Participaron Hugo Yasky y Roberto Baradel

Reunión de Alberto Fernández con la titular de la Confederación Sindical Internacional

El Presidente Alberto Fernández se reunió ayer de forma virtual con la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burrow y también estuvieron presentes en el encuentro el secretario General de la CTA, Hugo Yasky, y el secretario de relaciones internacionales de la misma central, Roberto Baradel. Burrow expresó el apoyo de la Confederación Internacional a las políticas públicas que está implementando el gobierno argentino para combatir la pandemia, para la negociación de la deuda y para promover el diálogo social.

En diálogo con Página/12, Yasky indicó que "Burrow es una mujer que desde hace tres mandatos está al frente de la Confederación Sindical Internacional y que tiene un liderazgo muy fuerte en los organismos internacionales". Agregó que el diálogo que tuvieron con Alberto Fernández fue muy "franco y directo". "Burrow se interesó por el estado de la negociación con los acreedores externos y le adelantó al Presidente su predisposicion para expresar ante el G20, el FMI y todos las instituciones financieras internacionales, el apoyo de la CSI al esfuerzo que está haciendo el gobierno argentino en la propuesta que le ha entregado a los acreedores externos", indicó el secretario general de la CTA. 

Agregó que, tras la reunión, quedó claro que "el respaldo de la secretaria de la Confederación es absoluto". "Burrow también planteó que ella tiene buen diálogo con la actual directora del FMI, Kristalina Georgieva, y dijo que ella tiene una mirada muy comprensiva hacia la posición del gobierno argentino".

Según Yasky, otro de los temas que la secretaria general de la CSI planteó en la reunión a Fernández estuvo vinculado con elogios a la ley de teletrabajo que fue aprobada por el Senado la semana pasada: "contó que había sido informada por la CTA acerca de la sanción de la ley de teletrabajo y que esa ley era un ejemplo para los trabajadores de todo el mundo". Además, el secretario general de la CTA explicó que Burrow destacó que "en este momento, en el que sabemos que el mundo no volverá a ser el mismo, es necesario encontrar los caminos para legislar. En ese sentido, dijo que esta desición que se había tomado, hablaba positivamente de los logros que se pueden obtener cuando hay voluntad convergente entre los que gobiernan, legislan y los que representan a las centrales sindicales".

Baradel, por su parte, dijo en diálogo con este diario que "para nosotros este apoyo es muy importante porque muestra un modelo muy diferente del que se está llevando en el mundo con respecto al cuidado de la vida, la protección de los derechos laborales y a la promoción del trabajo". "Este es el único país que prohibió por decreto los despidos durante la pandemia y eso fue valorado por Burrow", agregó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ