El resto de la provincia continúa con el distanciamiento

Siete departamentos salteños entran en un aislamiento con excepciones

La delicada situación del sistema sanitario al borde del colapso llevó a extremar las medidas para restringir la circulación en parte de la provincia. Esta vez el ASPO no será tan rígido como en marzo.
Las ferreterías son uno de los negocios exceptuados Las ferreterías son uno de los negocios exceptuados Las ferreterías son uno de los negocios exceptuados Las ferreterías son uno de los negocios exceptuados Las ferreterías son uno de los negocios exceptuados 
Las ferreterías son uno de los negocios exceptuados  

Comenzó hoy una nueva fase de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) para siete departamentos de la provincia, aunque a diferencia de lo sucedido en marzo cuando se decretó por primera vez, en esta oportunidad existirá una serie de excepciones que flexibilizarán la cuarentena.

La medida dispuesta ante el crecimiento de los contagios y la difícil situación del sistema de salud incluye a San Martín, Cerrillos, Rosario de Lerma, General Güemes, La Caldera, Orán y Capital, en tanto el resto de la provincia continuará con el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), con idénticas medidas a las que ya se vienen disponiendo en cada municipio por las autoridades locales.

Para los departamentos en ASPO, los comercios y la gastronomía sólo podrán realizar envíos a domicilio y los bancos por una semana no atenderán de manera presencial.

La circulación quedará restringida y solo podrán hacerlo aquellas personas que cumplan actividades esenciales solamente con permiso de circulación.

Las excepciones están detalladas en el DNU nacional e incluye, entre otros, personal de Salud, Fuerzas de seguridad, de los servicios de justicia de turno. También personas afectadas a la atención de comedores escolares, comunitarios y merenderos y quienes deban asistir a otras con discapacidad, a familiares que necesiten asistencia, a personas mayores, niños, niñas o adolescentes.

El DNU también especifica la autorización en ASPO para supermercados mayoristas y minoristas y comercios minoristas de proximidad de alimentos, higiene personal y limpieza, farmacias, ferreterías, veterinarias y provisión de garrafas.

Están permitidos los deportes individuales y las salidas recreativas, aunque en este último caso, en las cercanías de la vivienda con una distancia máxima de 500 metros.

Las obras de construcción privadas también podrán continuar sin modificaciones, a igual que la obra pública.

Empleadas y empleados de casas particulares podrán trabajar siempre y cuando exista un acuerdo entre ambas partes para que así sea.

El transporte público quedará restringido solo para las personas encuadradas en servicios esenciales, en el caso de actividades productivas exceptuadas el empleador deberá proveer el medio de transporte.

Tampoco podrán funcionar centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas.

En el caso de la gastronomía y los gimnasios, el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, adelantó que se trabajan alternativas para posibilitar en breve su funcionamiento con atención en mesas al aire libre, así como clases de gimnasia en lugares abiertos que los podría proveer el propio Estado.

A nivel provincial se sostiene en todo el territorio la limitación a la circulación de personas entre las 00 y 06 horas, excepto esenciales.

Las reuniones familiares, sociales y turismo interno, permanecen suspendidos. En tanto, los comercios de cercanía (drugstores, kioscos, y despensas) pueden funcionar hasta las 22.

La Administración Pública Provincial continuará trabajando con la concurrencia mínima del personal, y se procura el teletrabajo.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ