DEPORTES › PERDIO 1-0 SOBRE LA HORA EN COLOMBIA

Boca sufrió un minuto fatal

Mantenía el cero ante Independiente Medellín, pero, en el último minuto del partido, le embocaron un zapatazo desde afuera del área.

El partido estaba terminado. Se empezaba a jugar el descuento y Boca ya celebraba el punto de Medellín. Pero el recién ingresado Jerez se distrajo, el colombiano Diego Montoya enganchó con derecha en la medialuna y sacó el remate bajo y seco, esquinado. Fue el único que Abbondanzieri no pudo contener en toda la noche. El partido estaba terminado, pero de golpe acababa de perderse. En el encuentro N° 200 en que lo dirigía Carlos Bianchi, Boca perdió su invicto en la Copa Libertadores y ahora tendrá que definir la clasificación en la Bombonera y en Guayaquil.
Como los colombianos precisaban una victoria como el aire para sostener sus aspiraciones, el técnico Luna decidió jugar con tres defensores, especulando con que alcanzarían para contener a Delgado y el Mellizo, y tirarse un pleno de tres cuartos de cancha hacia arriba.
Ese planteo le caía bárbaro a un Boca dotado casi exclusivamente de volantes de marca en el medio, que hacía negocio conteniendo los arrestos del local para negociar el punto. Paradójicamente, al conjunto argentino lo favoreció esa saludable condición tocadora de los colombianos, porque al toque atildado le faltó siempre la última puntada, la agudeza que se precisa en los 30 metros finales de la cancha. Independiente tocaba mucho y bien, pero no lastimaba. Y si Boca no podía esgrimir protagonismocomo la mejor arma de defensa, al menos le alcanzaba el trajín para no pasar grandes sustos. Inclusive, dispuso de algunas situaciones de peligro en el primer tiempo que hicieron ilusionar a sus hinchas, aunque para la primera hubo que esperar más de 20 minutos. Fue cuando, tras una subida de Ibarra con habilitación para Delgado, se molestaron el arquero González y Baloy, y con esfuerzo la sacaron al corner.
Por ahí se equivocaba Burdisso y Boca sufría un instante, pero el partido era equilibrado en la medida que Independiente no asustaba. Pasada la media hora, Ibarra sacaba un disparo cerca de un palo, y un rato más tarde, tras una buena jugada personal de Delgado, Barros Schelotto se tomaba un tiempo de más para definir y perdía la oportunidad.
Pero en el segundo tiempo, el equipo colombiano se adelantó en el campo, resuelto a poner tanto a jugar. Abbondanzieri salió a cortar lejos de su arco y casi queda pagando en la réplica. Al rato, el arquero sacó al corner un tiro libre con destino de gol. Independiente se transformó en un vendaval en los cinco minutos finales, mientras Boca se ponía el piloto y aguantaba el temporal. Ni con Battaglia en el campo, para recuperar el control del terreno, Boca retomaba el equilibrio del partido. Así llegó el gol de Montoya, y la inesperada derrota.

Compartir: 

Twitter
 

Javier Villarreal y Tressor Moreno se disputan la pelota.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.