DEPORTES › EL MANDATARIO JUAN MANUEL SANTOS PRONOSTICó UN TRIUNFO PARA MAñANA

Colombia juega con la bendición presidencial

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pronosticó que la selección de su país que dirige José Pekerman vencerá mañana a la Argentina. “Vamos a ganarle a Argentina, no les quepa la menor duda”, manifestó el mandatario durante la entrega de la bandera nacional a la delegación de Colombia que irá a los Juegos Panamericanos en Toronto (Canadá). Santos opinó además que la selección colombiana pudo haberle ganado a la de Perú el partido del domingo pasado en la fase de grupos que terminó en un empate sin goles. “Pero vamos a ganarle a Argentina. Tenemos equipo, tenemos selección”, afirmó el jefe de Estado.

Con James Rodríguez campeón con Banfield, Radamel Falcao y Teo Gutiérrez con River, más Pekerman en el banco, la selección de Colombia tiene sin dudas un toque argentino. Falcao llegó a River Plate en 2001 y pasó ocho años en el equipo de Núñez ganando un título (Torneo Clausura 2008) con 45 goles en 111 partidos y una grave lesión de ligamentos en medio, a finales de 2005.

En el campeón de 2008, el delantero colombiano, que no llegó a esta Copa América en su mejor momento, formó una gran dupla con el chileno Alexis Sánchez, una de las estrellas de la selección de Chile. Falcao fue vendido de River al Porto de Portugal, donde su carrera internacional despegó de manera definitiva y tocó su cumbre en el Atlético Madrid entre 2011 y 2013.

Para James Rodríguez, estrella en el Real Madrid del portugués Cristiano Ronaldo, Argentina también fue una etapa clave en su carrera iniciada en el Envigado, de la segunda división. James llegó a fines de 2008 a Banfield y al año siguiente participó en la campaña que le dio al club el hasta ahora único título de Primera, el Clausura 2009, conducido por Julio Falcioni. James no era el crack actual y su rendimiento fue bueno pero no brillante. Como Falcao, de Banfield fue vendido a Porto en 2010.

La relación de Teo Gutiérrez con Argentina es más complicada, con una primera etapa poco afortunada en Racing entre 2011 y 2012, un fugaz paso por Lanús y una reivindicación en River, en donde lleva ganados cuatro títulos desde su arribo a mediados de 2013 y es titular inamovible.

Pekerman, el entrenador de Colombia desde enero de 2012, ocupó el mismo cargo en la Selección Argentina entre 2004, cuando inesperadamente renunció Marcelo Bielsa, y 2006, tras el Mundial de Alemania. En ese proceso vivió dos episodios cruciales con Lionel Messi.

El primero ocurrió el 17 de agosto de 2005, hace casi diez años, cuando el rosarino se puso por primera vez la casaca de la Selección en un amistoso frente a Hungría en Budapest, el primero de los 100 partidos que lleva jugados con la Selección; quien dispuso su ingreso fue Pekerman, en el minuto 64 del partido. Menos de 60 segundos después, Messi era expulsado de roja directa.

El segundo ocurrió diez meses después, el 30 de junio de 2006, cuando la Selección se midió por cuartos de final en el Mundial de Alemania frente al equipo anfitrión. Messi, que había marcado un tanto en la goleada 6-0 sobre Serbia y Montenegro, arrancó en el banco. Nunca salió de allí: tras el empate 1-1 de los germanos, Pekerman eligió a Julio Cruz para hacerlo ingresar. Con Messi abatido y condenado al banco, el choque llegó hasta la tanda de penales en la que se impuso Alemania.

Compartir: 

Twitter
 

Copa América
Falcao y James Rodríguez entrenan con Argentina como objetivo.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.