Críticas en la Legislatura al jefe de Gabinete porteño

El impuestazo a la clase media

La oposición rechazó el argumento de Felipe Miguel para justificar el impuesto a las tarjetas de crédito en la baja de la coparticipación. 
El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.
El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel. 

Ante la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, justificó la aplicación de nuevos impuestos, como el que quieren imponer a los gastos de tarjeta de crédito, por la supuesta pérdida de fondos que significa el cambio en los montos para financiar el traspaso de la policía que realizó el gobierno nacional. El funcionario dijo que el Presupuesto 2021 es "de contingencia", un concepto que fue rechazado por la oposición. El Frente de Todos porteño denunció que lo que realiza el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta implica un "ajuste brutal" que "va a afectar a los que menos tienen".

"De los 50 días hábiles que transcurrieron desde que se comenzó a aplicar el decreto de la quita de coparticipación del Ejecutivo nacional, la Ciudad dejó de recibir $8.786 millones de pesos. Para todo el 2020, el recorte va representar una pérdida de $13 mil millones de pesos”, señaló Felipe Miguel durante su informe en la Legislatura porteña. 

El jefe de Gabinete argumentó que la Ciudad había afrontado en el 2020 un "triple desafío" en cuanto a recursos --ya que había tenido que "destinar más a las áreas esenciales en la pandemia", enfrentar la "baja de la recaudación" y "hacer frente al recorte inconstitucional de la coparticipación"--, por lo que convocó a legisladores porteños, diputados y senadores nacionales a que defendiesen los recursos del distrito. "Tenemos que anteponer los intereses de la gente por sobre los de la política. Los diputados nacionales por la Ciudad deben defender los intereses de los vecinos", sostuvo Miguel.

Un pedido que no conmovió a la oposición que le recriminó el uso de este argumento del recorte de la coparticipación para justificar un ajuste. En este sentido, el presupuesto propuesto para el año que viene dispone la aplicación del impuesto a los Sellos a las operaciones con las tarjetas de crédito, que implicará una suba del 1,2 por ciento en el gasto de las compras que se efectúen a través de ese medio de pago. "Este gravamen es un ajuste brutal que va afectar a los que menos tienen y va a empeorar la condición de nuestros vecinos y vecinas", evaluó el legislador del Frente de Todos Leandro Santoro. 

A su vez, les legisladores del Frente de Todos cuestionaron las afirmaciones del jefe de Gabinete respecto al traspaso de fondos a la Provincia de Buenos Aires. "Esto no es de la coparticipación, sino que es un acuerdo entre Nación y Ciudad en la transferencia extraordinaria de recursos”, sostuvo Claudio Ferreño.

En esta misma línea, el legislador del Frente de Izquierda Gabriel Solano denunció que “el nuevo impuesto es un golpe a los consumidores y tendrá consecuencias inflacionarias", explicando era "por completo regresivo, pues recae por igual en personas con capacidades económicas distintas".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ