A propósito de la nota de Alfredo Zaiat

Horacio Rovelli: "A Alberto le cuesta demostrarle a la burguesía argentina que acá está la gallina de los huevos de oro"

El funcionario del ministerio de Economía durante del gobierno de Alfonsín dijo que "el Estado tiene que disciplinar a los empresarios".
 Horacio Rovelli sufrió a la burguesía nacional durante la gestión de Grinspun. Horacio Rovelli sufrió a la burguesía nacional durante la gestión de Grinspun. Horacio Rovelli sufrió a la burguesía nacional durante la gestión de Grinspun. Horacio Rovelli sufrió a la burguesía nacional durante la gestión de Grinspun. Horacio Rovelli sufrió a la burguesía nacional durante la gestión de Grinspun.
 Horacio Rovelli sufrió a la burguesía nacional durante la gestión de Grinspun. 

Horacio Rovelli, economista que integró junto a Bernardo Grinspun el ministerio de Economía durante el gobierno de Raúl Alfonsín, dialogó con la AM750 y se refirió a la relación de Alberto Fernández con el empresariado nacional a propósito de la nota de análisis de Alfredo Zaiat  publicada el domingo.

"Hay un error en las expectativas con la burguesía argentina" sostuvo Rovelli y aseguró que los empresarios nacionales prefieren especular financieramente antes que invertir en el desarrollo productivo del país. 

"Nuestra burguesía es tonta, ni siquiera reconoce que su base de acumulación está acá. Y pierden la gallina de los huevos de oro, que está acá. Al presidente le cuesta demostrarles eso", aseveró.

Según Rovelli, integrante del Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE), un camino posible para revertir esa situación es "es sentarse con ellos y asegurarles que, invirtiendo en la producción, este país, como tantas veces, les va a dar rentabilidad y ganancia sin andar dependiendo de los vericuetos financieros", subrayó. 

Además, señaló que "el Estado tiene que poner las reglas del juego y disciplinar a los empresarios" y aseguró que esos mismos empresarios "quieren el negocio de la rentabilidad rápida".



Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ