Los Errorws de tipeo de Violeta Castillo
La máquina y la emoción
Entre fiestas de rap, trap y reggaetón, discos, toques, obras de teatro y películas, la cantante y actriz sigue imparable.
Imagen: Cecilia Salas

“Escucho un sicus y me emociono; con Víctor Jara, lloro”, dice la cantante y actriz Violeta Castillo, en una mesa al fondo de un bar de Almagro. “Me encanta escuchar eso pero no lo podría hacer”, avisa. Es hija de Jorge Castillo, cantautor chileno que aterrizó en Buenos Aires a mediados de los ‘80, exiliado de la dictadura de Pinochet, pero aunque de chica respiró puro folklore andino, ella eligió el pop como plataforma de sus canciones. Luego de los eps Uno y Otro (2011), Horizonte (2012) y Hasta abajo (2013), está presentando Errorws de tipeo, su primer larga duración, con influencia del hip hop, la música que escuchó casi obsesivamente antes de ponerse a grabar.

Violeta entra con gorrita y cara de cansada. Anoche se quedó hasta tarde haciendo una canción, lo que no le pasaba hacía rato. Además, se levantó temprano para ir al ensayo de la obra con el título más largo del mundo: Voy a sacar una foto del fin de semana del Tigre pero cuando abro los ojos para ver ya no hay nadie, con textos de Mariano Blatt y dirigida por Juan Manuel Miño. Su carrera de actriz incluye un protagónico (y la música) en el largometraje Las plantas (2015), del chileno Roberto Doveris.

Reanimada por el café con leche, Castillo jura que hace más de un año que no compone y que anoche, en el dilema de “hacer mate, dormir o bañarse”, agarró la guitarra y mandó fruta. “Me la paso investigando nuevas funciones en el sinte, no tengo el ejercicio de sentarme a componer.” De hecho, el título Errorws de tipeo es porque la mayoría de las letras las escribió al paso en las notas de un celular, con pifies de teclado y predictivos varios.

Violeta define su disco como “maquinoso” y con letras “recontra emo”. “No es pop frío ni sintético; en una reseña de un blog de Colombia pusieron que hago ‘pop existencialista’”, se ríe. El álbum fue grabado en el estudio de Nico Pedrero, guitarrista de Lucas Martí, uno de sus músicos admirados, junto a Daniel Melero y Rosario Bléfari. 

Y lo hip-hopero de varios temas es reflejo de lo que más escucha: Kanye West, Tyler the Creator y A$AP Rocky. Y esa pasión por el hip hop tiene una veta aparte, porque con su amiga Mora GA componen Cabras Amigas y organizan las fiestas R3DI, con reguetón, rap y trap. “Cabras Amigas es mi faceta más ‘me las sé todas’, pero el disco es mi parte creativa a full, mi cabeza, y siempre va a existir como proyecto solista.”

* Jueves 31/8 a las 21 en La Tangente, Honduras 5317.