La palabra del Presidente

Alberto Fernández en el Foro Económico Mundial de Davos 2021: "No hay más lugar para ajustes irresponsables"

El mandatario resaltó que el acuerdo que se está discutiendo con el FMI tendrá "nuevas perspectivas macroeconómicas y un entendimiento común de las necesidades de la economía local". Además, adelantó que ese texto se enviará al Congreso para su aprobación. 

El presidente Alberto Fernández participó mediante una videoconferencia desde la Residencia de Olivos en el plenario del Foro Económico Mundial de Davos 2021 y brindó un discurso donde destacó la importancia de trabajar de forma unida, de poner la prioridad en "los más vulnerables" ya que "no hay más lugar para ajustes irresponsables". En ese sentido, habló de la necesidad de tomar un rol activo porque "de esta pandemia debe nacer un mundo mejor".

Sobre el acuerdo con el FMI

El presidente aseguró que el acuerdo que se está negociando con el FMI "incorporará nuevas perspectivas macroeconómicas y un entendimiento común de las necesidades de la economía local"

Fernández negó que traiga aparejado un ajuste, esos que "perjudican la credibilidad de los dirigentes como de los que otorgan asistencias irreales" y adelantó que el texto se presentará en el Congreso para su aprobación, a diferencia del acuerdo firmado durante el macrismo. 

El jefe de Estado habló del endeudamiento "tóxico e irresponsable" que tuvo que atravesar la Argentina en los últimos años, y ponderó el avance en el canje de deuda del Ministerio de Economía en 2020, con Martín Guzmán a la cabeza. "Alcanzamos una reestructuración de la deuda con acreedores privados con un nivel de aceptación superior al 99 por ciento", resaltó. 

En la misma línea, contó que "el diálogo con el FMI está en marcha" y que hasta el momento "ha sido muy constructivo". "Recibimos innumerables apoyos de los miembros del G20 y la comunidad internacional", afirmó.

Sobre la pandemia

A lo largo de su discurso, el máximo mandatario hizo hincapié en la importancia de aprender de la pandemia que afecta el mundo y trabajar en conjunto porque "vivimos un tiempo donde se ponen a prueba todos los paradigmas".

"El imperativo moral es poner la prioridad en los últimos, los descartados, en los más vulnerables. La fraternidad debe ser el nuevo nombre del desarrollo y la solidaridad de la paz social", enfatizó. 

Asimismo, se refirió a la campaña de vacunación, y opinó que "la vacuna debe ser considerada un bien público global", al tiempo que señaló que "debe preservar a los sectores más expuestos".

Además, se refirió al debate instalado en el mundo y subrayó que "la opción no es la vida o la economía, sino la vida con más y mejor economía".

Por otro lado, destacó las medidas impulsadas durante su gobierno en el marco de la pandemia, como el caso del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), y destacó el repunte de la industria. 

"El sector industrial viene teniendo una recuperación notable. Ya registramos 4500 puestos de trabajo que antes de la pandemia no existía. LLevamos 5 meses de recuperación del empleo industrial", precisó. 

La relación con el mundo

"Hay que repensar las modalidades de desarrollo. Como presidente pro témpore del Mercosur me encuentro comprometido junto a Brasil, Paraguay, Uruguay en una agenda con una integración más profunda e innovadora con el resto de América, Europa, Asia", declaró.

Y añadió: "Tenemos esperanza frente al tiempo que se avecina. Ha llegado el momento de unir fuerzas para abordar los problemas endémicas del mundo: deuda insostenible, pobreza extrema, acceso al agua, igualdad de género, desastres naturales".

Para Fernández, "el pacto solidario global es la meta que tenemos por delante" y consideró que "es ahora o nunca". "Podemos elegir ser meros observadores o podemos optar por actuar con valentía y decidir ser protagonistas en la tarea de sentar las nuevas bases para un enfoque innovador. De esta pandemia debe nacer un mundo mejor, es nuestra responsabilidad que esto suceda. Desde Argentina los invito a ser socios en esta tarea", advirtió.

Agenda amplia

Por último, el Presidente convocó a impulsar una agenda de "temas de vanguardia" como son "el futuro de la educación y el trabajo, la telemedicina, las cadenas productivas, la inclusión digital, el empoderamiento de las mujeres y la infraestructura verde".

"La ética de la solidaridad nos convoca. La responsabilidad política, social, ética y ambiental. Necesitamos trabajar en conjunto con el sector privado, para desarrollar industrias eficientes", manifestó.

Del mismo modo, resaltó la necesidad de "vincular el multilateralismo con un concepto de multisolidaridad" y catalogó al sector privado como "socio esencial para enfrentar las reformas que permitan la escalada productiva y tecnológica de Argentina".

Por último, situó a la agenda climática como eje fundamental: "Sabemos que para poder invertir hace falta financiamiento y previsibilidad. Estamos comprometidos en avanzar en el camino a un recuperación sostenible y alineada con los objetivos climáticos del acuerdo del país. El desarrollo del futuro será verde o no va a ser".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ