El proceso contra Ponzio

El fiscal de la Audiencia Provincial de Valencia, España, solicitó una pena de dos años de cárcel y seis años de inhabilitación para la práctica deportiva para los jugadores implicados en el presunto arreglo del partido entre Levante y Zaragoza por la Liga española, en 2011, entre ellos Leonardo Ponzio, actual capitán de River. El diario Marca informó que la prisión no sería efectiva, pero en caso de avanzar el pedido de suspensión los jugadores estarán inhabilitados para realizar cualquier función vinculada al fútbol (jugador, técnico, dirigente) durante seis años.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ