Café y algo más

Salí

El lado de la fuerza

Arthur Pasta Makers es un lugar repleto de guiños a StarWars. Es que sus creadores, Hernán y Laura, decidieron inspirarse en la famosísima saga de George Lucas para darle un toque lúdico a una combinación que a priori suena desafiante: un fast food de pasta artesanal y café de especialidad. “En los últimos años notamos un cambio en el modo de consumir algunos productos, pero las fábricas de pastas seguían quedando como detenidas en el tiempo”, explican. Para desayunar o merendar hay combos como el Yoda (tostadas, queso crema y mermelada de frutos rojos, a $290); el Obi Wan (Croque Monsieur, a $380) o el Rei (french toast en versión dulce o salada -Bright o Dark side-, a $380), entre otros, todos con café o té y jugo de naranja. Y el brunch Padme Ani, para compartir, con tostada con palta, huevos revueltos con panceta, tostado de jamón y queso, yogur con fruta, budín de limón, 2 juguitos y 2 cafés con leche ($1200).

Las pastas insignia son los ñoquis caseros, además de la variedad de fideos y ravioles (en todos los casos se pueden comprar frescos para llevar y cocinar en casa). Salen con salsas clásicas (fileto, crema, boloñesa, salteado de vegetales, entre $350 y $380), especiales (polloñesa, scarparo, pesto; adicional de $50) y premium (Coruscant -crema, jamón y nueces-, Dantooine -crema de quesos-, PP -boloñesa, pesto, crema-; adicional de $75). También hay tartas ($280, con los nombres de las naves de la saga), sándwiches ($300), ensaladas ($300) y wraps ($340). “Invitamos a la gente a que pruebe acompañar las opciones de almuerzo con una bebida fría a base de café cold brew, que es un energizante natural ideal para el mediodía”, sugieren.

Para el el plan dulce hay buena pastelería, panificados para llevar, opciones de picoteo y alternativas vegetarianas o veganas en todos los puntos de la carta. La despedida es con un saludo luminoso a R2-D2 y el deseo de que la fuerza nos acompañe.

Arthur Pasta Makers queda en La Rioja 2091. Teléfono: 6091-1409. WhatsApp: 11-3425-7458. Horario de atención: lunes a sábados de 9 a 20. Instagram: @arthurpastamakers

Verde café

Álvaro y Mariano son amigos desde el jardín de infantes. Y ambos aportaron sus conocimientos para Fauna Café & Flora, su primer emprendimiento conjunto. Mariano trajo su pasión por el café de especialidad, que conoció a fondo en un viaje por Australia. Y Álvaro sumó sus años de experiencia en jardinería y botánica. Fauna Café & Flora es así un café y, también, un vivero. “Tenemos muchas plantas de interior e incentivamos el cuidado y uso de plantas nativas”, explica Álvaro. También venden macetas hechas a mano y, de a poco, van incorporando elementos relacionados con la actividad. “Nuestra propuesta gastronómica está orientada al veganismo. Por ahora no es 100% estricto, ya que hay leche de vaca y tostado de jamón y queso, pero nos movemos en esa dirección. Es lo que se viene. Hay que tener conciencia”, apunta Mariano.

En el lugar no hay gaseosas industriales, y el agua (sin costo) se convida en vasos de plástico de colecciones históricas como las de las Tortugas Ninjas o Los Simpsons, para los que tienen alguna nostalgia de los años ‘80 y ‘90. También se busca fomentar el consumo en el local o que la gente lleve su propia taza para el take away. Del lado del café, trabajan con un grano importado de Colombia que sorprende por su acidez, en un punto que no siempre se encuentra en las cafeterías locales. En los próximos meses, dicen, van a incorporar métodos filtrados para ampliar su oferta. Los best sellers de la carta con el Humus Toast (humus de remolacha casero, mix de verdes y zanahoria, $270) y el ya clásico Avo Toast (palta, tomate disecado, cilantro y semillas con ensaladita, $300). Y en dulces el budín ($160), el roll de canela ($160) y la torta húmeda de chocolate ($300, los tres son veganos). Suman también unos poderosos smoothies bowls, de arándanos o mix de berries, con granola, coco en escamas y chía negra ($290).

Comprar una planta y aprovechar la ocasión para beber un buen café; o al revés, ir por el café y de yapa llevarse una maceta para el balcón: la excusa es lo de menos.

Fauna Café & Flora queda en Malabia 1578. Horario de atención: martes a domingos, de 10 a 20. Instagram: @fauna.cafeyflora

La parada de los bikers

La locación se explica sola: a pocas cuadras de Parque Sarmiento, Cima Café Club es el refugio perfecto para los ciclistas que salen a entrenar religiosamente. Están los que buscan un buen café de especialidad. Pero también otros tanto atraídos por la propuesta original que acompaña (o que antecede) a esta cafetería: el primer estudio Bike Fit Profesional del país. Un espacio en el que trabajan con un sistema de análisis biomecánico avanzado y preciso para ajustar las bicicletas a las características corporales de cada ciclista. Así, entre calzas, cascos y ropa deportiva destaca el servicio de la cafetería. Y entre el salón y las mesas de las veredas se mezclan grupos de entrenamiento, vecinos de a pie y gente al paso.

Para el espresso utilizan un grano tostado por Lattente, pioneros del café de especialidad en Buenos Aires. De Tolima, Colombia, y cultivado a 1900 metros de altura, combina una acidez media con una fragancia intensa y dulzona, en buen equilibrio para distintas preparaciones frías y calientes. Ahora en verano va muy bien la carta fría: espresso con hielo ($180), Coffee Tonic (hielo, tónica y un shot de espresso, $250) y el Cold Brew (extracción en frío que sale con una rodajita de naranja; $220). No tienen cocina pero resuelven el tema comestible con una carta de sándwiches elaborados con pan de masa madre y harina orgánica. El Tonno trae atún, espinaca, tomate seco, naranja en gajos y aceite de oliva ($450), el vegano suma berenjena asada, zanahoria, zucchini, rúcula y mayonesa vegetal ($390); y el Serrano incluye jamón crudo, rúcula, queso cuartirolo de La Choza y tomate seco ($450). También se puede elegir la opción de la ensalada Totta, con quinoa, hojas verdes, calabaza asada, gajos de naranja y frutos secos ($420).

En el centro del salón se ubica la mesa dulce de pastelería y dulces, con croissants, brownies, alfajor de maizena, tarta de ricota y pastafrola de membrillo, entre más opciones. Como para darse un gustito y volver a pedalear.

Cima Café Club queda en Miller 4312. Horario de atención: martes a domingo de 9 a 19. Aceptan mascotas. Instagram: @cimacafeclub

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ