El Congreso de Perú votó la destitución de Pedro Castillo y designó como presidenta a su vice, Dina Boluarte, quien se convirtió en la primera mandataria mujer del país.La votación se dio poco después que el ahora exmandatario intentara disolver el Parlamento y anunciara una instauración de un gobierno de emergencia. La Policía de Perú detuvo a Castillo y la Fiscalía de la Nación inició acciones preliminares para investigarlo por "rebelión y conspiración", los mismos delitos por los que fue condenado a 25 años de cárcel el dictador Alberto Fujimori.

Todos los gobiernos regionales reclamaron el respeto al estado de derecho y las instituciones democráticas. Tanto el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador como el boliviano Luis Arce destacaron el papel jugado por "las élites económicas y políticas que desde el comienzo de la presidencia de Castillo mantuvieron un ambiente de confrontación y hostilidad hasta llevarlo a tomar decisiones que le han servido a sus adversarios para consumar su destitución".

Evo Morales pidió a la CIDH medidas para "preservar la vida de Pedro Castillo"

El expresidente de Bolivia Evo Morales pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgar medidas cautelares al exmandatario peruano Pedro Castillo para "preservar su vida".

"El discurso de odio y las amenazas de escarmiento de la derecha peruana y sus medios de comunicación en contra del hermano Pedro Castillo ponen en riesgo la integridad de él y su familia. Que la CIDH active las medidas cautelares para preservar su vida", escribió en Twitter Morales.

Según el exgobernante, "a medida que se conoce más información, el mundo comprueba" que la declaratoria de vacancia aplicada a Castillo en la víspera "fue efecto de una conspiración antidemocrática, política y mediática destinada a perseguir, hostigar y atentar contra un gobierno popular elegido legal y legítimamente hasta defenestrarlo".

Más temprano, también en Twitter, Morales sostuvo que "la guerra híbrida de la derecha internacional ha perpetrado dos golpes contra gobiernos del pueblo en las últimas 48 horas".

Uno, según el político boliviano, contra la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, condenada a seis años de prisión por ser considerada culpable de administración fraudulenta de fondos públicos en la concesión de obras públicas, y el segundo con la "vacancia congresal" contra Castillo.

"Los pueblos libres de la Patria Grande encaramos el desafío de una profunda reflexión con claridad ante la historia y esta nueva arremetida del imperialismo. Debemos permanecer unidos y nunca rendirnos. Los derechistas enemigos del pueblo no aceptan gobiernos antiimperialistas", sostuvo.


Maduro asegura que Pedro Castillo vivió una "persecución sin límites"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el exmandatario de Perú, Pedro Castillo, quien fue destituido y arrestado, acusado de intentar un golpe de Estado este miércoles, fue víctima de "una persecución parlamentaria, política y judicial sin límites".

En un evento en memoria del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), Maduro dijo que Castillo vivió una "conspiración" desde su elección y que, tras su investidura, fue víctima de "un acoso permanente hasta que lo llevaron, golpe a golpe, acoso a acoso, en una persecución parlamentaria, política y judicial sin límites, al extremo de intentar disolver el Congreso del Perú".

A su juicio, se trata de las "élites oligárquicas que no permiten que un simple maestro llegue a la presidencia del Perú e intente gobernar para el pueblo".

Consideró que lo que pasó en Perú forma parte de un mensaje que envía "la extrema derecha" a los movimientos progresistas de la región, pero insistió en que estos grupos "no volverán" al poder en Venezuela.

"Nosotros no nos metemos en los asuntos internos de ningún país, solo hago una reflexión y espero que el pueblo peruano, en el marco de su Constitución, consiga, más temprano que tarde, su camino de liberación, su camino de democracia verdadera", añadió.


La Justicia peruana rechazó el pedido de hábeas corpus presentado por Castillo

El Segundo Juzgado Constitucional de Lima, a cargo del juez Jonathan Jorge Valencia López, rechazó un recurso de hábeas corpus a favor del expresidente Pedro Castillo, con el que solicitaba su libertad luego de ser detenido el último miércoles.

A través de una resolución emitida este jueves, el magistrado consideró que no se acreditó la supuesta vulneración a su derecho a la libertad, como alegó el abogado Gregorio Parco, quien interpuso el recurso constitucional.

Parco Alarcón, en representación de Federación Nacional de Abogados del Perú, accionó el miércoles en contra del coronel de la PNP Harvey Colchado Huamaní y de la fiscal de la Nación Liz Patricia Benavides Vargas por supuesto atentado contra la libertad individual – detención arbitraria.

Según el abogado -que en su momento también presentó recursos a favor de Alberto Fujimori- para que Castillo sea juzgado debía levantarse su inmunidad parlamentaria, lo que no se había realizado; por tanto sostuvo que este aún era presidente de la República.

El recurso constitucional también fue interpuesto a favor del abogado y exprimer ministro Aníbal Torres.

López Obrador reconoció que Castillo llamó para pedir asilo en la Embajada de México en Lima 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este jueves que Pedro Castillo se contactó con ellos para pedir asilo político en la Embajada mexicana en Lima. Sin embargo, cuando iba de camino a la dependencia diplomática, fue interceptado y detenido por las autoridades, que lo acusaron de un presunto delito de rebelión tras anunciar la disolución del Congreso y el establecimiento de un gobierno de excepción.

López Obrador comentó que le avisaron de que Castillo se dirigía hacia la Embajada, pero ha lamentado que "seguramente ya tenían intervenido su teléfono", por lo que "ni siquiera pudo salir" y "lo detuvieron de inmediato".

"Al poco tiempo tomaron la Embajada con policías y también con ciudadanos", contó el mandatario, quien, además, reconoció que le pidió al ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, que hablara con el embajador mexicano en Perú, Pablo Monroy, para "que le abrieran la puerta, con apego a nuestra tradición de asilo".

Además, el presidente mexicano defendió públicamente a Castillo y demandó a las autoridades peruanas que respeten los Derechos Humanos" del ahora exmandatario, que "actúe con legalidad verdadera" y "se proteja a su familia". 

Asimismo, señaló que, por el momento, no romperán relaciones con Perú, y pidió "esperar unos días".

"Vamos a esperar unos días, creo que es lo más adecuado. No es nuestro propósito intervenir en asuntos intentos, lamentamos mucho eso sí, que estas cosas sucedan, porque sufre el pueblo", sostuvo López Obrador. 

Pedro Sánchez traslada a Dina Boluarte su apoyo como presidenta de Perú

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha trasladado a Dina Ercilia Boluarte, la nueva presidenta de Perú tras la crisis abierta ayer, "el apoyo de España en la defensa de la Constitución y el Estado de Derecho".

Así lo ha publicado en Twitter el propio Sánchez, quien señala que "acabo de conversar con Dina Boluarte, tras su nombramiento como presidenta de Perú. El pueblo peruano y sus instituciones han sido un ejemplo de fortaleza democrática".

"Le he trasladado el apoyo de España en la defensa de la Constitución y el Estado de Derecho", añade Sánchez.

El Gobierno español ha condenado "firmemente" la "ruptura del orden constitucional en Perú", tras lo que algunos han calificado como un intento de golpe de Estado del ya destituido presidente, Pedro Castillo, y ha celebrado el posterior "restablecimiento de la normalidad democrática".

Siete días de detención preliminar contra Pedro Castillo

El juez supremo peruano Juan Carlos Checkley ordenó este jueves siete días de detención preliminar para el expresidente Pedro Castillo, quien está siendo investigado por la presunta comisión del delito de rebelión, tras anunciar el cierre del Parlamento y la instauración de un Gobierno de emergencia.

Para Francia, la asunción de Boluarte fue "una solución democrática y pacífica"

Francia mostró su respaldo a una "solución política, democrática y pacífica" adoptada por las instituciones peruanas, en alusión a la destitución y detención del hasta ayer presidente, Pedro Castillo, que intentó evitar su deposición mediante la disolución del Legislativo.

La portavoz del Ministerio de Exteriores dijo que Francia "rechaza cualquier acto contrario a la Constitución peruana" y defiende "la democracia y el Estado de Derecho".

"Francia -añadió la portavoz- apoya la solución política, democrática y pacífica adoptada por las instituciones de Perú y pide a todos los actores un diálogo que garantice la estabilidad del marco institucional".

También les solicitó que se ajusten "al marco institucional". El Ministerio de Exteriores indicó que París sigue "con atención" los hechos que se desarrollan en Perú, que llevaron a la destitución de Castillo.

Tras la destitución de Castillo, el pleno del Congreso de Perú designó a la vicepresidenta peruana, Dina Boluarte, para que asumiera la jefatura del Estado en su lugar.

Presidente de Colombia dice que Castillo se dejó llevar a "un suicidio político y democrático"

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, aseguró este jueves que el destituido mandatario de Perú, Pedro Castillo, "se dejó llevar a un suicidio político y democrático". En ese marco, expresó su deseo para que "Perú encuentre la senda del diálogo de su sociedad toda" y recordó que "la antidemocracia no se combate con antidemocracia". 

"Pedro Castillo por ser profesor de la sierra y presidente de elección popular fue arrinconado desde el primer día. No logró la movilización del pueblo que lo eligió, se dejó llevar a un suicidio político y democrático", expresó Petro en su cuenta de Twitter. "Ojalá Perú encuentre la senda del diálogo de su sociedad toda", añadió el mandatario.

En el hilo de Twitter, Petro recordó que cuando conoció a Castillo "intentaban allanar el palacio de Gobierno para detener a su esposa y a su hija. Atribulado me recibió. Ya se desarrollaba un golpe parlamentario en su contra. Me sorprendió que se quedaran encerrados en el Palacio, aislados del pueblo que los eligió", repasó el mandatario colombiano.

Sin embargo, Petro consideró que Castillo "se equivocó al tratar de usar el artículo de la Constitución peruana que permite disolver el Congreso que ya había decidido destituirlo sin respetar la voluntad popular".

"La antidemocracia no se combate con antidemocracia. He afirmado que el gran pacto latinoamericano entre todas sus fuerzas políticas y sociales, de derechas o progresistas, es la convención americana de los Derechos Humanos, que hoy ni el secretario general de la OEA respeta", sumó el presidente de Colombia en sus redes sociales.

"No es con juicios sin delito, o con golpes parlamentarios, que el progresismo no debe jamás imitar, como se construirá un camino pacífico, sólido y democrático para América Latina", insistió. Y concluyó: "Le corresponderá al pueblo del Perú, y a nadie más, resolver la crisis institucional planteada y la ausencia de una verdadera representación. Mi saludo y respeto al gran pueblo peruano, el de la sierra y el del desierto". 

Por su parte el expresidente colombiano Iván Duque (2018-2022), que en su último año de gobierno coincidió con Castillo, aseguró que en Perú se impuso la institucionalidad y que eso es un mensaje para quienes buscan pasar por encima de la democracia. "En Perú triunfó la institucionalidad sobre el deseo torpe y arbitrario de imponer por la fuerza un modelo populista, demagógico, ideologizado y autoritario. Es un mensaje a quienes desde el fallido socialismo del siglo XXI creen que pueden doblegar la democracia a su servicio", publicó Duque en su cuenta de Twitter. 


López Obrador retrasa el reconocimiento de la nueva presidenta de Perú

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, retrasó este jueves el reconocimiento a la nueva mandataria de Perú, Dina Boluarte, tras la destitución este miércoles de su aliado Pedro Castillo, aunque remarcó la importancia de apegarse a los "principios constitucionales de no intervención". 

Eso lo va a resolver la Secretaría de Relaciones Exteriores, ellos están haciendo sus análisis sobre la situación, hay que esperar un tiempo, está muy fresco todo, sí nos tenemos que apegar a los principios constitucionales, de no intervención”, dijo en su rueda de prensa diaria.

Consultado sobre el futuro de la relación bilateral, el mandatario mexicano respondió que "no sabe" si continuarán las buenas relaciones con el nuevo Gobierno de Perú, pero descartó un rompimiento. “No sabemos, no (se rompen relaciones), pero sí vamos a esperar a unos días, creo que es lo más adecuado, no es nuestro propósito intervenir en asuntos internos, lamentamos mucho, eso sí, que estas cosas sucedan”, indicó.

Nueva Presidenta de Perú busca formar su Gobierno tras la destitución de Castillo  

La incertidumbre reinaba hoy en Perú en el primer día de presidencia de Dina Boluarte, quien pidió una tregua a la oposición para superar la crisis institucional luego de la fulminante destitución y detención el miércoles de su antecesor Pedro Castillo tras disolver el Congreso.

Hasta ahora Vicepresidenta, la abogada de 60 años debe conformar en las próximas horas su primer gabinete ministerial y someterlo a la aprobación del Congreso, lo que permitirá tomar el pulso a la orientación de su Gobierno y vislumbrar sus posibilidades de sobrevivir a la tormenta política que la acecha desde el parlamento.

Tras una sucesión de anuncios que en pocas horas sacudieron la institucionalidad de Perú, Boluarte fue juramentada como la primera mujer Presidenta del país y dejó claro que aspira a cumplir todo el período, hasta julio de 2026.

Sus decisiones iniciales serán cruciales para saber si alcanzará ese objetivo, o si deberá resignarse a dar un paso al costado y pedir elecciones generales anticipadas.

En sus primeras palabras como jefa del Gobierno peruano, llamó a la "unidad nacional" y exhortó a dejar de lado las ideologías, en tácita alusión al enfrentamiento que marcó a fuego la relación entre el gobierno de izquierda de Castillo y el Congreso, dominado por la derecha.

La ONU condena "todo intento de subvertir el orden democrático" en Perú 

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó este jueves "todo intento de subvertir el orden democrático" en Perú tras lo sucedido el miércoles, cuando el presidente Pedro Castillo declaró el estado de emergencia en un movimiento fallido que terminó con su detención.

Guterres expresó su "preocupación" por la situación política en el país suramericano, y llamó "a las partes a respetar el Estado de derecho, así como a permanecer serenos y abstenerse de inflamar tensiones políticas", en un comunicado emitido esta mañana.

El autogolpe anunciado por Pedro Castillo en la mañana del miércoles tuvo muy corto recorrido: horas después de hacerlo, el Congreso lo destituyó y acto seguido fue detenido por la Policía peruana.

En busca de pruebas contra Castillo

La Fiscalía de la Nación de Perú realizó tras la destitución de Pedro Castillo operativos simultáneos en el Palacio de Gobierno, la Presidencia del Consejo de Ministros y varios ministerios, en busca de pruebas en su contra. Al expresidente se lo investiga por rebelión y conspiración.

Según informó el Ministerio Público, el objetivo de los operativos es "recabar elementos de convicción respecto a la investigación que se le sigue al expresidente" por la presunta comisión del delito de rebelión.

Hasta la sede presidencial, ubicada en el centro histórico de Lima, llegaron la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, y la fiscal superior Marita Barreto, quien coordina el equipo especial de fiscales contra la corrupción del poder, acompañadas de varios agentes policiales.

Según precisó el Ministerio Público, el fiscal adjunto supremo Marco Huamán es quien dirige la diligencia en el Palacio de Gobierno, "donde se están lacrando documentos y algunos equipos de cómputo, como parte de la investigación".

Por su parte, el fiscal adjunto supremo Elmer Ríos Luque, coordinador del área de enriquecimiento ilícito y denuncias constitucionales, está a cargo de la diligencia de exhibición de documentos en las instalaciones de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Las diligencias comenzaron mientras Castillo estaba siendo trasladado hacia el penal de Barbadillo, en el distrito limeño de Ate, en el que el también expresidente Alberto Fuijimori cumple su condena de 25 años de cárcel.

Poco antes, el Ministerio Público había anunciado la apertura de diligencias preliminares contra el exmandatario por la presunta comisión de los delitos de rebelión y conspiración, tras el anuncio del cierre del Congreso y la instauración de un "gobierno de emergencia" en su país.

Con la apertura de esta nueva investigación preliminar, ya son siete las diligencias abiertas por la Fiscalía general contra Castillo, quien entre otros delitos está acusado de presuntamente encabezar una supuesta organización criminal durante su mandato para obtener dinero ilícito de licitaciones fraudulentas de obras públicas.

La reacción de la Unión Europea

La Unión Europea (UE) consideró que la crisis política que atraviesa Perú “se está encauzando” de manera “pacífica” y de acuerdo con “el marco constitucional”, tras la destitución este miércoles por el Congreso del presidente, Pedro Castillo, quien se encuentra bajo detención.

“La UE rechaza cualquier acto que vaya en contra del Estado de derecho y de la Constitución”, recalcó en su cuenta en Twitter Peter Stano, portavoz del alto representante comunitario de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Agregó que “la crisis política peruana se está encauzando de manera pacífica dentro del marco constitucional”. “Instamos a actores políticos e instituciones en Perú a actuar de acuerdo con la legalidad”, concluyó.

La apresurada satisfacción del Departamento de Estado

Tras la destitución, el vocero del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, se apresuró a referirse a Pedro Castillo como "expresidente" y estimó que los congresistas peruanos tomaron "medidas correctivas" de acuerdo con las reglas democráticas.

Países de toda la región, así como España, llamaron a respetar el Estado de derecho y la democracia en Perú.

El escepticismo de Ollanta Humala

"No tiene las herramientas para gobernar, ella debe convocar un adelanto de elecciones, puede ser renunciando para que asuma el presidente del Congreso y adelante elecciones", analizó Ollanta Humala en futuro de Dina Boluarte, quien asumió tras la destitución de Pedro Castillo.

Humala, quien gobernó de 2011 a 2016, se mostró esceptico y explicó que lo que se ha planteado en Perú "es una tregua que durará un mes o quizás más, pero luego se le vienen encima los grandes problemas del país".

La debilidad de Dina Boluarte

En sus primeras palabras como presidenta Dina Boluarte llamó a la "unidad nacional" y exhortó a dejar de lado las ideologías, en tácita alusión al enfrentamiento que marcó a fuego la relación entre el gobierno de izquierda de Castillo y el Congreso, dominado por la derecha.

Luego lanzó un guiño a la Organización de los Estados Americanos (OEA): "Hago un pedido muy concreto a la representación nacional, solicito una tregua política para instalar un Gobierno de unidad nacional".

A inicios de diciembre, una misión de la OEA que monitorea la crisis política peruana había pedido una tregua de 100 días entre el Ejecutivo y Legislativo que no llegó a ocurrir.

Sin bancada propia en el Congreso, Boluarte enfrenta una situación de fragilidad muy similar a la que vivió entre 2018 y 2020 el entonces presidente Martín Vizcarra, que acabó perdiendo el cargo.

Expectativa por la conformación del nuevo gobierno

La incertidumbre reinaba en Perú en el primer día de presidencia de Dina Boluarte, quien pidió una tregua a la oposición para superar la crisis institucional luego de la fulminante destitución y detención el miércoles de su antecesor Pedro Castillo tras disolver el Congreso.

La hasta ahora vicepresidenta debe conformar en las próximas horas su primer gabinete ministerial y someterlo a la aprobación del Congreso, lo que permitirá tomar el pulso a la orientación de su Gobierno y vislumbrar sus posibilidades de sobrevivir a la tormenta política que la acecha desde el parlamento.

Sus decisiones iniciales serán cruciales para saber si alcanzará ese objetivo, o si deberá resignarse a dar un paso al costado y pedir elecciones generales anticipadas.

Llevan al destituido Pedro Castillo al mismo penal donde está recluido Alberto Fujimori

El destituido presidente peruano Pedro Castilllo fue conducido al penal de Barbadillo, en el distrito limeño de Ate, en el que también está recluido el expresidente Alberto Fuijimori, quien cumple su condena de 25 años de cárcel, mientras es procesado por rebelión y conspiración.

Después de permanecer varias horas detenido en la Prefectura de Lima, Castillo fue conducido en medio de un fuerte resguardo a un cuartel policial en el distrito del Rímac para abordar un helicóptero que lo llevó al penal de Barbadillo, como se conoce a la prisión policial ubicada en la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes).

Mientras era conducido a este establecimiento, un equipo del Ministerio Público, encabezado por la fiscal general, Patricia Benavides, y de la Policía Nacional hacía su ingreso al Palacio de Gobierno, como parte de las diligencias preliminares contra Castillo por los presuntos delitos de rebelión y conspiración.

De igual forma, la Fiscalía llegó a los locales de algunos ministerios para recabar documentación que contribuya a la investigación abierta contra el ex jefe de Estado.

El Ministerio Público anunció el inicio de estas pesquisas preliminares mientras Castillo permanecía detenido en la Prefectura por presuntamente "quebrantar el orden constitucional", después de dictar esta mañana el cierre temporal del Parlamento y la instauración de un Gobierno de emergencia nacional.


La Fiscalía de la Nación investiga a Castillo por "rebelión y conspiración"

La Fiscalía de la Nación (general) de Perú dispuso iniciar diligencias preliminares contra el expresidente Pedro Castillo por la presunta comisión de los delitos de rebelión y conspiración, tras el anuncio del cierre del Congreso y la instauración de un "gobierno de emergencia" en su país.

"La Fiscalía de la Nación dispone iniciar diligencias preliminares contra Pedro Castillo, en su condición de presidente, por la presunta comisión del delito contra los poderes de Estado y orden constitucional, modalidad de rebelión, en agravio del Estado", escribió el Ministerio Público en Twitter.

Inmediatamente después, agregó que la investigación también se extiende a "la presunta comisión de los delitos contra los poderes del Estado y el orden constitucional, en la modalidad de conspiración, en agravio del Estado".

El Ministerio Público anunció el inicio de estas pesquisas preliminares mientras Castillo permanece detenido en la Prefectura de Lima por presuntamente "quebrantar el orden constitucional", después de dictar esta mañana el cierre temporal del Parlamento y la instauración de un Gobierno de emergencia nacional.


Dina Boluarte dejó sin efecto el toque de queda decretado por Castillo

La flamante jefa de Estado, Dina Boluarte, dejó sin efecto el toque de queda que había "decretado ilegalmente" el exmandatario Pedro Castillo pocas horas antes, cuando anunció la disolución del Parlamento que finalmente lo destituyó.

"Habiéndose restituido el orden constitucional, el toque de queda decretado ilegalmente no surte efecto. ¡El Perú no puede parar!", escribió la Presidencia en su cuenta oficial de Twitter.

De esta manera, quedó suspendida la medida que había anunciado esta mañana Castillo y que inicialmente tenía que regir desde las 22.00 hora local (3.00 GMT) en todo el territorio nacional.

Castillo ordenó este toque de queda durante un breve y sorpresivo mensaje a la nación, en el que informó sobre su decisión de cerrar temporalmente el Parlamento e instaurar un gobierno de "emergencia excepcional".

El ahora exmandatario también dijo que convocaría "en el más breve plazo elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de 9 meses".

La nueva presidenta dijo que gobernará hasta 2026, cuando estaba previsto el fin del mandato de Castillo, quien asumió en julio de 2021. 

El análisis del embajador argentino ante la OEA

La inestabilidad política e institucional de Perú tuvo un nuevo capítulo este miércoles. El ahora expresidente Pedro Castillo intentó disolver el Congreso y establecer un gobierno de emergencia. En ese contexto, el cuerpo legislativo votó mayoritariamente la remoción del mandatario peruano y convocó a su vicepresidenta, Dina Boluarte, a tomar su lugar.

En AM750, el embajador argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, analizó la situación en el país andino y evaluó su impacto en América Latina: "En este momento se juntan dos cosas, la debilidad interna de un sistema y una ola internacional de derecha", explicó.

Cinco presidentes en seis años: ¿qué pasa en Perú?

"Esta situación no es nueva. Hay un sistema constitucional, creado en la etapa de Alberto Fujimori (expresidente peruano) en la década de los '90, extremadamente dependiente del Congreso. Es un modelo político muy inestable, no solo durante la presidencia de Castillo sino en la política en general", agregó Raimundi en Branca de Vuelta.

Sobre este punto, el también vicepresidente del Frente Grande bonaerense sostuvo que la particularidad del sistema político peruano radica en que la Constitución otorga al presidente ciertas facultades y, al mismo tiempo, le concede al Congreso la capacidad de revocarlas. 

En ese sentido, consideró que la inestabilidad política y la imposibilidad de construir liderazgos fuertes favorece a que "el poder económico no se sienta obligado a distribuir socialmente el crecimiento económico" del Perú, un país que "no tiene inflación ni los problemas de reservas que tiene Argentina, pero que al mismo tiempo tiene una pobreza extraordinaria".

Asimismo, el diplomático argumentó que, en el caso de Castillo, "no contó con el apoyo de su propio partido", en primera vuelta "ganó con apenas el 19 por ciento de los votos" y en segunda superó a su rival por solo 44 mil votos: "No fueron mayoritariamente votos de gente que genuinamente lo apoyara con fervor, sino en contra del fujimorismo", añadió Raimundi.

La figura de "ineptitud moral"

"Es un concepto muy amplio", indicó el también abogado y docente universitario sobre la razón que esgrimió el Parlamento para remover al ahora expresidente. "El concepto no está definido en la Constitución, entonces cualquier cosa que a la mayoría circunstancial no le gusta implica ineptitud moral", agregó.

En ese contexto, Raimundi manifestó que, en su opinión, "Castillo no era un presidente corrupto, pero no logró crear un apoyo político que le permitiera generar un cambio profundo", y diferenció la situación del país andino del resto de la región: "En Argentina, Bolivia, Brasil y Colombia hay sectores políticos nacionales y populares amplios y socialmente representativos".

La situación en América Latina y Argentina

Además, el representante argentino ante la OEA consideró que los bloques de poder económicos en Latinoamérica "vienen desde hace muchos años ideando un entramado" a partir del "escarnio público" de las figuras que representan a los sectores populares, luego del agotamiento del ciclo histórico de los golpes directos.

Sin embargo, planteó que "no logran hacer desaparecer el apoyo de los líderes": "Lula (da Silva) fue inhabilitado, no pudo participar, estuvo preso y hoy volvió a ser presidente. Tampoco lograron hacer desaparecer el respaldo que tiene Cristina (Kirchner)", enfatizó.

Y agregó: "Cuando las instituciones no expresan la voluntad popular, la manera de redemocratizar el sistema está en la calle, es decir, volver al origen y volver a la fuentes".

Por último, Raimundi concluyó: "Argentina no es la del 17 de octubre, y el mundo tampoco. En aquel momento estaban los zócalos de la patria que se sublevaban, pero eran homogéneos. Es decir, había más homogeneidad social. Hoy, con las actividades industriales tercerizadas, con las redes, con la virtualidad, aún dentro de los sectores obreros, aún dentro de los movimientos sociales, no hay tal homogeneidad como había en aquel momento. Entonces la pueblada se hace más difícil". 

Bolivia rechaza "ataques a gobiernos populares y quiebres constitucionales"

El Gobierno del presidente de Bolivia, Luis Arce, expresó en la Organización de Estados Americanos (OEA) su rechazo a los ataques en contra de los gobiernos "de extracción popular" y también a cualquier intento de quebrar el orden constitucional, a propósito de la destitución de Pedro Castillo por intentar cerrar el Congreso de Perú.

"Si bien es rechazable y condenable cualquier ataque a un gobierno popular, también es rechazable e inaceptable cualquier intento de quebrar el orden constitucional", expresó el embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce Zaconeta, durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo en Washington.

Además, lamentó "profundamente lo ocurrido hoy en Perú" y que la misión de alto nivel de la OEA que estuvo en ese país para analizar la crisis política "no haya dado el resultado que se esperaba una vez más".

Según el embajador, lo ocurrido deja dos temas para analizar, uno de ellos que hubo una "constante conspiración" y "rechazo a un Gobierno de extracción popular". En ese sentido, sostuvo que “no es la primera vez y esperemos que sea la última en la que un gobierno popular, un gobierno indígena, un gobierno extraído de los sectores más sanos de la nacionalidad de un país es profundamente rechazado por el orden político, por el orden establecido y se busca su constante derrocamiento".

A su juicio, "estas situaciones no deben ocurrir" y consideró que una segunda lección "también importante" que deja esta jornada es que "nada justifica un quiebre constitucional".

Por su parte, Evo Morales también se expresó sobre lo ocurrido y manifestó su "profunda preocupación por la crisis política" en Perú.

"Pedimos que se respete la seguridad, el derecho a la vida y convivencia pacífica y democrática. Que se respete ante todo la Constitución y los más altos intereses del pueblo peruano", escribió el exmandatario boliviano en su cuenta de Twitter. 

Renunció el embajador de Perú en España por "convicciones democráticas"

El embajador de Perú en España, Oscar Maúrtua de Romaña, presentó este miércoles su dimisión por "convicciones democráticas", después del "golpe de Estado" atribuido al presidente Pedro Castillo, que ya fue destituido del cargo.

El embajador, que también representa los intereses de Perú ante la Organización Mundial del Turismo (OMT), hizo pública su renuncia "irrevocable" en un comunicado en el que argumentó actuar con "respeto por el Estado de Derecho".

Además, la Embajada peruana compartió en redes sociales los anuncios de la dimisión de la ministra de Exteriores, Ana Rosa Valdivieso, y la nota de condena del Gobierno español ante lo acontecido en las últimas horas en el país andino.

La OEA celebró la asunción de la nueva presidenta de Perú y le ofreció apoyo 

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, celebró el llamamiento a la "unidad nacional" de la nueva presidenta de Perú, Dina Boluarte, y le ofreció el bloque en aras de "la imperiosa necesidad de recomponer la senda democrática".

"Reafirmamos el apoyo de la OEA a la democracia", expresó Almagro -uno de los principales soportes del golpe de Estado en Bolivia contra Evo Morales- en un mensaje de Twitter en el que apeló a "un diálogo incluyente, abierto, franco y respetuoso". Previamente, el jefe de la OEA se había pronunciado sobre la crisis política en Perú y al respecto aseguró que "lo ocurrido hoy, al disolver, Pedro Castillo, el Congreso de la República, sin base constitucional, legal ni normativa, constituye una alteración del orden constitucional en el país". Y agregó que la pretensión de Castillo "es condenable y repudiable desde todo punto de vista".

"Perú demostró hoy un encomiable apego a la Constitución, (pero) el Perú sigue necesitando diálogo, consenso, visión de Estado. Sus ciudadanos y ciudadanos lo merecen", cerró Almagro.

México ofrece asilo político a Pedro Castillo

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, afirmó este miércoles que México está dispuesto a ofrecer "asilo" al ya expresidente peruano Pedro Castillo, actualmente detenido en Lima después de ser destituido por el Congreso, aunque señaló que por el momento "no lo ha solicitado".

"Si Pedro Castillo pide asilo a México, se lo damos, pero no lo ha solicitado", aseguró Ebrard, quien mostró su "preocupación" por la situación en Perú y agregó que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, le ha pedido que lo mantenga informado "en todo momento". 

Las declaraciones del funcionario tuvieron lugar en la tarde de este miércoles luego de se comunicara oficialmente la detención de Castillo, quien se encuentra en la sede de la prefectura de la Policía de Lima, tras ser destituido por el Congreso y ser acusado de haber intentado perpetrar un golpe de Estado.

Dina Boluarte: “Confíen en que el gobierno que se inicia respetará su labor constitucional”

La abogada izquierdista Dina Boluarte juró este miércoles ante el pleno del Congreso como la primera presidenta de la historia de Perú, tras la destitución por el Parlamento de Pedro Castillo, acusado de dar un golpe de Estado.

Boluarte, quien era vicepresidenta de Castillo, juró "por Dios, la patria y la Constitución" y dijo que asume "de acuerdo con la Constitución Política del Perú, desde este momento y hasta el 28 de julio de 2026", cuando debe cumplir el actual período de Gobierno.

Añadió que entre sus compromisos estará "defender" la soberanía nacional y que "cumplirá y hará cumplir" la Constitución y las leyes de su país.

"Antes que política, soy una ciudadana y madre peruana, que tiene pleno conocimiento de la alta responsabilidad que la historia pone en mis hombros", sostuvo antes de afirmar que "se ha producido un intento de golpe de Estado promovido" por Castillo.

Por ese motivo, invocó a "un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas" nacionales y solicitó una tregua política para poder combatir a la corrupción.

Además, anunció que su primera medida será “enfrentar a la corrupción” en todos los rincones del gobierno y solicitó el apoyo de la fiscalía de la nación para “extirpar este cáncer que tiene la nación”. “Confíen en que el gobierno que se inicia respetará su labor constitucional”, reiteró.

Dina Boluarte juró y es la nueva presidenta de Perú


La historia de Dina Boluarte

El Congreso peruano destituyó este miércoles al presidente Pedro Castillo por "incapacidad moral permanente" con 101 votos a favor, 6 en contra y 10 abstenciones. Horas antes, el mandatario había instaurado un gobierno de emergencia y disuelto el cuerpo Legislativo.

En ese contexto, el Parlamento convocó a la vicepresidenta, Dina Boluarte, para asumir en lugar de Castillo. Así, luego de la sesión legislativa de juramento, se convertirá en la primera presidenta mujer del Perú.

¿Quién es Dina Boluarte?

Nacida el 31 de mayo de 1962 en Chalhuanca, Apurímac, Dina Baluarte es abogada y cuenta con un posgrado en la Universidad de San Martín de Porres.

Comenzó su carrera política en 2007, en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), como abogada y jefa de oficinas. En 2018 fue candidata a la alcaldía de Surquillo con el partido Perú Libertario. Dos años después participó de las elecciones parlamentarias extraordinarias de 2022, bajo el sello de Perú Libre, pero no consiguió la banca.

En 2021 se presentó como candidata a vicepresidenta en la lista que encabezó Pedro Castillo. La fórmula ganó en segunda vuelta y asumió el cargo el 28 de julio del mismo año. Además, el 29 de julio del 2021 juró como Ministra de Desarrollo e Inclusión Social, cargo que ocupó hasta el 25 de noviembre de 2022, cuando presentó su renuncia tras el nombramiento de Betssy Chávez como Presidenta del Consejo de Ministros.

¿Qué dijo la Vice tras las medidas que tomó Castillo?

"Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley", expresó Boluarte desde sus redes sociales. 

México anunció la suspensión de la cumbre de la Alianza del Pacífico por la crisis en Perú  

La Cumbre de la Alianza del Pacífico, en la que México entregaría la presidencia del organismo a Perú la semana próxima, en Lima, fue suspendida por la crisis política en el país sudamericano, informó este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

"Dados los últimos acontecimientos en Perú, se ha convenido posponer la Cumbre de la Alianza del Pacífico que tendría verificativo el próximo 14 de diciembre en la Ciudad de Lima", escribió Ebrard en su cuenta en Twitter.

La Alianza del Pacífico tenía previsto celebrar una reunión presidencial el 24 y 25 de noviembre pasados en México, pero fue suspendida porque el Congreso peruano le negó al presidente Pedro Castillo el permiso para viajar, en el marco de acusaciones de corrupción que enfrenta el gobernante.

México debe entregar a Perú la presidencia rotativa que ejerce desde 2018, y en la reunión postergada se deben incorporar Costa Rica, Ecuador y Honduras al grupo latinoamericano fundado en 2011.

El anuncio del Ebrad se produce horas después de que el Congreso de Perú aprobó destituir a Castillo y reemplazarlo con la vicepresidente, luego de que el mandatario intentó disolver la legislatura.

La Defensoría del Pueblo calificó de golpe de Estado el intento de Castillo de disolver el Congreso, que poco después Luego, los legisladores votaron 101-6 con 10 abstenciones para destituir al presidente peruano de su cargo por “incapacidad moral permanente”.

Keiko Fujimori acusó a Castillo de dar un "golpe desesperado"  

La líder opositora peruana Keiko Fujimori acusó al hoy destituido mandatario Pedro Castillo de dar un "golpe desesperado" tras haber ordenado cerrar temporalmente el Congreso, llamar a elecciones y mientras tanto gobernar vía decretos, e instó al Congreso y a las Fuerzas Armadas a actuar.

"Pedro Castillo da un golpe desesperado porque sabía que le quedaban pocas horas en el poder. El Congreso debe seguir adelante con la vacancia y las Fuerzas Armadas tienen que respaldar el orden constitucional. #NoAlGolpe #VacanciaYA", tuiteó Fujimori.

Horas después del anuncio de Castillo, el Congreso, dominado por la derecha, aprobó con 101 votos su destitución como presidente. De inmediato, el presidente del cuerpo, José Williams, convocó para las 15 (17 de Argentina) a una sesión en la que se le tomará juramento a la vicepresidenta, Dina Boluarte.

La decisión de Castillo de disolver el Congreso y decretar un estado de excepción fue considerada como un "golpe de Estado" por congresistas de varias bancadas, que de inmediato trazaron un paralelo con el autogolpe que protagonizó el expresidente Alberto Fujimori en 1992.

Keiko Fujimori, hija de Alberto y líder del partido Fuerza Popular, perdió las elecciones presidenciales en segunda vuelta contra Castillo, de Perú Libre, el 6 de junio de 2021, en medio de la indiferencia de una población muy golpeada por la grave crisis socio-política y la pandemia de coronavirus.

La foto de Castillo detenido


Los militares desconocieron la decisión de Castillo 

Las Fuerzas Armadas y la Policía de Perú aseguraron este miércoles que no acatarán "cualquier acto contrario al orden constitucional", después de que el presidente Pedro Castillo anunciara la disolución del Congreso y el establecimiento de un "gobierno de excepción".

“Las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú son respetuosas del orden constitucional establecido; el artículo 134 de la Constitución Política, establece que el presidente de la República está facultado para disolver el Congreso, si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros”, señalaron en un comunicado.

Sin expresar abiertamente que no se dio el caso, simplemente agregan: "Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido, constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional".

"Se invoca a la ciudadanía a mantener la calma y confiar en las instituciones del Estado legalmente establecidas", finaliza el texto. Poco antes de que el Congreso tratara la moción de destitución en su contra, Castillo anunció la disolución del órgano legislativo y declaró un "toque de queda a nivel nacional", lo que motivó inmediatamente la renuncia de ministros y acusaciones de un "golpe de Estado". El presidente acusó al órgano legislativo de "destruir el Estado de derecho, democracia y equilibrio de poderes".

¿Exiliado en la embajada de México?

Medios locales dan cuenta de un presunto traslado de Pedro Castillo hacia la embajada de México en Lima, en medio de especulaciones sobre un posible pedido de asilo político tras las denuncias por golpe de Estado.

Estados Unidos rechaza "cualquier acto extraconstitucional" de Castillo 

La embajada de los Estados Unidos en Perú rechazó este miércoles "categóricamente cualquier acto extraconstitucional" del presidente Pedro Castillo e invitó al mandatario a revertir su decisión, luego de que anunciara la disolución del Congreso y declarara un Gobierno de excepción en el país andino.

"Los Estados Unidos rechazan categóricamente cualquier acto extraconstitucional del presidente Castillo para impedir que el Congreso cumpla con su mandato", dijo la embajadora estadounidense en Perú, Lisa Kenna, en su cuenta de Twitter.

Asimismo, la diplomática estadounidense instó "enfáticamente" al mandatario a revertir "su intento de cerrar el Congreso" y permitir que las "instituciones democráticas de Perú funcionen según la Constitución", a la vez que llamó a los peruanos a "mantener la calma durante este tiempo incierto".

Castillo anunció este miércoles en un mensaje televisivo su decisión de disolver el Congreso, horas antes de que el órgano legislativo debatiera una moción de destitución en su contra, tras lo cual los diputados votaron por sacarlo del cargo

Boluarte fue citada para las 3 de la tarde (hora local) para asumir la presidencia

El pleno del Congreso de Perú citó para las 15.00 hora local de este miércoles a la vicepresidenta Dina Boluarte para que jure como nueva jefa de Estado, en reemplazo del destituido Pedro Castillo, y se convierta, de esa manera, en la primera mujer gobernante de la historia del país.

El antecedente de Fujimori

El anuncio de Castillo tuvo lugar poco más de 30 años después del autogolpe del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), que disolvió el Congreso el 5 de abril de 1992.

Tras el anuncio de Castillo, las Fuerzas Armadas y la Policía hicieron saber que no acatarían la disolución del Parlamento.

El anuncio de Castillo antes de ser destituido

"Se dictan las siguientes medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional; convocar en el más breve plazo a un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses", había sido el discurso de Castillo en un mensaje al país, leído desde el palacio presidencial, transmitido por televisión.

"A partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso se gobernará mediante decretos ley. Se decreta el toque de queda a nivel nacional a partir del día de hoy desde las 22 hasta las 4", indicó el mandatario, de traje azul y con la banda presidencial puesta.

Además, declaró "en reorganización el sistema de justicia, el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia, el Tribunal Constitucional".

Boluarte había rechazado la decisión de cerrar el Congreso de Castillo

“Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”, había escrito Boularte en las redes sociales, minutos después del anuncio del mandatario.

ver-mas-loader