El ex ministro está cerca de cerrar con Solá y ya sumó a Alberto Fernández

Randazzo busca subir massistas a su tren

El dirigente bonaerense intenta apuntalar su candidatura dentro del peronismo con la incorporación de los desencantados del Frente Renovador. En su entorno descartaron un acercamiento con Massa y ratificaron su postulación en las PASO.
Solá y Randazzo negocian un acuerdo para encabezar las listas en provincia de Buenos Aires.Solá y Randazzo negocian un acuerdo para encabezar las listas en provincia de Buenos Aires.Solá y Randazzo negocian un acuerdo para encabezar las listas en provincia de Buenos Aires.Solá y Randazzo negocian un acuerdo para encabezar las listas en provincia de Buenos Aires.Solá y Randazzo negocian un acuerdo para encabezar las listas en provincia de Buenos Aires.
Solá y Randazzo negocian un acuerdo para encabezar las listas en provincia de Buenos Aires. 
Imagen: Leandro Teysseire

Florencio Randazzo va por el massismo. El ex ministro de Interior y Transporte necesita consolidar el espacio peronista no kirchnerista con el que busca disputar la conducción partidaria y las candidaturas legislativas de este año. Con ese objetivo en mente trabaja para acercar a todos los dirigentes de origen justicialista que se alejaron del redil en los últimos años; el Frente Renovador es terreno muy fértil para esa cosecha. Esta semana se sumó a su equipo Alberto Fernández. El que sigue en esa lista es Felipe Solá.

Solá y Randazzo “están muy, muy, muy cerca”, detalló a PáginaI12 uno de los armadores políticos que trabajan codo a codo con el ex ministro. El diálogo entre ambos es “personal y frecuente” y se intensificó en los últimos días, relatan en el equipo de campaña de Randazzo. La oferta es suculenta: el primer lugar en la lista de aspirantes a diputados nacionales por la provincia. Solá quedó en contestar “pronto”. Pero también dejó claro que no tiene ningún apuro para hacer su movida.

El ex ministro y el ex gobernador se conocen desde hace muchos años. Desde antes, incluso, de que Randazzo fuera jefe de Gabinete y luego ministro de gobierno de la provincia cuando mandaba Solá. Esa relación terminó mal porque Néstor Kirchner prefirió como interlocutor político al subordinado antes que al jefe. A comienzos de 2008, Solá rompió con el kirchnerismo en el marco del conflicto con el campo. Randazzo, joven ministro del Interior, era una estrella en ascenso en la política argentina. Esas cicatrices recién sanaron el año pasado, cuando volvieron a acercarse.

Hay otros dirigentes que forman parte del armado de Randazzo y que fueron funcionarios con Solá. Eduardo Di Rocco, hombre de máxima confianza del chivilcoyano, fue ministro de Justicia en la provincia antes de ser secretario de Asuntos Políticos y Electorales del Ministerio del Interior de la Nación. Es amigo personal de los dos. En aquel gabinete bonaerense también estaban Miguel Cuberos, que hoy también está trabajando en la campaña. El ex titular de ARBA, Santiago Montoya, también se sumó esta semana. Y Emilio Pérsico, referente del Movimiento Evita, fue vicejefe de gabinete de Solá.

Justamente Montoya, en una entrevista televisiva, confirmó el acercamiento entre Randazzo y el ex gobernador. “Felipe es muy valioso, eso lo está negociando Florencio personalmente, y lo analizará cuando llegue el momento”, dijo el ex recaudador, que definió el espacio que se está formando alrededor del ex ministro del Interior como “un peronismo que implica futuro, recuperar la vocación transformadora y el respeto institucional”. 

El desembarco de Alberto Fernández como “jefe de campaña” tiende un puente de plata para el ex gobernador y otros dirigentes peronistas que todavía forman parte del Frente Renovador. El ex jefe de Gabinete se sumó al equipo de Randazzo para articular un espacio lo más grande posible detrás de esa candidatura, mientras sigue trabajando para plasmar sus propias aspiraciones electorales con un frente opositor parecido, pero en la ciudad de Buenos Aires. Además de Solá, en las próximas semanas, Facundo Moyano y Héctor Daer también podrían seguir esos mismos pasos.

En ese contexto, ayer Sergio Massa descartó un acercamiento a Randazzo y ratificó su sociedad con la diputada Margarita Stolbizer, en las antípodas del peronismo. “Intentamos construir una alternativa para la Argentina”, dijo el referente del Frente Renovador. “No le interesa disputar el peronismo, está convencido de ir por afuera. Se va a quedar solo”, interpretan del otro lado. “Si Massa quiere sumarse a Randazzo, será bienvenido. Si espera que Randazzo se sume al Frente Renovador, va a cansarse de esperar”, es el diagnóstico.

Massa “está dividiendo a la oposición” y eso “favorece” al gobierno nacional, opinó al respecto Alberto Fernández. “Hay hacer frente a la próxima elección con una fuerza lo más unificada posible”, sostuvo el ex jefe de gabinete. En el mismo sentido, el senador por la provincia de Buenos Aires Juan Manuel Abal Medina ratificó que “va a haber PASO dentro del peronismo”. Otros dirigentes también cercanos a Randazzo son aún más enfáticos: “Hay cero chance de jugar por afuera del peronismo. Pedimos primarias y nos las van a dar. Cualquier otra especulación es maliciosa”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ