DEPORTES › MANU TUVO LA POSIBILIDAD DEL EMPATE EN EL TIRO FINAL

Los Nets igualaron la serie

En la final de la NBA, Nets y Spurs están ahora 2-2 y mañana juegan de nuevo. Anoche el partido fue peleado y con poco goleo.

 Por Ariel Greco

Emanuel Ginóbili tuvo su tiro soñado aunque no pudo ser. Con menos de tres segundos para el final, el bahiense contó con la chance de lanzar un tiro abierto de tres puntos para igualar el partido, pero su intento se quedó corto y permitió que New Jersey Nets se quedara con el juego 77-76 e igualara la serie 2-2. Mañana se disputará el quinto partido, otra vez en el Continental Airlines Arena.
Con tres puntos de desventaja, San Antonio tenía la chance de igualar en los 4 segundos y medio que restaban. Entonces, Ginóbili tuvo la gran chance. Recibió sobre el costado izquierdo, con una finta desairó a Richard Jefferson, y lanzó bastante cómodo por encima de Kenyon Martin. Sin embargo, el lanzamiento se quedó corto, y de nada sirvió que Tim Duncan anotara tras el rebote. Así, a San Antonio se le escapó el partido.
El primer parcial fue muy parejo, con un ligero predominio de los Spurs. Como en los encuentros anteriores, la tónica fue la esperada: buenas defensas, muchas pérdidas, poca imaginación en ataque. Sin embargo, New Jersey introdujo a la serie una cuestión que todavía no había mostrado, que fue una marcada predisposición a jugar cerca del canasto. De esa manera, con un gran aporte de Kenyon Martin y del suplente Aaron Williams, los locales encontraron una vía de gol segura. Pero lo más importante de esa búsqueda fue la posibilidad de cargar de faltas a los jugadores más altos de San Antonio. Por eso, con tres faltas antes de la primera mitad, tanto Tim Duncan como David Robinson y Malik Rose debieron pasar demasiado tiempo en el banco de suplentes.
Con semejante ventaja, los Nets pudieron cristalizar una muy buena diferencia en el final del segundo período, cuando impusieron un parcial de 19-5. Con una conducción muy lúcida de Jason Kidd, más preocupado esta vez por asistir a sus compañeros que por anotar sus puntos, los Nets sacaron once al finalizar el primer tiempo. Mucho influyó en esa ventaja los pobrísimos porcentajes de campo de Tony Parker (1 de 10), Stephen Jackson (0 de 8) y Rose (0 de 9). En ese pasaje, Ginóbili casi no participó del juego en ataque. Anotó el único lanzamiento que efectuó al aro y le entregó una asistencia a Duncan.
En el arranque del tercer cuarto, los locales mostraron su mejor pasaje y llegaron a sacar quince puntos. Sin embargo, Gregg Popovich tomó una decisión drástica que le dio muy buenos resultados. Sentó a Parker, Jackson y Rose y mandó a la cancha a Claxton, Ginóbili y al veterano Willis. Con esa formación poco habitual, los Spurs consiguieron intensificar su defensa y a partir de allí mejorar un poco en el otro tablero. Claro que ese simple argumento bastó para que San Antonio, primero se acercara, y en la última jugada del parcial pasara al frente con una bandeja de Claxton.
A partir de allí, el juego se tornó friccionado, con muchos errores de ambas partes, porcentajes de cancha de minibásquet y pérdidas en casi todas las posesiones. De esa manera, tanto a tanto, llegó el momento de Ginóbili, pero esta vez falló.

Compartir: 

Twitter
 

Kenyon Martin y Duncan bajo el tablero de San Antonio.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.