No todos quedaron conformes

Paritarias: autoconvocados pusieron en duda el comienzo de clases

A pesar del principio de acuerdo al que llegaron el gobierno provincial con los gremios docentes, desde el sector que no fue invitado a la mesa de negociaciones convocaron a una asamblea para discutir la situación. 

Horas después de conocer el acuerdo al que habían arribado el ministro de Educación de la Nación con las entidades que representan a los docentes, en la provincia festejaron los términos en que se llevaron también las negociaciones para garantizar el inicio de clases.

Un aumento inicial del 8% para febrero y continuar con reuniones a partir de la semana que viene, fueron los puntos centrales del acuerdo provincial.

El titular de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), Guillermo Burich, confirmó que este acuerdo es por el primer tramo de las paritarias y que a partir del miércoles de la semana que viene comenzarán las reuniones para seguir discutiendo el salario “pero también condiciones de trabajo, concursos, titularizaciones”.

Creemos que este 8% cubre estos dos primeros meses de inflación, por lo que creo que fue un buen punto de partida, aunque tenemos que seguir negociando”, agregó el dirigente, a la vez que informó que la hora cátedra bajo estas condiciones llegaría a los $600, “por lo que tendremos que ir negociando mes a mes para recomponer la pérdida con respecto a la inflación”, culminó.

El jueves por la mañana el titular de la cartera educativa, Matías Cánepa, conversó con la prensa y aseguró que las clases comenzarían el próximo lunes 2 de marzo.

Con respecto al reclamo de los docentes autoconvocados, quienes el año pasado pararon la provincia por dos semanas consecutivas hasta conseguir un reconocimiento salarial acorde a la inflación, Cánepa insistió que no pueden ser invitados a la mesa de paritarias por no poseer personería gremial.

A su vez, dijo que los canales de comunicación con ese sector están abiertos y que seguirán “escuchando a todos”. Aunque admitió que el pedido del 40% de aumento es imposible de cumplir por parte de la provincia y repitió que detrás de la solicitud hay otros intereses.

Silvia Di Piazza, delegada de Capital de Docentes Autoconvocados, dijo en diálogo con Salta/12 que tanto la propuesta nacional como la provincial son insuficientes y que por lo tanto convocaron a una asamblea para este sábado en la ciudad de Metán, para definir las medidas a seguir.

Di Piazza consideró que “este aumento del 8% es sólo el pago de la deuda que contrajo la provincia cuando decidió no pagar con la cláusula gatillo desde noviembre, pero de ninguna manera lo podemos aceptar como una paritaria”.

La referenta capitalina aseguró que “los ánimos están caldeados, no podemos ir en contra de lo conseguido en 2019 y que fue fruto de la lucha, el monto fijo que ofrecen de Nación ni siquiera supera los $5.000 que obtuvimos aquí el año pasado”, por lo que no descarta medidas de fuerza que puedan frustrar el inicio de clases.

A nivel nacional se acordó que habrá una suma fija de $4.840 a cuenta, a pagar en cuatro cuotas a partir de abril y hasta julio, cuando el salario inicial de un docente pasará de los $23.000 a los $25.000.

Por último, dijo no entender el pensamiento de los gremios de cerrar tan rápido a una negociación sin definir otros temas fundamentales como lo edilicio, "las escuelas no se pueden abrir en estas condiciones”, sostuvo Di Piazza.

"Todos los trabajadores estatales están expectantes a esta negociación, por lo que no sólo estamos peleando por el salario docente", concluyó.    

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ