DEPORTES › ITALIA, EL CAMPEON DEL MUNDO, SE FUE DEL MUNDIAL EN PRIMERA RONDA, ULTIMO EN SU GRUPO

Tendrá que reinventar el catenaccio

“Vergüenza” titularon los medios de la península. Sin jugadores de auténtica jerarquía, reaccionó tarde ante Eslovaquia y terminó perdiendo con justicia, aunque un empate agónico lo habría clasificado a cuartos. El entrenador Lippi renunció.

Vittek se anticipa a Cannavaro y mete la pelota entre Marchetti y el palo. Es el 2-0 para Eslovaquia.
Imagen: EFE.

El actual campeón del mundo, Italia, no podrá defender el título que obtuvo hace cuatro años en Alemania, debido a que quedó eliminado ayer en el Mundial de Sudáfrica. Con un rendimiento decepcionante, los italianos se retiraron del torneo sin victorias, luego de caer 3-2 ante Eslovaquia, y desde aquel país calificaron la situación como “vergonzosa”. Los eslovacos festejaron el triunfo que les dio la clasificación a los octavos de final, detrás de Paraguay, que ganó la zona. Luego del partido, el técnico Marcello Lippi presentó la renuncia a su cargo.

Los jugadores de la selección italiana lamentaron no haber pasado de la primera fase, aunque asumieron su responsabilidad y admitieron que su juego durante el torneo no ha sido bueno. Según el arquero titular, Gianluigi Buffon, quien sólo jugó la primera etapa del debut ante los paraguayos al padecer una hernia discal, el equipo ha tenido mala suerte. “En general hemos sido desafortunados, pero es verdad que nos merecemos volver a casa porque hemos desilusionado a muchas personas”, afirmó Buffon. Además, el futbolista de la Juventus admitió que el equipo al que se enfrentó ayer “ha jugado muy bien”. “Pienso que ni ellos se imaginaban ganar este partido, pero lo han hecho porque se lo merecen”, indicó.

Por su parte, el mediocampista Gennaro Gattuso atribuyó la derrota a “cosas de la vida”, tras haber jugado apenas el primer tiempo del encuentro de ayer. “A veces se gana y a veces se pierde”, añadió. “Cuando ganamos el Mundial (Alemania 2006) nos habían llamado los ‘Caballeros del Trabajo’; ahora van a llamarnos ‘Caballeros de la Vergüenza’. Es normal. El fútbol italiano debe hacer un examen de conciencia, porque esta tarde tocamos fondo”, analizó Gattuso.

El jugador italiano de origen argentino Mauro Camoranesi, quien ayer no jugó, admitió que no esperaban ser derrotados en este encuentro: “No tengo una respuesta sobre qué nos ha pasado, tenemos una mezcla de tristeza y rabia, y la verdad es que ahora estamos confundidos”, declaró.

Sobre el seleccionador Marcello Lippi, quien asumió toda responsabilidad tras la mala actuación, Camoranesi dijo que “es una excelente persona”.

“Como jugador estoy orgulloso de haber tenido un entrenador como él, por lo que si hay que buscar responsables lo somos todos”, sentenció.

El conductor, precisamente, dijo luego de la caída: “Asumo toda la responsabilidad, no tengo excusas. Si un equipo tiene el terror en sus cabezas, en sus corazones y en sus mentes, y no es capaz de expresarse, entonces es que el entrenador no los preparó bien”. Lippi dijo sentirse responsable de no haberle dado al equipo la motivación adecuada para la Copa del Mundo y ofreció disculpas a sus aficionados y a su Federación por haber pensado que la selección estaría bien preparada. “Pensé que este equipo estaría en condiciones, pero no los he preparado bien; esperaba todo o nada, pero no la forma en que se desempeñaron”, destacó el entrenador que ganó el Mundial en Alemania 2006.

Lippi indicó que lamenta que se termine de esta manera su etapa como técnico. “Lamento que termine así mi trabajo; yo esperaba todo, no esto”, explicó. Y señaló que siempre estuvo convencido de que Italia podía superar la primera fase del Mundial, y también estuvo de acuerdo con quienes le dijeron que el fútbol italiano no pasa por un buen momento.

“Es francamente una vergüenza”, reaccionó el volante Andrea Pirlo. “Asumimos nuestras responsabilidades. Es lamentable no haber salido de un grupo así”, dijo el jugador del Milan. “Podíamos hacerlo mejor. No hemos ganado ni un partido... es una gran desilusión”, se lamentó Pirlo, que debutó en el Mundial jugando como suplente ante Eslovaquia, ya que se perdió los otros dos partidos a causa de una lesión. “Todo el mundo tiene la culpa –agregó Pirlo–. Creo que es el fin de un ciclo porque para muchos será difícil jugar otro Mundial. Por mi parte, estoy a disposición del seleccionador”, señaló, aludiendo al entrenador de Italia que deja el cargo, Marcello Lippi, y al probable nuevo técnico, Cesare Prandelli.

“Todos tenemos la culpa. Es una inmensa decepción”, coincidió Daniele De Rossi. A su vez, los zagueros Gianluca Zambrotta y Giorgio Chiellini también expresaron su decepción tras la eliminación del Mundial. “Todos somos culpables, no sólo (Marcello) Lippi. Asumamos nuestras responsabilidades”, dijo el primero. “Si terminamos últimos del grupo con Nueva Zelanda, Paraguay y Eslovaquia, con todo el respeto que tengo por esos equipos, es sin duda normal el ser eliminado”, agregó Zambrotta. “Estoy muy decepcionado”, señaló Chiellini, resumiendo el estado de ánimo de todos sus compañeros. “Eslovaquia merece clasificarse porque jugó bien”, apuntó el defensor, y remarcó: “Es la culpa de todos, porque todos somos un grupo”. En medio de una gran tristeza, Italia se fue.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.