 43.

“El 4 de enero viene la Policía a las 1 am a avisarnos que él estaba grave en Orán. Antes nunca nos dijeron nada”, relató la hija.

El hombre tenía diabetes, “estaba medicado, en teoría. Los presos que estaban con mi papá dicen que los policías no le daban la insulina a tiempo. Lo derivaron al hospital grave ya. Cuando sale de la Comisaría, una señora lo filma, él sale en una camilla y mal, en el video se ven moretones en brazos, pies, en la cara. La señora nos buscó, ella estaba en la Policía, parece que escuchó o vio algo y comenzó a filmar. Otra chica se acercó a mi mamá diciéndole que había rumores de que le habían pegado”, contó Carla.

La joven está siendo asesorada por la abogada Lorena Merdini. “Mañana me dirijo a Tartagal para hacer la denuncia. Hay testigos que estuvieron presos con mi papá y aseguran que los policías le pegaron”, sostuvo.

La Comisaría 43 viene siendo objeto de denuncias por violencia policial, apremios y tortura. Referentes de la Comunidad wichi El Tráfico ya habían hecho público ese proceder de los uniformados, del que fueron víctimas sus miembros, inclusive adolescentes, cuando fueron detenidos luego de ser reprimidos.

Hermenegildo Vargas era profesor de educación física pero no ejercía como docente, tenía una pensión por la diabetes, tenía 7 hijos e hijas. Carla indicó que pese a su enfermedad el hombre entró en buen estado de salud a la Comisaría.

La hija dijo que después de que falleciera su padre “empezaron a llegar testigos”, entre ellos, otros detenidos, quienes manifestaron que el hombre fue golpeado por policías y que no le ponían a tiempo la insulina.

Carla detalló que le contaron que en la Comisaría 43 “tienen un lugar donde golpean a los presos”. El padre les habría manifestado a los policías que los denunciaría, según se enteró la hija por un testigo. Indicó que al hombre aún no le hicieron autopsia, en el certificado de defunción figura que murió por insuficiencia cardio respiratoria.

Pese a que se vienen haciendo públicas varias denuncias contra uniformados de la 43, Carla afirmó que “no se dimensiona hasta que te pasa”. Vargas había sido detenido luego de que la ex esposa, quien había decidido terminar la relación, lo denunció. “Se generó un problema entre los dos, agresiones verbales. Ella hizo una denuncia. Él la amenazó y fue detenido”, señaló la hija.

Muchos casos 

La abogada Merdini, oriunda de Embarcación dijo a Salta/12 que le comenzaron a llegar varias denuncias contra policías de la Comisaría 43. “Son muchísimos casos”. Afirmó que la gente está dejando de tener miedo y se anima a consultar y a denunciar a los integrantes de las fuerzas de seguridad.

“En los últimos días me llegaron al estudio más de 10 denuncias por torturas sistemáticas de la policía de Embarcación. Tienen una pieza que le llaman 'del terror o cocina' en donde golpean durante horas a detenidos (muchos arbitrariamente solo por circular). Hace días murió un detenido. Una mujer perdió un embarazo producto de horas de golpes. A otro le desplazaron la clavícula con tres costillas rotas. Y siguen llegando casos. Luego les arman causas por lesiones, la misma Policía a las víctimas y los detienen semanas”.

“En muchos casos no quieren tomar las denuncias contra la Policía en la fiscalía de Embarcación”, detalló la letrada. Por ello dijo que aconseja dirigirse al auxiliar de la fiscalía de derechos humanos que se encuentra en Tartagal.

Merdini aseguró que la violencia policial es una constante en esa sede policial. “Falleció una persona días pasados tenía diabetes. Hay gente que manifiesta que le ponían la insulina en el sol. A la familia nadie le dio una explicación”, afirmó. 

La abogada dijo que varias denuncias están hechas en la justicia pero que ésta no está actuando como corresponde. Acotó que la Policía amenaza a las víctimas “con que los van a detener y les van a armar causas, tienen miedo”. Además, mencionó que esas intimidaciones según el testimonio de la gente, también se harían mediante perfiles de “Facebook truchos”.

Merdini aclaró que está asesorando ad honorem porque considera que estas situaciones no deben ocurrir más “esto no puede pasar. Hay gente inocente, aunque no importa lo que hicieron, no les pueden pegar”. Dijo que en lo judicial no hay avances y espera realizar presentaciones ante organismos de derechos humanos, el Ministerio de Seguridad de Salta, el gobernador Gustavo Sáenz y autoridades de la Nación. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ