Vialidad pidió ser querellante como principal daminificada

Peajes: más denuncias por los negociados del macrismo

La Dirección Nacional de Vialidad se presentó en la Justicia como víctima de posibles delitos. El macrismo le reconoció una indemnización de 499 millones de dólares a las concesionarias de las cuales el Grupo Macri era socio, les dolarizaron las tarifas, les extendieron el contrato por adjudicación directa. Los camaristas amigos, Martín Irúrzun y Leopoldo Bruglia, desprocesaron a Iguacel, Dietrich, Dujovne y Saravia Frías, pero la causa sigue. 
Imagen: Bernardino Avila

La Dirección Nacional de Vialidad (DNV) se presentó este martes en la Justicia sosteniendo que fue víctima de los posibles delitos cometidos por la administración de Mauricio Macri, incluyendo cohecho (coimas), abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, estafa y fraude, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública en el gravísimo negociado de los peajes. Por expresas instrucciones del ministro Gabriel Katopodis, la DNV reclama meterse en el expediente en el que se investiga que el macrismo le reconoció una indemnización de 499 millones de dólares a las concesionarias de autopistas de las cuales el Grupo Macri era socio. Además les dolarizó las tarifas y les extendió el contrato por 10 años "mediante una adjudicación directa", según dice el escrito de la DNV.

La presentación de Vialidad tiene importancia política y judicial. La investigación inicial de las irregularidades corrió por cuenta del juez Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Eduardo Taiano, lo que derivó en el procesamiento del ex titular de DNV, Javier Iguacel, el ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el ex ministro de Economía, Nicolás Dujovne y el ex procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, todos como responsables de numerosos delitos. Pero en escena aparecieron los camaristas amigos, Martín Irúrzun y Leopoldo Bruglia, que desprocesaron a los ex funcionarios con el argumento de que no les exhibieron las pruebas antes de la indagatoria. Canicoba explicó que los defensores tuvieron acceso a las evidencias, pero que por la pandemia hubo demoras en la digitalización y aún así se cumplió con la exigencia del Código Procesal de que los letrados y los imputados pudieran ver las pruebas antes de la indagatoria. Los defensores alegaron que no tuvieron tiempo en esa circunstancia y los jueces alineados con Cambiemos les dieron la razón.

La causa de los peajes es de las más graves y con mayores pruebas contra los funcionarios macristas, incluso contra el propio Macri, que era la cabeza de uno de los grupos que se benefició con las maniobras.

El fiscal de Cámara, José Luis Agüero Iturbe, en diálogo con Página/12, adelantó que no va a apelar la decisión de los camaristas pero que la causa de ninguna manera se cae: sólo se dio marcha atrás en los procesamientos. "El Código Procesal no me habilita a ir en un caso así a Casación, porque no es una sentencia definitiva ni equiparable. El proceso sigue. Los imputados no están desvinculados del proceso. Sólo se anuló su procesamiento. Ni siquiera las indagatorias fueron anuladas. El juez Julián Ercolini debería mostrarles la prueba ahora, que es prueba válida", le dijo Agüero Iturbe a este diario. Una posibilidad que se baraja es que el magistrado amplíe las indagatorias y que luego vuelva a resolver. El dúo a cargo del expediente, Ercolini-Carlos Stornelli, no permite alentar muchas esperanzas, pero es verdad que Stornelli siempre impulsó la acción en esta causa.

En este marco, la presentación de Vialidad cobra mucha importancia porque si se la admite como parte, es garantía de que pedirá avanzar en la investigación y las acusaciones. Ya la Unidad de Investigación Financiera (UIF) también pidió ser querellante y el juez debe resolver, pero Vialidad es la víctima principal del desfalco. En el Ministerio de Obras Públicas sostienen que van a hacer todo lo que esté a su alcance en el expediente. Consideran que los hechos son gravísimos y el perjuicio al Estado fue enorme. "Este fue un negocio fraudulento", afirman. 

Sociedades Macri (Socma), vendió a 83 pesos las acciones de Autopistas del Sol que valían 3,50 en el momento de la asunción del exmandatario.

En verdad, la causa de los peajes, denunciada en su momento por Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Carlos Castagneto y Adrián Grana, es de las más graves y de las que tiene mayores pruebas contra los funcionarios macristas, incluso contra el propio Macri, que era la cabeza de uno de los grupos que se benefició con las maniobras. De hecho, Sociedades Macri (Socma), vendió a 83 pesos las acciones de Autopistas del Sol que valían 3,50 en el momento de la asunción del ex mandatario. El otro grupo que consiguió ganancias siderales fue Albertis, en su momento un gigante liderado por Florentino Pérez, el titular del Real Madrid, amigo de Macri. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ