Para afrontar la crisis generada por el coronavirus

Emisión record del Central

La emisión monetaria marcó un récord en marzo al alcanzar los casi 600.000 millones de pesos, una expansión mensual de casi el 35 por ciento de la Base Monetaria, explicados por el desarme de Letras de Liquidez (Leliq) y una mayor asistencia del Banco Central al Tesoro para afrontar gastos ante las consecuencias del coronavirus (Covid-19), de acuerdo con cifras oficiales de la autoridad monetaria.

Ante una caída real de la recaudación y la necesidad de asistir a familias y pequeñas y medianas empresas por el congelamiento de la actividad económica provocada por la cuarentena, el Banco Central (BCRA) emitió 596.962 millones durante marzo. Puntualmente, el Central asistió al Tesoro con 125.000 millones vía adelantos transitorios y con 60.000 millones en concepto de transferencias de utilidades, y más de la mitad (304.421 millones) fue a parar a los bancos a través del desarme de Leliq. El objetivo del BCRA fue inyectar liquidez en las entidades financieras para forzarlas a que den ese dinero a pymes con créditos a tasas del 24 por ciento, fundamentalmente para el pago de salarios de marzo.

“Lo que está haciendo el gobierno es inyectar dinero y crédito para sostener la demanda, que no caiga más y que la situación de recesión en la que nos encontrábamos se morigere con estas medidas. Estamos en un contexto de emergencia. Hay que invertir en salud, en muchas cosas y hay que compensar a la gente que no está pudiendo trabajar, especialmente los sectores más desprotegidos de la sociedad. Eso se está haciendo con el esfuerzo del presupuesto público. Y en este el mecanismo que tiene para financiarse contexto es solamente la emisión monetaria”, aseguró el titular del BCRA, Miguel Pesce, este domingo al diario Perfil.

"Siempre estuve en contra de la emisión monetaria para financiar gasto, pero hoy no te queda otra herramienta más que esta", aseguró el analista financiero Christian Buteler. Sin embargo, cuestionó el mecanismo de emisión porque "no llegó a la gente". "El Central liberó Leliq pensando que iba a ir al mercado pero, por ahora, los bancos están prefiriendo no prestar la plata. No saben si las empresas a las que le pueden prestar se lo van a devolver. Entonces están prefiriendo seguridad antes que rendimiento", afirmó.
Datos del BCRA al 30 de marzo marcan que, de los 596.962 pesos millones emitidos durante el mes, 490.670 millones de pesos aún estaban en las cuentas corrientes que los bancos tienen en el Central a tasa cero, muy lejos del rendimiento del 38 por ciento anual que les daban las Leliq.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ