Transferencias al exterior por 1518 millones de dólares y compras netas de billetes por 1606 en enero
Fuga de divisas en su “máximo histórico”
Entre transferencias al exterior de grandes operadores y compras netas de billetes, la fuga sumó en enero 3124 millones de dólares.
Problemas en el balance cambiario. Fuga, saldo negativo en las entradas y salidas por viaje, y también en el comercio.Problemas en el balance cambiario. Fuga, saldo negativo en las entradas y salidas por viaje, y también en el comercio.Problemas en el balance cambiario. Fuga, saldo negativo en las entradas y salidas por viaje, y también en el comercio.Problemas en el balance cambiario. Fuga, saldo negativo en las entradas y salidas por viaje, y también en el comercio.Problemas en el balance cambiario. Fuga, saldo negativo en las entradas y salidas por viaje, y también en el comercio.
Problemas en el balance cambiario. Fuga, saldo negativo en las entradas y salidas por viaje, y también en el comercio. 

La fuga de capitales que registra el Banco Central llegó en enero a los 3124 millones de dólares. Este valor “se ubicó entre los máximos desde la flexibilización del mercado”, indicó el informe que ayer publicó la entidad monetaria. Las compras netas de billetes alcanzaron los 1606 millones de dólares, mientras que las transferencias netas de residentes al exterior se ubicaron en 1518 millones. En tanto, el resultado neto de la cuenta de viajes al exterior llegó a los 1339 millones de dólares. De todas formas, en el global la cuenta capital y financiera cambiaria del sector público y del BCRA resultó en un superávit de 9092 millones de dólares a raíz de los ingresos de divisas por parte de la emisión de bonos a cinco, diez y treinta años por parte del Tesoro Nacional por 9 mil millones de dólares.

En enero, el resultado del movimiento de las reservas internacionales del BCRA fue un avance de 6969 millones de dólares. El mes cerró con un stock total de 62.024 millones de dólares. A grandes rasgos, la única fuente positiva de divisas es el endeudamiento externo, calibrado por el Gobierno a partir de las jugosas condiciones financieras otorgadas a los prestamistas. Atento a esta fragilidad macroeconómica y al horizonte de suba de tasas por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos que podría complicar la ruleta de la deuda, el Gobierno apuró la emisión de bonos para la primera parte del año y así asegurarse la provisión verde.

El apartado de la deuda del informe cambiario del Central detalla que en enero se emitieron bonos internacionales por 9 mil millones de dólares, de Letes denominadas en dólares por 1287 millones y liquidación de préstamos financieros y títulos de deuda por un total de unos 450 millones de dólares. Por el otro lado, salieron divisas destinadas al pago de Letes en dólares por 1250 millones y otros pagos por 412 millones de dólares.

Uno de los destinos de los dólares de la deuda fue la fuga de capitales. Las compras netas para la llamada “formación de activos externos” alcanzaron los 3124 millones de dólares a partir de la adquisición neta de billetes (1606 millones) y del giro de divisas (1518 millones). En términos brutos, las compras de billetes llegaron a los 2894 millones de dólares. Estas compras fueron realizadas por 1.050.000 clientes. El 46 por ciento de las compras de billetes se efectuaron por importes de hasta 10 mil dólares mensuales por cliente. Las compras de esta magnitud incrementaron en nueve puntos su participación porcentual en el total de las adquisiciones de billetes. Además, el 97 por ciento de la cantidad de clientes que compraron billetes en enero operaron en el estrato más bajo, con operaciones promedio de 1297 dólares cada una.

En tanto, la fuga de capitales a través de transferencias al exterior llegó a los 1518 millones de dólares en enero, “nivel máximo de salida neta en la historia del mercado de cambios”, aclaró el BCRA. De ese total 854 millones fueron transferidos desde depósitos locales en moneda extranjera. A diferencia de la compra de billetes, las transferencias al exterior fueron efectuadas por 2214 clientes con compras mensuales superiores a los 2 millones de dólares. Por su parte, la cuenta de viajes al exterior y pagos con tarjeta demandó en enero 1339 millones de dólares netos.

En el mercado de bienes, el BCRA recolectó en enero 5025 millones de dólares en cobros por exportaciones y entregó 4744 millones en pagos por importaciones. El saldo positivo (a contramano del resultado comercial medido por el Indec, ver nota aparte) se explicó por la liquidación de los dólares provenientes de la cosecha sojera por 2299 millones de dólares. Si bien ese número se ubicó por debajo de enero de 2017, implicó una fuerte mejora en relación a la liquidación de divisas desde septiembre. Los pagos de importaciones por 4744 millones suponen un aumento interanual del 18 por ciento a partir de la mayor demanda de divisas de los sectores de maquinarias y equipos, comercio, industria química, caucho y plástico.