CULTURA › DESIGNARON AUTORIDADES EN DOS AREAS CULTURALES CLAVE

Nuevos aires para bajar la tensión

Al frente de la Biblioteca Nacional fue designado Elvio Vitali, mientras que en el Fondo Nacional de las Artes, el economista y empresario Javier González Fraga será el presidente y la actriz y cantante Nacha Guevara, la nueva directora ejecutiva.

 Por Karina Micheletto

Después de distintos períodos de acefalía y de sucesivas idas y venidas con nombres y perfiles de quienes deberían asumir, la Biblioteca Nacional y el Fondo Nacional de las Artes tienen nuevas autoridades. Al frente de la Biblioteca Nacional fue designado Elvio Vitali, ex director de Industrias Culturales y Acción Federal de la Secretaría de Cultura de la Nación, y uno de los dueños de la librería Gandhi. El nuevo vicedirector es el sociólogo Horacio González, quien proviene del ámbito académico y es titular de varias cátedras universitarias. En el Fondo Nacional de las Artes, que no tenía conducción desde diciembre del año pasado, se designó como presidente al economista, empresario y ex titular del Banco Central Javier González Fraga, mientras que la actriz y cantante Nacha Guevara será la nueva directora ejecutiva. Los anuncios fueron realizados anoche en Casa de Gobierno, luego de que los cuatro designados mantuvieran una reunión de cerca de media hora en el despacho del presidente Néstor Kirchner con el mandatario y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.
Luego de esta reunión los futuros directores de la Biblioteca Nacional –las designaciones se harían efectivas mañana– relataron que el propio Kirchner les hizo la oferta y destacó la importancia de sus aceptaciones, a fin de darle un cauce institucional a la severa crisis que atraviesan la Biblioteca Nacional y el Fondo de las Artes. “Recibimos sus comentarios, intercambiamos ideas y asumimos la responsabilidad de iniciar una gestión de ordenamiento y normalización de la Biblioteca”, explicó Vitali. El secretario de Cultura de la Nación, Torcuato Di Tella, no estuvo en la reunión en la que Kirchner ofreció los cargos a los nuevos funcionarios debido a “problemas burocráticos”.
El cargo de titular de la Biblioteca estaba vacante desde el 10 de mayo pasado, cuando renunció el poeta y periodista Horacio Salas por sus desacuerdos con el secretario de Cultura, Torcuato Di Tella, acerca del manejo de la relación con los sindicatos que agrupan a los empleados de esa repartición. La dimisión puso entonces al descubierto la presencia de varios frentes de conflicto en la Biblioteca, entre ellos las distintas internas gremiales, las reiteradas denuncias por robo de material y la imposibilidad de operar con un presupuesto que pasó de 12 millones de dólares a 7 millones de pesos.
Respecto de la relación que piensan mantener con los gremios, Vitali se limitó a razonar: “Si los gremios representan a los trabajadores, no veo por qué vamos a tener problema en charlar con ellos”. Consultado sobre los numerosos problemas a los que se enfrenta, el futuro director explicó que “nuestra tarea fundamental va a ser cumplir con lo que la ley dice que debe ser la Biblioteca: dar un servicio de excelencia, ponerla a disposición del público y de los investigadores. Son muchos los problemas de funcionamiento, además del tema de la seguridad. Como librero, una de mis prioridades va a ser el inventario. Un libro no catalogado es un libro que no existe para la Biblioteca. También pretendemos que asuma su función de cabeza del sistema nacional de bibliotecas y rector del pensamiento nacional. Sabemos que nos espera un trabajo arduo, pero aceptamos orgullosos el desafío”, expresó.
Elvio Vitali es un empresario librero, fundador de la librería Gandhi, candidato a diputado en las últimas elecciones (ver aparte). Su número dos en la Biblioteca, Horacio González, es sociólogo, docente de Pensamiento contemporáneo en la Facultad de Sociales de la UBA, alma mater de la revista El Ojo Mocho y autor de numerosos libros (La ética picaresca, El filósofo cesante y Arlt y la política, entre muchos otros) y de cientos de artículos publicados en revistas culturales y políticas. Su pareja es la intérprete folklórica Liliana Herrero.
Dentro de la Biblioteca Nacional también se designó un consejo asesor de intelectuales formado por el politólogo José Nun, el sociólogo Nicolás Casullo, la historiadora Hebe Clementi, el escritor y crítico literario Noé Jitrik y el sociólogo Horacio Tarcus, cuya tarea será la de sostener el área académica y de investigación de la Biblioteca, en la que la nueva gestión promete hacer especial hincapié.
Según el anuncio hecho anoche en Casa de Gobierno, en el Fondo de las Artes González Fraga tendrá a su cargo el manejo económico y financiero, mientras que Nacha Guevara será la encargada de la parte artística del organismo. La institución entró en crisis luego de un cruce de denuncias que llevaron a la renuncia de su ex titular, la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat, en diciembre del año pasado.
Todas las designaciones se produjeron luego de la crisis abierta en la Biblioteca Nacional y de algunas polémicas declaraciones de Torcuato Di Tella, quien al frente de la Secretaría de Cultura aseguró: “La cultura no es una prioridad para el Gobierno, que debe atender cuestiones sociales más urgentes, como la desocupación y la pobreza”. Sus dichos fueron duramente criticados por personalidades de diversos sectores de la cultura y por integrantes del Gobierno, entre ellos el ministro del Interior, Aníbal Fernández.

Compartir: 

Twitter
 

El propio Kirchner les ofreció los cargos a Elvio Vitali, J. González Fraga y Nacha Guevara.
 
CULTURA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.