Preparando los útiles para la presencialidad

Lanzaron “Vuelta al Cole”, un programa con descuentos y cuotas

La iniciativa del gobierno, la Cámara de Comercio y el Banco Macro incluye una rebaja del 10% y hasta 6 cuotas sin interés. 

El ministro de Economía, Roberto Dib Ashur, acompañado del presidente de la Cámara de Comercio e Industria, Daniel Betzel, y la gerenta divisional del banco Macro, Jorgelina Basso, lanzaron el programa de descuentos especiales en librerías, indumentaria y calzado, que como todos los años está pensado para la vuelta a clases de los niños y niñas de toda la provincia.

Quienes posean cualquiera de las tarjetas de crédito de la entidad bancaria provincial podrán adquirir los bienes alcanzados por la promoción con un financiamiento de 3 o 6 cuotas mensuales sin interés. Además, recibirán un descuento del 10% sobre el valor del producto que lo realizarán los establecimientos adheridos. La tasa de financiación la asumirán la Provincia y el banco.

La promoción comenzará a regir el próximo 25 de febrero y se extenderá hasta el 30 de marzo. Betzel informó que ya hay 100 comercios adheridos y que aún hay tiempo para llenar la solicitud en la página de la Cámara: https://www.comerciosalta.com/vueltaalcole

“Esta es una acción más que estimula la venta en los comercios y alivia el costo que deben afrontar los consumidores”, sostuvo Dib Ashur durante la firma del convenio, y agregó que “es una posibilidad para las familias salteñas de hacer las compras de útiles y elementos escolares y que el impacto no se sienta tanto en los bolsillos”.

Mientras que la gerenta del Macro, Jorgelina Basso, explicó que “la idea es apoyar a los comercios y los consumidores en este proceso de volver al colegio de los chicos, que implica para las familias un gasto más que importante”, y detalló que en esta promoción se incluye indumentaria, zapatos y zapatillas, ópticas, librerías y todos los útiles escolares.

Renegociación de la deuda

En la ocasión, Salta/12 le preguntó al titular de la cartera de Economía sobre el proceso de renegociación de la deuda externa por los USD350 millones del Fondo del Bicentenario y sus intereses.

Dib Ashur negó que la provincia esté en default técnico, como asegura el diputado provincial Carlos Zapata, y sostuvo que en este momento “lo que hay es una presentación de consentimiento”, y quienes tienen los bonos de la deuda salteña deben evaluar la forma de pago que ofrece Salta, “que incluye lo vencido y lo que va a vencer”. Añadió que el tiempo para que los bonistas acepten o no es hasta el 19 de febrero.

“Si no juntamos la cantidad de personas que tienen nuestro título, lógicamente, entraremos en otra situación”, explicó con respecto a que se espera que al 40% que ya dio su consentimiento, se sume al menos otro 35% para de esa manera alcanzar el mínimo del 75%, como lo exigen las cláusulas de acción colectiva.

El ministro se mostró confiado en que eso sucederá y en que la deuda salteña se podrá renegociar con la última oferta, “es una propuesta hecha con buena fe en función de la capacidad y los números que tiene la Provincia”, manifestó, y concluyó adelantando que si para la fecha propuesta no hubiesen alcanzado el porcentaje estipulado, “existe la posibilidad de extender un poco más los plazos”.

La Provincia debía pagar el vencimiento de USD16 millones el pasado lunes 8 de febrero, sin embargo, no lo hizo bajo el argumento de que el principal tenedor de bonos, el grupo VR Advisory Services Ltd, poseedor del 40% de los bonos de deuda, aceptó la última oferta salteña, lo que permitió que se estiren los plazos.

Con el nuevo esquema presentado por la Provincia, los intereses bajarían del 9,1 acordado en 2016 a un 4% para el primer semestre de este año, y un 5% en el segundo. El monto se eleva a un 7,5% en 2024, y desde entonces y hasta el vencimiento en 2027 (la nueva fecha propuesta) será del 12,5% anual.

En cuanto a la amortización del capital, el ofrecimiento del gobierno es comenzar a hacerlo en 2023 y en cuotas semestrales, ese año solo pagaría el 10% del total en dos cuotas del 5%. Mientras que en 2024 se pagaría otro 15% en dos cuotas de 7,5%. El restante 75%, se debería cancelar entre 2025 y 2027 abonando el 25% en dos semestres: 12,5% en cada vencimiento del 1 de Junio e idéntico porcentaje en los vencimientos del primero de diciembre.

De no conformar esta propuesta al 75% de los acreedores, este año la Provincia tiene obligaciones por USD 55,5 millones; mientras que el año que viene esa cifra se dispara a 154,2 millones; en 2023 los vencimientos son por USD138 millones y en 2024 el monto total a pagar ronda los USD127,3 millones.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ