Las bases partidarias rechazaron el pacto Merkel-Schulz
Los socialdemócratas se soliviantan

El escepticismo comenzó a cundir en las filas del Partido Socialdemócrata (SPD) alemán un día después de que la dirigencia acordase entablar negociaciones formales con los conservadores de la canciller Angela Merkel para la reedición de una gran coalición de gobierno.

Las bases del SPD de la región de Sajonia-Anhalt, en el este del país, se pronunciaron en contra de gobernar nuevamente como socio menor de Merkel.

Los delegados a un congreso regional aprobaron la moción de la Juventud Socialdemócrata, que se opone de plano a la alianza con la Unión Demócratacristiana de Merkel y su socia bávara, la Unión Cristiano Social. “En la actualidad no es posible gobernar de forma fiable con la Unión conservadora”, sentenció la moción. 

Los resultados de los contactos preliminares demuestran que el SPD no puede imponer sus objetivos, argumentaron, y resaltaron el caso del seguro de salud universal, una bandera de los socialdemócratas que no prosperó en el acuerdo.

También en Hesse, la sección regional del centro de Alemania ve necesidad de mejorar los resultados de las negociaciones entre el presidente Martin Schulz y Merkel y su socio bávaro, Horst Seehofer. Tras un controvertido debate de cuatro horas, el consejo regional encargó a la presidencia del SPD de Hesse un informe sobre “las cuestiones que demandan más elaboración”, comunicó el presidente regional Thorsten Schafer-Gumbel.

Asimismo, son muy fuertes los reparos de los socialdemócratas de Renania del Norte-Westfalia, el sector con más afiliados y el más crítico hacia una nueva gran coalición. “Hay mucho escepticismo. No se puede decir que hubo júbilo y entusiasmo”, afirmó el presidente regional Michael Groschek al término de unas consultas internas.

El 21 de enero, 600 delegados del SPD se darán cita en un congreso extradordinario en Bonn para decidir si el acuerdo alcanzado el viernes puede servir de base para entablar negociaciones formales con el bloque conservador. En caso de dar luz verde, el contrato de coalición que negocien las principales formaciones políticas alemanas será sometido a la votación de todos los afiliados del SPD. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ