DEPORTES › FINAL DE LA DAVIS EN BARCELONA

Copa de millones

La Copa Davis generó en 2008 un impacto económico global de 124 millones de euros, según un estudio elaborado por la Federación Internacional de Tenis (FIT) que se hizo público ayer. “Queremos decir a las ciudades interesadas que organizar un encuentro de Copa Davis es interesante desde el punto de vista económico”, comentó Juan Margets, vicepresidente de la FIT, desde Barcelona, donde a partir de hoy España y República Checa se enfrentarán en la final de la edición 2009. “Las repercusiones son excelentes”, insistió Margets, que estimó en casi 25 millones de euros el impacto económico global de esta final para Barcelona, teniendo en cuenta los ingresos que supone para el sector de la hotelería, además de la imagen de la ciudad que proyecta.

Además de los 124 millones de euros indirectos, la Copa Davis, competición por equipos nacionales disputada por 125 países de todo el mundo, generó 35 millones de euros de ingresos comerciales directos en 2008, que fueron a parar a la ITF y a los países participantes. En comparación, el US Open, uno de los cuatro torneos de Grand Slam, generó 278 millones de euros en 2001, el Abierto de Australia 90 millones en 2004 y la final de la Champion League de fútbol 2008 en Moscú 42 millones, según otros estudios publicados anteriormente.

En el plano deportivo, España tiene una gran chance para defender el título conseguido el año pasado en Argentina, en esta nueva final que disputará ante República Checa en el Palau Sant Jordi de Barcelona, aunque sus dos líderes, Rafael Nadal y Fernando Verdasco, no estén en su mejor momento. La serie comenzará con el partido individual entre el número uno local y dos del planeta, Nadal, y Tomas Berdych, según el sorteo realizado ayer. Luego será David Ferrer, y no Verdasco, quien se enfrente al checo Radek Stepanek. La superficie de la final será el polvo de ladrillo.

El partido de dobles lo protagonizarán mañana Feliciano López y Verdasco contra Jan Hajek y Lukas Dlouhy, dejando para la última jornada, el domingo, el duelo individual entre Nadal y Stepanek y el encuentro por el último punto entre Ferrer y Berdych. “Jugar en casa es una ventaja y las ventajas son que eliges la superficie y que tienes el público a tu favor”, declaró Nadal. Y agregó: “El público nos tiene que ayudar mañana (por hoy), hace creer más en la victoria”.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.